Música

Una épica noche con Michael Nyman en México

Música Una épica noche con Michael Nyman en México

Nuevamente, el Reino Unido hace gala del grandioso abanico artístico que alberga en su territorio en este año tan especial dedicado a subrayar las relaciones amistosas que sostienen con México. En un show completamente agotado, melómanos famosos y desconocidos se reunieron en el Teatro de la Ciudad para presenciar el último programa de esta breve gira del compositor inglés en el centro del país, acompañado por la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México. La primera parte del programa consistió en una única obra ejecutada por una sección de instrumentos entre cuerdas y vientos, destacando de entre ellos la presencia de un bajo eléctrico que les dio un matiz extraordinario con Nyman dirigiendo desde el piano. Posteriormente se reunió la orquesta completa con la dirección del mexicano José Areán, para ejecutar “Música a gran velocidad”, estrenada en 1993, y que fue acompañada por un collage de proyecciones de diversas escenas pertenecientes a películas mexicanas como Tizoc y Amores Perros, que “reciclaron” del homenaje al compositor que se llevara a cabo en el marco del Festival Luces de Invierno en diciembre pasado.

50523300

Una vez más el programa sufre un giro de tintes para tornarse menos sobrio, mientras se proyectaban escenas de las clásicas “Como agua para chocolate”, “Y tu mamá también”, y “El Peñón de las Ánimas”, para culminar con escenas de fuegos intensos. Entonces da inicio otra sección que recobra ese carácter dramático de tantas producciones cinematográficas, ahora acompañada de una compilación de escenas sobre películas de la Revolución, específicamente de la maravillosa "Enamorada", y después de "Nosotros los pobres" cobrando renovados bríos de música popular mexicana, pero sin abandonar las tensiones propias de lo que el cine llega a contar. Y así hasta desembocar en un segmento de escenas de bailes y salones un poco del cine de ficheras, Lyn May y las indispensables de Garcés, Tin Tán y Tongolele. La gloriosa segunda parte del programa se dedicó a revisar algunas de las obras más famosas del compositor, entre las que destacaron dos piezas de la banda sonora de la película de época The Draughtsman's Contract (El contrato del dibujante), que fueron nuevamente dirigidas por el mexicano, mientras el Maestro Nyman se encargó de ejecutar la percusión en el piano. Dicha parte mucho más amena, ya sin esa necia compañía de proyecciones que vinieron a distraer, más que complementar. Cabe señalar que “Chasing Sheep is best left to Sheperds” (Perseguir ovejas es mejor dejárselo a los pastores”), es una pieza que hace un par de años “permitió samplear” a los Pet Shop Boys para su sencillo “Love is a bourgeois construct”; y que a pesar de ser una obra minimalista, funcionó para una película que desarrolla un tema del siglo XVII.

©ADeniau2012_MNB-1149

Posteriormente se incluyeron dos piezas compuestas durante la intensa mancuerna Greenaway-Nyman, para la película A Zed & Two Noughts (Una zeta y dos ceros), incluyendo la vigorosa versión acústica de “City of Turin”, misma que inicialmente era interpretada por David McAlmont, preparó al público para la última parte del concierto. Las emociones que esta pieza detona le prepararon el camino a la “Sinfonía N°2, Distinto Amanecer”, uno de sus más recientes estrenos y la obra con la que tan grandioso concierto concluyó. En definitivo, fue un concierto más que emotivo, a la altura musical de un compositor tan auténtico como Michael Nyman, que además deja muchas lecciones y ejemplos para los músicos jóvenes, y sobretodo para los compositores que buscan desarrollar narrativas que van más allá de lo sonoro.

michael_nyman_bandcadeniau2012    

Referencias: