Todos hablan de Nirvana pero nadie de las mejores voces femeninas de los 90
Música

Todos hablan de Nirvana pero nadie de las mejores voces femeninas de los 90

Avatar of Adán de Abajo

Por: Adán de Abajo

8 de marzo, 2016

Música Todos hablan de Nirvana pero nadie de las mejores voces femeninas de los 90
Avatar of Adán de Abajo

Por: Adán de Abajo

8 de marzo, 2016



You know I'm such a fool for you

you’ve got me wrapped around your finger

Do you have to let it linger?

Do you have to, do you have to, do have to let it linger?

(THE CRANBERRIES –Linger)

Nada de Nirvana

De ningún modo el grunge fue lo único ni lo más representativo en el rock de la década de los 90. Mucho menos Nirvana fue lo más importante con respecto a este subgénero musical. El ruidoso y publicitado deceso de su vocalista: Kurt Cobain, por propia mano y escopeta, y la búsqueda desesperada de figuras a quienes mitificar por parte de la cultura occidental, tal vez le brindaron a él y a su grupo una sobrevaloración desmedida. Probablemente toda una serie de factores diversos contribuirían a hacer de Nirvana una leyenda, de la que su calidad musical difícilmente compite con la de agrupaciones como los Stone Temple Pilots, The Smashing Pumpkins, Pearl Jam y algunas otras, cuya estética sonora sobrepasó los límites de las guitarras distorsionadas del grunge y los llevó a sumergirse en estilizadas atmósferas y ambientes auditivos bastante vívidos y bien cuidados, trascendiéndolo para explorar otros, como el dream pop, el space rock, el darkwave, el surf, el progresivo, incluso el folk.


nirvana

Partiendo del hecho de que de ningún modo este subgénero musical fue lo único ni lo más emblemático de los 90, vale la pena desempolvar los discos de algunas bandas que apenas o ni siquiera rosaron el estruendo del grunge, pero cuyo sonido sin lugar a dudas marcó también el ambiente juvenil noventero. Sobre todo por las voces sutiles y renovadoras de sus vocalistas féminas. No pretendemos enumerar su discografía entera, ni a todas las bandas de esta categoría, tampoco narrar la historia completa de sus agrupaciones, más sí intentar revitalizar uno o dos de los álbumes de cada una de ellas, las cuales fueron lideradas por aguerridas mujeres de hermosas voces en la década de los 90, o de la generación X, como se les decía:

 The Cranberries

 The Cranberries

Nacidos justo al inicio de los 90, cuando dos hermanos músicos autodidactas, panaderos e irlandeses no lograban figurar por ningún motivo en el panorama musical de Dublín, sin conseguir trascender apenas el sonido del punk, opacados desde luego por figuras como U2 y Sinead O´Connor.

Con la llegada a sus filas de la cantante: Doloroes O´Riordan, The Cranberries, se apoderó del panorama mundial del rock, saltando desde Dublín y Edimburgo para saturar las estaciones de radio y los canales musicales de América. Vendieron millones de discos tan sólo con sus tres primeros álbumes, convirtiéndose en líderes indiscutibles de la música en inglés por aquellos años. Penetraron primero los ambientes universitarios de Estados Unidos, contagiando y ganándose de inicio a un público hasta cierto punto culto pero juvenil, a principios de la década. Enarbolados con su primer y magnífico album: Everybody Else is Doing It, So Why Can´t We. Uno de los mejores, a nuestro gusto, en la historia del rock. Este disco circuló primero en cassette por los dormitorios y fiestas universitarias de Boston, Nueva York, San Francisco, Portland y otras ciudades con importante población estudiantil. Extendiéndose cada vez hasta convertirse en una banda de masas.


Con la llegada del disco compacto, The Cranberries vendió millones de CDS. Este álbum especialmente sobresale entre toda su obra por la utilización de guitarras limpias, muy bien armonizadas, con apenas unas poquísimas distorsiones y efectos sonoros. Combinados con la voz de O´Riordan, la que entremezcla una magnífica técnica vocal bien adaptada a un pop fino, con sutiles y muy lejanos ecos de postpunk y newave de los 80, evocaciones de cánticos celtas y coros de la Iglesia Católica Irlandesa. La pieza Linger destaca sin lugar a dudas, sin opacar a las otras, compuesta por la propia O´Riordan. De hecho, todo el álbum resulta maravilloso, incluso tras muchos años de haber sido lanzado y luego de estar en las listas de popularidad. Vale la pena volverlo a escuchar de principio a fin junto con el resto de su producción discográfica, especialmente los tres o cuatro primeros discos antes de 1995.

Dolores O´Riordan no soportó la abrumadora fama: de temperamento frágil y nervioso, con tendencia a la bulimia, las fantasías desmedidas y los temores, las crisis nerviosas y la depresión, se vio obligada a abandonar los conciertos y las giras masivas, regresando trabajosamente a la industria musical después de los 90, primero con un proyecto en solitario un tanto errático y un par de intentos nada fructíferos de reunir a su vieja y otrora exitosa banda.

Cranes

Cranes

No tan conocidos, muchos no habrán escuchado jamás hablar de ellos. Considerados actualmente una banda de culto, nunca fueron un proyecto de conciertos masivos. Preferían las salas pequeñas e íntimas para ofrecer sus espectáculos. De hecho, gozamos del privilegio de verlos y escucharlos en vivo en 1994 en el antiguo Roxy: un viejo cine-foro en el Centro de la Ciudad de Guadalajara. Enamorándonos de su hermosa cantante: Alison Shaw, la banda inició en 1989 en Inglaterra, tras autoeditar y producir su primer cassette, recorrieron los foros alternativos, teatros viejos y antiguos cines e iglesias abandonadas utilizadas como pequeñas salas de concierto de muchas ciudades del mundo. Con una música tranquila, de finísima y etérea manufactura, catalogada como gótica que  mezclaba hábilmente elementos acústicos con sintetizadores, guitarras eléctricas y la voz casi infantil y espacial de Shaw.



Comenzaron a cobrar mayor fama y cierta popularidad gracias a unas célebres sesiones para la Radio de la BBC de Londres. No podemos dejar de mencionar su álbum: "Pale Blue Sky", de apenas inicios de los 90. Con elementos darkwave, góticos, entremezclados con la guitarra acústica de Shaw y su voz fantasmal, inocente pero oscura, su música aparenta ser repetitiva de inicio, cuando comenzamos a escucharlo. Pareciendo que este disco será primordialmente acústico, destacándose Alison Shaw en algunos tracks con su guitarra de madera. Haciéndonos creer que será una producción folk. De pronto, sin previo aviso, emerge la poderosa guitarra eléctrica bien distorsionada y una multitud de sintetizadores dark que arremeten nuestros tímpanos y corazones, y nos remiten a lo mejor de The Cure, por ejemplo, a quienes telonearon durante años. De esta producción destacan melodías legendarias como ´Paris and Rome´, que ocupó algunas listas de popularidad por aquellos años, ´Pale Blue Sky, la cual brinda nombre al álbum y ´Réviere´. Aunque consideramos que la totalidad del disco es magnífico. Y que incluso toda su producción discográfica, sin excepción, merece bastante cuidado.

 Cocteau Twins

Cocteau Twins

En Realidad, los Cocteau Twins estuvieron activos desde mucho antes de los90, abarcaron casi toda la década perdida. Surgidos aproximadamente en 1982, la banda desapareció en 1997. Tendríamos que comenzar por su vocalista: Elizabeth Fraser, de quien la crítica señaló y continúa afirmando que su voz no tenía precedentes en la historia del rock. Alcanando tonalidades y matices por completo fuera de lo común. Además, está la guitarra inigualable de Robin Guthrie, con la que experimentó en efectos totalmente novedosos para aquellos años. De ellos hay muchísimo por hablar, incluso que prácticamente crearon un género nuevo de rock que actualmente se denomina Shoegazing. Se dice que ambos artistas se conocieron en un concierto de Birthday Party, en un club ochentero donde Guthrie ejercía como DJ y donde a su vez fueron enganchados por el legendario sello discográfico 4AD Records.



Al igual que Cranes, nos parece que de los Cocteau Twins vale la pena coleccionar todos y cada uno de sus álbumes. Aunque recomendamos, por ejemplo, para los neófitos deseosos de un pequeño paraíso u oasis musical, en estos días de sequía auditiva, su disco "Blue Bell Knoll". Incluso es muy recomendable la obra independiente de Robin Guthrie, con varios proyectos en solitario y su otro proyecto con vocalista femenina: Violet Indiana, del cual no nos cansamos de escuchar todos sus discos.

 Mazzy Star

década de los 90

En cuanto a vocalistas de los noventas, entre Alison Shaw, Elizabeth Fraser y Heidi Berry, a su vez vocalista de This Mortal Coil, por ejemplo, incluiríamos sin dudarlo la voz de Hope Sandoval, entre voces etéreas, hermosas, sutiles y renovadoras de la música en aquella década.

Mazzy Star comenzó a finales de los 80 con Kendra Smith como vocalista, acompañada por David Roback en la guitarra. Smith y Roback se separaron, integrándose posteriormente la amiga de la primera: la bella Hope Sandoval. Se dice que Sandoval y Roback, además de haber sido una importante pareja creativa y núcleo central de la banda a inicios y mediados de los 90, también fueron pareja sentimental, pero las rupturas amorosas no dejarían de afectar su producción artística. Después de 1995 Hope Sandoval anunció la separación definitiva entre ella y Roback, lo que implicaba, desde luego, la disolución radical de Mazzy Star.

De este grupo es muy célebre y emblemática de los noventas, la pieza ´Fade In to You´, incluida en su álbum de inicios de la década: "So Tonight That I Might See", el que, de hecho, es uno de los mejores dentro de su producción. Pero también están sus otros dos discos: "Among My Swan" y "She Hangs Brightly". Cada uno de sus discos y cada una de sus melodías son excelentes. Con influencias retro: del rock de los sesentas y setenta, pero a la vez con novedosas tonalidades y aires renovados de dream pop, space rock, shoegazing, post-folk y newave. Recomendamos poner atención en particular a la pieza Look on Down from the Bridge, incluida en Among My Swan. Tampoco dejar de prestar atención a la obra que Hope Sandoval continuó produciendo por sí misma, sin Roback, desde finales de los noventa hasta la fecha. Por ejemplo su disco: Hope Sandoval & Te Warm Inventions, a cuya pieza: In To The Low no hay que cometer el pecado de dejar, por ningún motivo, de escuchar.


Referencias: