PUBLICIDAD

MUSICA

Searching for Sugar Man: La estrella de rock de Detroit que nunca lo fue

La música está repleta de nombres y representantes que se convirtieron en leyendas, sobre todo en el rock. Pero  más allá de los rostros famosos y reconocidos hay que buscar sonidos que cautiven el alma. Para eso, la mayoría de las veces hay que salirse del mainstream, si sabes qué es lo que te gusta y dónde encontrarlo, probablemente des con esa gran canción, ese gran álbum o ese gran artista. Desafortunadamente, al no tener el apoyo de una gran disquera, algunos desaparecen con el tiempo o se mantienen con un perfil bajo. Otros abandonan el sueño por circunstancias más fuertes: como la muerte o la pobreza. Es válido preguntarse que si no fueron ricos y famosos fue porque no tenían talento necesario para obtenerlo; pero el dinero es un parámetro muy engañoso, sobre todo en esta industria. Las carreras de estos rockeros duraron lo que un suspiro, pero fue lo suficiente para causar escalofríos por su talento y permanecer en la memoria de algunas personas. Ese es el caso de Sixto Rodríguez, su obra e impacto fue retratada en el documental Searching for Sugar Man, nominado al Oscar en dicha categoría.

 

Searching for Sugar Man  muestra la historia de Sixto Rodríguez, un guitarrista y compositor de Detroit, de padres mexicanos quienes emigraron a los Estados Unidos durante los años 20. La vida de Rodríguez estuvo llena de carencias. El documental comienza con testimonios de gente que lo vio tocar o gente que produjo sus discos; muchos de ellos coincidían en su testimonio: Rodríguez fue uno de los 5 artistas más grandes con los que  tuvieron el honor de trabajar. Ninguno se explicaba cómo alguien con tanto talento, y con la producción de gente de peso en la industria para la época, había logrado pasar casi desapercibido.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


En un lado del mundo, Sixto veía su carrera acabada desde muy temprano. En el otro, florecía gracias a un Bootleg que llegó a parar a Sudáfrica en un momento difícil. Las letras del músico estaban cargadas de protesta, de amplia crítica política y social. En plena represión, durante los años 70, la música de Rodríguez empezó a sonar y a cobrar más fuerza debido a la lucha social que se daba en dicho país. Sudáfrica, para entonces, estaba controlada de forma hermética, artistas y músicos no podían tocar allí y la prensa sólo transmitía lo que era conveniente al gobierno, hacer lo contrario a esta voluntad era considerado traición y posteriormente la gente que cometía dicha falta era encarcelada o asesinada. Fue la música de Rodríguez la que contribuyó al florecer artístico del país en plena represión, un movimiento de bandas surgió inspirado en su música. Las propuestas estaban cargadas de inconformidad hacia el gobierno y el abuso de su autoridad.
 

Stephen 'Sugar' Segerman and Craig Bartholomew Strydom, dos Sudafricanos amantes de su música, se preguntaron si los rumores sobre su ídolo eran ciertos. Se decían muchas cosas, la más popular: que Sixto Rodríguez se había suicidado en tarima luego de terminar un concierto. La curiosidad los llevó a encontrar que existía una remota posibilidad de que aún estuviera vivo, de que los rumores eran totalmente falsos. De allí el título del documental, de la búsqueda de estos dos fanáticos de la música por un hombre cuyo arte les tocó el alma y cambió sus vidas.

 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El relato de esta búsqueda "detectivesca" revela que de hecho Sixto estaba vivo, pero  había “colgado las cuerdas” hacía mucho tiempo. Los sudafricanos no sabían que él seguía con vida y Rodríguez no sabía del impacto que su música había tenido en ese país. Un encuentro entre ambas partes era necesario.
 

En un momento se trata a Rodríguez como el mito; después el espectador le acompaña a descubrir, con él, la herencia que ha dejado en otro país; para  terminar satisfaciendo a su audiencia, sus fanáticos y a él mismo por conocer el impacto de su corta obra en las vidas de otras personas. Searching for Sugar Man es un documental hecho para toda la familia, especialmente a quienes gustan del folk, el blues y el rock con ese toque Dylanesco, sobre un hombre que caminó las frías calles y oscuros rincones de Detroit, que tenía cosas que decir pero que, lamentablemente, algunos norteamericanos no quisieron escuchar, pero que tendría su espacio en la historia Sudafricana de los años 70. La estrella de rock de Detroit que nunca lo fue.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD