Una tempestad llamada Foals
Música

Una tempestad llamada Foals

Avatar of Rapunkzel

Por: Rapunkzel

10 de marzo, 2016

Música Una tempestad llamada Foals
Avatar of Rapunkzel

Por: Rapunkzel

10 de marzo, 2016




Nuestra recompensa fue grande. Y es que tras ocho meses de accidentada espera, finalmente pudimos volver a disfrutar en vivo a una de las agrupaciones más queridas, y crecientemente seguidas de la música actual: Foals, y casi por arte de magia, hasta ambientados con el helado clima a semejanza del británico, rematado con arcoiris que prevalecieron todo el día y nos acompañaron mientras aguardábamos en la devota fila que se constituyó afuera del recinto. 

El pasillo en medio de la barricada reveló que Yannis haría de las suyas tarde o temprano, y como ya es su costumbre. Entonces, a la hora señalada, el desvanecimiento de las luces y la música preludio que los acompaña en esta gira inició el clímax que anunciaba también que el momento había llegado. Contrario a lo que dicta la tradición, de comenzar con la canción con la que abre el disco más reciente, poco a poco se distinguieron los acordes de 'Snake Oil', en un tempo más lento que el original, pero que no comprometió la encendida de los fanáticos. 

foals concierto

Tal como algunos anticipamos a través de las redes, continuó la clásica 'Olimpic Airways' que ayudó a elevar las emociones velozmente, aunque de igual manera fue interpretada ligeramente más lenta. Entonces vino la gran sorpresa de la noche al iniciar 'Blue Blood', puesto que no estaba incluida en el set que habían ejecutado en estos primeros dos meses de gira, y siempre es un gusto escuchar una de sus más preciosas, y queridas canciones. En su lugar interpretaban 'My Number', que inicia con su alegría para poner a brincar a la audiencia. Se agradece enormemente que se tomaran esos días de pausa en la gira para modificar el setlist, siempre es emocionante pensar en que un concierto se comprende de sorpresas, y no de listas monótonas. 

Llegó el turno de 'Give it all', idónea para reponernos de la asaltante conmoción de su antecesora. Una canción que en vivo resulta mucho más intensa a como la escuchamos en el reproductor. Después, Yannis brindó con nosotros, a instantes de dar pie a la enorme 'Mountain at my gates' que es coreada con tal intensidad que las voces colectivas llegan a rebasar a la que suena amplificada por todo el recinto.

foals mexico

Posteriormente, Yannis nos pidió una disculpa por haber tenido que posponer los dos shows programados en México, y anunció que seguía 'Balloons'. Los fans pronto se disponen a organizar la inflada masiva de globos que prepararon para este momento tan especial, y entonces la audiencia se salpicó de colores. Momentos después, un acorde en la guitarra delató a 'Providence', que inmediatamente incendió a la audiencia. 

El vaivén de emociones continuó con la queridísima 'Spanish Sahara', que apenas logra contener el palpitante frenesí de tantos fans cantándola al unísono; de esas canciones cuya auténtica esencia sólo se puede captar en vivo, embelesante también por la asombrosa improvisación que la prolonga por otros instantes. Mágicamente, su última nota coincide con la primera de 'Red socks pugie', logrando una fantástica ligadura entre ambas, hasta despertar la nostalgia de aquella primera presentación en el Corona Capital, hace ya cinco años. 

foals- concierto mexico

"Les quiero México" -señaló Yannis- "esto es bien fucking asombroso" y así fue como dio paso a la canción llamada 'Late night', que también detonó el virtuosismo del Sr. Phillipakis al volver a improvisar una magnífica línea de guitarra para darle un final diferente a la pieza. Después de que la multitud se tragara las baquetas que Jack  Bevan lanza, Yannis anuncia que van a tocar 'A knife in the ocean', que resulta otra de las grandes joyas de Foals, brillantemente ensayada y arreglada para alejarla del sonido que conserva en la grabación que la populariza; y que se transforma totalmente en vivo, no sólo por la ejecución, sino por las gargantas que se desgarran cantándola y la pasión que inyecta en los cuerpos sometidos por la música.

El contraste reaparece con las notas tímidas que delatan de inmediato a 'Inhaler', esa canción que antes se encargaba de iniciar los shows ahora los concluye, o al menos una parte de ellos. Después del encore, se advirtieron las notas iniciales de la enorme 'What went down' cuando Yannis exclamó: "We missed you, we fucking missed you". Más headbanging mientras la masa fluye de un lado a otro y el frenesí incontrolable que provoca una pieza tan fuerte como ésta. 

foals

El ápice de la noche, que es ya una costumbre, corrió a cargo de 'Two steps, twice', en cuya mitad, acompañado por las ceremoniosas percusiones que marcan las dos partes de la canción fue que el líder de la banda finalmente descendió para andar por el pasillo que atravesaba a la multitud, rodeado de las manos voraces que intentaban alcanzarlo y filmarlo codiciosas. Al final del pasillo, apoyado por los fans, logró montarse sobre la barricada para convocar los aplausos a la par de los suyos, y terminar haciendo un pequeño crowdsurfing, tan característico de él, hasta dejarnos emocionados, cansados, pero muy satisfechos. 

Decepcionó un poco que esta vez los fans no insistieran con el "papapa paparaa" tan distintivo de esta canción. Asimismo, detecté (esta puede ser una opinión meramente personal) cierto cansancio por parte de la agrupación, o quizás sólo es nostalgia por ya no ver a Yannis trepando por el techo como hizo en aquella temeraria ocasión del Vive Cuervo Salón. Y a pesar de esto la llama sigue encendida, pues es simplemente, ese "fuego sagrado" alimentado por las audiencias que día a día son más grandes y que la noche de ayer nos hicieron olvidar el vendaval de afuera, cobijados por el intenso calor que siempre ofrecen. 

foals en mexico

Setlist
Snake Oil
Olympic Airways
My Number
Blue Blood
Give It All
Mountain at My Gates
Balloons
Providence
Spanish Sahara
Red Socks Pugie
Late Night
A Knife In the Ocean
Inhaler

Encore
What Went Down
Two Steps Twice




Referencias: