PUBLICIDAD

MUSICA

Rockeros que decidieron no consumir sustancias y son Straight Edge

Para muchos, ser straight edge y permanecer sobrio es de lo más punk que hay.

Aunque en el mundo de la música el rock y el punk suelen relacionarse con el consumo de sustancias y el motto de “sexo, drogas y rock and roll”, hay una corriente que nació del hardcore y reivindica un estilo de vida alejado de las drogas y el alcohol; a veces también se incluyen las relaciones sexuales con muchas personas (algo bastante común en las giras, como ya nos enseñaron ‘Pink Floyd: The Wall’, ‘Rock Star’ y ‘Almost Famous’) y el consumo de carne. Se trata del straight edge, una forma de vivir a la que muchos famosos dentro del punk y el metal se adscriben.

Para muchos, el straight edge es de lo más punk que hay: es renunciar a una serie de mandatos sociales que llevan, en la mayoría de los casos, a envenenar el cuerpo en favor de ciertos sistemas e industrias. Es paradójico que se haya acuñado el término en los años 80, una década en la que las sustancias abundaban en los autobuses de gira y backstage, pero surgió como una respuesta al hedonismo que cobró vidas como las de algunos miembros del Club de los 27. Estos son algunos famosos y famosas de la escena que llevan un estilo de vida straight edge con orgullo:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Alissa White-Gluz

La actual cantante de Arch Enemy, que llegó a la banda tras la partida de Angela Gossow, ha dicho abiertamente que lleva un estilo de vida straight edge y, contrario a lo que se pueda pensar, es bastante fácil seguirlo al pie de la letra incluso estando de gira. “Sigo de fiesta, solo que no me intoxico cuando lo hago. Pero si otras personas quieren hacerlo es su elección. Si fuman prefiero que se alejen porque no quiero respirar eso. Pero por otro lado es, de hecho, muy sencillo. Ni siquiera es algo en lo que piense. En nuestro autobús, en la banda y en el drew no soy la única sobria ni la única vegana”.

Greg Graffin

El cofundador y vocalista de Bad Religion, quien también tiene un PhD en Zoología por la Universidad de Cornell y es profesor de ciencias en la UCLA, ha dicho abiertamente que él no consume drogas ni alcohol. “Soy straight edge, así que nunca he entendido cómo la gente puede funcionar con drogas y alcohol. Pero también sé que las drogas hoy son tan potentes que son infinitamente más peligrosas”. Y si lo dice Graffin, una de las leyendas del punk que además es un genio científico, le creemos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ian MacKaye

Es quizá al cantante de Minor Threat y Fugazi a quien le debemos el término “straight edge”. Y es que para él el punk no es solo un espacio para enloquecer e intoxicarse, sino una forma de protesta que requiere de una mente despejada para la expresión de las ideas. Él creó ese estilo de vida para sí mismo y mantuvo la abstinencia como una forma de protesta ante un mundo en el que se promueve el abuso de sustancias. También fue así que forjó su amistad con Henry Rollins, aunque no planeó que se convirtiera en todo un movimiento.

Henry Rollins

Gran amigo de Ian MacKaye, Henry Rollins es straight edge y, al mismo tiempo, es un activista por la legalización y la no criminalización de la marihuana en Estados Unidos. Aunque él dice que fumó una sola vez en su vida y “preferiría haber bebido un litro de pintura”, también ha defendido su postura al respecto, pues dice que es un asunto de ciencia y políticas públicas más que uno moral.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Steve Aoki

Quizá ahora no sea conocido exactamente como una personalidad del rock, pero antes de ser uno de los DJs más reconocidos del mundo, cuando aún era un niño, a Steve Aoki le gustaba el punk. En la universidad se inclinó hacia un estilo de vida straight edge sin drogas ni alcohol. Sí, parte de su show consistió durante muchos años en empapar al público con champaña, pero hoy en día no consume alcohol.







Podría interesarte
Etiquetas:RockPunkmetal
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD