Música

The Good, the Bad and the Queen: La banda de Damon Albarn que debes escuchar

Música The Good, the Bad and the Queen: La banda de Damon Albarn que debes escuchar

El desprecio hacia lo novo británico es el tema principal en este proyecto de Damon Albarn que sigue su ideología de los años de Blur y lo lleva a otro nivel.



La vida moderna es una basura… en esta tierra agradable. Si el sueño americano es una mierda, el británico seguramente es mucho peor, o al menos eso pensaba Damon Albarn hace 20 años cuando escribió la trilogía de álbumes de Blur que servirían como un guidebook hacia la vida contemporánea del Reino Unido, con sus locuras, discrepancias y vacíos. Modern Life is Rubbishfue el primero de esos trabajos, seguido de Parklife y después The Great Escape. En cada uno de los temas de ese disco, veía desde su torre a toda una sociedad, y la categorizaba, burlándose de ella o preocupándose por su idiosincracia.



Esa parecía ser la voz de Albarn, pero decidió alejarse de ella, concentrándose en otras cosas: llegó Gorillaz, se separó Blur, y el observador británico estaba de descanso… hasta 2007, cuando decidió crear un nuevo álbum que sirviera como una continuación ideológica a la trilogía de Blur. En ese tiempo, Albarn trabajaba con Danger Mouse, el productor, en algunas canciones, pero después decidió acompañarse de algunos de los músicos más grandes que conocía. 



The Good, the Bad and the Queen: La banda de Damon Albarn que debes escuchar 1


Paul Simon de The Clash, Simon Tong de The Verve y Tony Allen, un aclamado músico nigeriano (considerado el mejor baterista de la actualidad) se unieron al proyecto de Albarn: un duro juicio en contra del Reino Unido y su posición a 15 años de Modern Life is Rubbish, una serie de canciones que hablaban sobre perdición, pasado, futuro y la insignificancia del individuo promedio dentro de esa isla en el hemisferio norte. 




Lo interesante es que el proyecto no tiene nombre… o carecía de uno. Sin pensar en un título para su proyecto, el cuarteto grabó en Nigeria, en un estudio de Tony Allen, y lanzaron el álbum The Good, the Bad, and the Queen, con un arte clásico británico que hace referencia a todos los sonidos que integra. El resultado era una especie de presentación de cabaret y una mezcla entre un solitario cantante ebrio en las calles de Londres, y sin desearlo, la banda se ganó el mismo nombre que su álbum. The Good, the Bad and the Queen, ganando reconocimiento inmediato entre sus contemporáneos, la crítica, y los fanáticos. No era parecido a Blur, era completamente ajeno a Gorillaz, pero tenía esa esencia que Albarn inserta en cada álbum.




«No es un álbum comercial. Así que el reconocimiento que ganamos te muestra que puedes hacer música que mueva a la gente sin irse por la ruta obvia. No he estado en una banda en 17 o 18 años, y luego Damon me pidió que escuchara algunas canciones que grabó en Nigeria. Lo había conocido antes, en la recepción de la boda de Joe Strummer. Compartimos ideas sobre la gente, estilos musicales y dónde vivíamos. Con la música, quise complementar los ritmos de Tony. No me gusta sobrecomplicarme, no soy capaz de hacerlo, para ser honesto. Las letras, la atmósfera londiense, todo ese evolucionó mientras tocábamos. Hay un montón de trabajo en el disco y Damon tiene visión para los arreglos y todos trabajaron alrededor de ello. Pero ya se acabó todo. No haremos otro disco, y no le pusimos nombre a la banda porque un nombre es para un matrimonio»

-Paul Simonon


The Good, the Bad and the Queen: La banda de Damon Albarn que debes escuchar 2


Aunque Simonon afirmó que no habría un segundo álbum y que no tenían un nombre, el tiempo demostró lo contrario. La banda oficialmente ya se denomina The Good, the Bad and the Queen, y recientemente lanzaron el álbum Merrie Land, sin Danger Mouse, siendo reemplazado por Tony Visconti, productor de David Bowie, el cual es la continuación apropiada de la idea inicial, ahora haciendo otro juicio sobre Inglaterra dentro del contexto del Brexit, la situación política actual, y la separación de las juventudes de las generaciones antiguas. Siguiendo el mismo tipo de sonido, se mantiene como la cosa más británica creada actualmente, mientras al mismo tiempo es un fuerte detractor de lo que significa vivir ahí y ser parte de esa cultura.



The Good, the Bad and the Queen: La banda de Damon Albarn que debes escuchar 3


The Good, the Bad and the Queen es un proyecto digno de situarse al lado de Blur y Gorillaz como de los más importantes de Damon Albarn (ya que tiene varios proyectos aparte), pero es uno de los más fuertes ya que nace a partir de una sola idea y toda su construcción gira alrededor de ella. Es una obra de británicos para británicos en un intento de despertarlos, o mostrarles la cruda realidad en la que viven: gente vieja rehusándose a darle paso al futuro, arruinándole las oportunidades a las próximas generaciones; personas que aún creen que la monarquía es relevante y que pierden sus días viendo programas de televisión mientras la cultura desaparece a su alrededor. Vaya, la vida moderna es una mierda.


The Good, the Bad and the Queen: La banda de Damon Albarn que debes escuchar 4




Referencias: