Las historias de decepción y desamor detrás de 'Si tú me quisieras' de Mon Laferte

Las historias de decepción y desamor detrás de 'Si tú me quisieras' de Mon Laferte

Por: Corina -

Una historia de amor triste no es suficiente para quitarte la creatividad.


Cuando la carrera de Mon Laferte empezó a ascender y a ser bien recibida por el público y parte de la crítica, empezó lo que sucede con todos los que ponen su trabajo a juicio de los demás: los detractores y haters cayeron por todos lados tachándola de "copiona", juzgándola por su acento chileno, de pop para mujeres ardidas y despechadas... Afortunadamente, ante de llegar a la cima, Mon ya había pasado por muchas cosas en la vida, su camino a los conciertos y los álbumes estuvo lleno de pruebas difíciles, así que las malas críticas no le hicieron daño; todo lo contrario, cantó y compuso con más ímpetu y sentimiento.

Relacionadobesame-mucho-consuelo-velazquez-historia-significadoLa historia de pecado detrás de "Bésame Mucho", la canción mexicana más famosa 

De entre todas esas experiencias estuvieron las rupturas sentimentales, el corazón por el suelo y la inundación de lágrimas, elementos que ella retomó, procesó y convirtió en maravillosas canciones con las que todo el mundo se identifica:

«Yo no tengo fuerza, soy súper débil y llorona, necesito mucho, soy muy dependiente emocionalmente, no soy tan fuerte. Creo que mi mamá fue un poco dura conmigo, antes, cuando era más joven o adolescente, como que la odiaba, y decía "¿Por qué me tocó esta mamá tan dura?". Y ahora lo agradezco mucho, mi mamá fue tan dura desde niña que me trataba como si fuera adulto, ahora lo agradezco, porque eso me sirvió, vine aquí sola, muy chica, de hecho tenía como una semana de haber cumplido 24 años, como que me han tocado cosas difíciles en la vida, y las he podido afrontar».

De las experiencias duras de la vida que cuenta Mon, específicamente las que tienen que ver con el corazón y el amor, nacieron temas como "Si tú me quisieras", que no cuenta una sola historia, sino una etapa llena de desamor, desilusiones y hombres que la abandonaban:

«No soy como un gurú del amor, creo que las sufrí todas, creo que la idea de no sufrir no existe, súfrelo todo, llóralo todo. Tuve un chingo de novios para tratar de tapar eso y dejé que me quisieran. "Invítame a tal lugar", "sí, vamos", "págame la cuenta, ándale". Me dejé querer por todo el mundo, ¡Vámonos!, viví mucho en poco tiempo, lloré un chingo, me dio depresión, fui con el psiquiatra... Creo que quedarte llorando en la casa no sirve, tratar de mostrar a los demás que estás súper bien, tampoco, además creo que cada quién tiene sus procesos diferentes, esto me funcionó a mí, tampoco sé si lo superé aún, aparentemente sí, pero todos tenemos procesos diferentes».

A veces las decepciones son tantas y tan breves, a la distancia tan insignificantes, que lo mejor es reunir todo el sentimiento, que siempre es uno—dolor— y meterlo en una canción que retrate lo que sientes. La dependencia, la necesidad de sentirte querida, de sentirte amada, de sentir que le importas a alguien:

«Si tú me quisieras yo dejaba todo,
ya no iría a terapia.
Sé que te perdono,
con tu pelo negro tejería un cuento,
yo quiero vivir contigo este momento...».

Ni siquiera el lado más oscuro del amor puede privarte del alma y la creatividad, cada obstáculo que se atraviesa en tu vida te hace más fuerte y te ayuda a quitarte las vendas poco a poco. Mon hace de la tragedia las canciones más hermosas y eso es lo que importa.

Te puede interesar:
La historia detrás de 'Té para tres' de Gustavo Cerati
La triste historia detrás de 'Día de Enero' de Shakira
La dolorosa historia de terrorismo que inspiró 'Jueves' de La Oreja de Van Gogh

Referencias: