Para Benito, la muerte de su padre, Gustavo Cerati, es algo que apenas empieza a superar.



De las pérdidas más fuertes en la vida se encuentran la de un hijo o la de un padre, un dolor imborrable con el que uno tiene que acostumbrarse a vivir. Puede ser que la pérdida suceda de manera abrupta, o que, tras un prolongado tiempo de enfermedad el ser querido parta al fin. No obstante, en ninguno de los casos el corazón se prepara lo suficiente para afrontarlo. Cuando sucede, sólo queda un hueco enorme que no se llena con nada y que, cada que recordemos o mencionemos el nombre del ser querido, provoca un dolor sordo y una terrible sensación de ahogo... Nunca dolerá menos, nunca se olvidará y siempre se derramarán lágrimas al pensar el ello...



Benito Cerati habló sobre lo que significó en su vida perder a su padre, Gustavo Cerati. Benito tuvo que vivir con la angustia y la presión de ver a su padre postrado en una cama de hospital en estado de coma, tuvo que lidiar con la desesperación y la incertidumbre. Aunque, por supuesto, nada de eso se compara con la tristeza de ver a un padre inmóvil luchando por vivir.


Acostumbrado a ver a Gustavo partir por meses enteros debido a su carrera, a tener una figura ausente pero que, en el fondo, sabía que con levantar el teléfono podría escucharlo; a Benito le resultaron extrañas las últimas palabras que le dijo su padre, las cuales lo dejaron en un estado de inquietud y preocupación. Benito narra su última conversación:


«Me acuerdo de que lo último que me dijo mi viejo fue “no nos vamos a ver por un largo tiempo, muchacho. Cuídate.” Y se fue de gira. X el universo».

— Benito Cerati (@Vanity_Sexx) 3 de julio de 2018



Tiempo después la familia Cerati recibiría la noticia del derrame cerebro-vascular que sufrió Gustavo Cerati, entonces las vidas de toda la familia se suspendieron en un punto crítico y agonizante. Cada miembro luchaba a su manera para mantenerse fuerte y no quebrarse ante la imagen de Cerati en una cama de hospital:


«Los cuatro años siguientes fueron horribles. Fueron ver a un padre morir todos los días. Fueron cuatro años donde mi vida estuvo estancada. Donde no hubo progreso, sólo deterioro físico y mental para la familia. Hoy, recién en estos momentos estamos empezando a salir adelante».

— beni (@Vanity_Sexx) 3 de julio de 2018



Poco antes de que Gustavo Cerati partiera para siempre, Benito fue a visitarlo al hospital para darle la buena noticia de su nominación a los Premios Gardel, según Benito, Gustavo apretó ligeramente los dedos y se estremeció:


«La última vez que pude visitar a mi papá en el hospital fue para decirle que mi disco había sido nominado a los Gardel. Hizo un movimiento semejante al que hacemos cuando nos da un “chucho de frío”, y apretó los dedos. El día que yo debía ir a los Gardel fue cuando falleció».

— beni (@Vanity_Sexx) 3 de julio de 2018


-

La pérdida de Benito Cerati es la misma que sufrió en mundo de la música, aunque claro, ni de cerca se puede comparar con el dolor que siente él y que tiene que superar todos los días para continuar con su vida. Al igual que Benito, el rock en español debe recuperarse de la abrupta despedida de Cerati.


Música ligera para ti, y hasta siempre, Gustavo Cerati.


*

Te puede interesar:


La verdadera historia detrás de 'De música ligera', la canción más importante de Soda Stereo

5 canciones que Soda Stereo quizá se robó de otras bandas



Referencias: