NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Razones por las que el rock está muerto pero el techno nunca morirá

7 de diciembre de 2017

Dave Zepeda

El Apocalipsis del techno como género contestatario y válvula de escape emocional y psíquica se antoja lejano e irreal.



Detroit es una ciudad roída, llena de yonkis y edificios abandonados. Una tierra olvidada por Dios, donde la burbuja financiera creada por la industria automovilística explotó en la cara a todos sus habitantes; dejándolos en la ruina o con una riqueza absurda, generada a partir de embargos a la clase trabajadora. El campo de cultivo perfecto para una generación perdida —vampiros como los describió Jim Jarmusch en Only Lovers Left Alive—, raves clandestinos y decibeles altos para escapar de la realidad y alcanzar el trance. Y obvio, un consumo desmesurado de muchas más y nuevas drogas; entre ellas el MDMA.



En éste contexto decadente y de luces neón crecieron Juan Atkins, Derrick May y Kevin Saunderson; la sagrada trinidad del techno. Tres afroamericanos provenientes de la clase marginada de Detroit (los marginados de los marginados en USA) que a partir de la experimentación sonora, la rabia inherente a la pobreza y el hedonismo juvenil desarrollaron un género que cambia la conciencia de quién lo baila y la forma en la que entiende la música.



Siguiendo los pasos de ciudadanos ejemplares de “Motor City”, que pronto se transformaría en "Techno City", como Smokey Robinson, Sixto Rodríguez y Stevie Wonder y caminando a contra esquina de J Dilla —el GRAN, J Dilla—, Atkins perfeccionó un sonido que se volvería el nuevo rock; una secuencia de beats y loops que alteraría la mente y vida de una ciudad entera. Al otro lado del mundo, Berlín atravesaba una situación similar a la de Detroit; de un lado del muro se vivía la opulencia y avant garde occidental y en el otro construcciones monumentales abandonadas, por la falta de recursos para culminarlas o el hermetismo arcaico del comunismo, eran ecos de un sueño que se convirtió en pesadilla.


El mítico Techno Viking


Estas variables se sumaron a la euforia sucesiva a la caída del Muro de Berlín y la creatividad de una generación antes menospreciada, para moldear un estilo de vida basado el techno, las drogas y un hedonismo que chocaba con lo deslavado y monótono que era el día a día de la clase trabajadora. Así nació una industria que hoy día vende millones de discos, entradas a raves —ya no todos clandestinos—, gramos de MDMA y microdosis de LSD. Una industria que ya no es contestataria y que en vez de generar o distorsionar la conciencia, persigue un establishment que siga enriqueciendo a superestrellas de Ibiza como Carl Cox, Sven Väth y Ricardo Villalobos; tres monstruos que hoy no serían nadie sin Atkins, May y Saunderson.



Casi como un acto de purismo sonoro y filantropismo, pensando en aquellos que preferimos las calles a las playas de Trópico, Distrito Global organiza Cinta Negra III y trae por primera vez a la Ciudad de México —si lo anales de la música electrónica no se equivocan— a uno de los padres del techno; Juan Atkins. El evento es el 8 de diciembre en Mooi Collective, Dr José María Vértiz 86, Col. Doctores, y lo abren unos viejos conocidos del under chilango: White Visitation y Jo Sep. Compra tus entradas en este link.



El Apocalipsis del techno como género contestatario y válvula de escape emocional y psíquica se antoja lejano e irreal. Los amantes de los beats atascados y el baile demencial podemos estar tranquilos; los raves clandestinos continúan existiendo, las drogas cada vez son más seguras y la triada del techno continúa activa. No son los mejores años del género y tampoco viviremos la experiencia de una fiesta ilegal dentro de una fábrica abandonada en Berlín o Techno City, pero con Atkins en las tornamesas escucharemos el vibrar del alma de ambas ciudades.


**


Te puede interesar:


30 canciones clave para entender la historia de la música


Rebeldes del techno: el panorama actual de la música electrónica en México



TAGS: Historia de la musica Drogas
REFERENCIAS:

Dave Zepeda


Corrector de Estilo Sr

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

ELLA, el movimiento feminista que crea un nuevo paradigma social en Iberoamérica Permíteme tenerte una vez más, te prometo no pedirte que te quedes Sólo al decir "adiós" podemos valorar lo que tenemos Quién hace la voz y otras cosas que debes saber sobre la alerta sísmica Me excitaban sus mentiras, sus celos, su locura Las amistades entre artistas e intelectuales más famosas de la historia

  TE RECOMENDAMOS