Música

Así suena 'Tranquility Base Hotel & Casino', el nuevo disco de los Arctic Monkeys

Música Así suena 'Tranquility Base Hotel & Casino', el nuevo disco de los Arctic Monkeys

Si sólo eres fan de "Fluorescent Adolescent" o "R U Mine" este disco no te va a gustar...



«I just wanted to be one of the Strokes, now look at the mess you made me make / Sólo quería ser uno de los Strokes, ahora mira el desastre que me hiciste hacer». Alex Turner revela su verdadero ser de inmediato en "Star Treatment", el primer track de su nuevo álbum: un hotel de jazz donde sólo te sentarás a beber whisky mientras derramas tu corazón.


Tuvieron que pasar cinco años para tener a nuestro alcance un nuevo material de los Arctic Monkeys. Una de las mejores agrupaciones inglesas de la actualidad que podría inmiscuirse al menos en cuatro géneros musicales —psicodelia, garage rock y una fusión entre el indie rock y el post punk— ha dejado escuchar su nueva esencia, sorprendente para muchos, disfrutable para pocos.


Si eres de los fans que se enamoraron de la banda encabezada por Alex Turner, Jamie Cook, Nick O’Malley y Matt Helders con canciones como “Brianstorm” y “Flourescent Adolescent” de su segundo álbum Favourite Worst Nightmare o con la maravilla que fue hace cinco años AM quizá no desees leer la reseña de Tranquility Base Hotel & Casino, ni escucharlo.


post-image


Está disponible desde el 11 de mayo en todas las plataformas digitales, saldrán ediciones especiales en vinilo y es uno de los lanzamientos más esperados para los amantes de la música. Pero ¿por qué decimos que quizá no desees seguir leyendo esto?


Las opiniones con respecto al disco estarán divididas: la crítica lo está aclamando, pero el público está consternado con el nuevo álbum de la banda originaria de Sheffield, Reino Unido.


Los dos discos anteriores —Humbug y AM— tuvieron la participación de uno de los exponentes del stoner rock Josh Homme. El sonido de esos álbumes de los Arctic Monkeys, era oscuro y era notoria la influencia del Queen of the Stone Age. Incluía guitarras duras, un rasgueo del bajo constante y percusiones que hacían vibrar cada parte de tu cuerpo de los pies a la cabeza. Ahora, todo eso ha cambiado.


Tocaron en un concierto en San Diego la canción homónima al nuevo álbum y la reacción de la gente fue buena. Es posible ver en el video que la gente movía la cabeza disfrutando el ritmo. Pero ¿esos son los Arctic Monkeys que estábamos acostumbrados a escuchar? No.



Quizá podríamos atrevernos a decir que el Tranquility Base Hotel & Casino no tendrá un hit como sus discos anteriores. Están mostrando una faceta completamente distinta. No es mala y refleja un crecimiento musical digno de resaltarse. La composición y complejidad de cada tema nos hace pensar que aquellos jóvenes con ansias de rock y riffs de guitarra ahora son adultos con ganas de hacer algo más de sus vidas.


Han cambiado mucho y lo hacen para bien. Las agrupaciones de cualquier género musical deben reinventarse, adentrarse en nuevas atmósferas y madurar de la misma manera. En Tranquility Base Hotel & Casino podrás escuchar a otros Arctic Monkeys desde el minuto uno de “Star Treatment”; un piano y percusiones más cercanas al jazz envuelven la voz de Alex Turner, exacto jazz y una voz oscura inconfundible.



A lo largo del disco, los teclados y sonidos de órgano al mero estilo de la psicodelia de los 60 son completamente palpables, las sonoridades que han encontrado son completamente orgásmicas, aunque de pronto se extrañen aquellas guitarras que ya eran tan características.


Son 11 canciones, para cada una de ellas la oscuridad es similar. Las variedades de pianos, teclas y órganos son los protagonistas de toda esta pieza que será del agrado de muchos, pero no de todos. El sonido psicodélico y la voz inconfundible de Turner es lo único que nos hace saber que ese disco lo interpretan los Arctic Monkeys.


post-image


La crítica lo está recibiendo de buena forma, en general con calificaciones entre 7 y 8 de un total de 10. Es un disco perfecto, es bello musical y, líricamente, no se parece a nada que hubieran hecho antes, pero seguramente en vivo esas sonoridades oscuras penetraran todos y cada uno de tus sentidos.


El disco entero, de inicio a fin lleva una línea conceptual muy bien definida, nada está fuera de lugar, pero a lo largo de los 11 temas te costará trabajo reconocer a esos Arctic. Mil corazones rotos —de sus fans que querían más hits rockeros— y botellas de whisky, así suena el nuevo disco de los Arctic Monkeys.


Tranquility Base Hotel & Casino ya está disponible en todas las plataformas digitales. Y si no nos crees todo lo que te dijimos, escúchalo tú mismo.





Referencias: