El estudio que asegura que la Biblia es más violenta que El Corán

martes, 17 de enero de 2017 11:31

|Ernesto Santillan



La religión, uno de los ingredientes socioculturales que más ha influenciado a la humanidad, también ha sido el protagonista en más de uno de los tantos conflictos violentos que caracterizan la historia de la humanidad.

Pese a su naturaleza pacífica, tanto católicos como cristianos, judíos e islamitas han transgiversado las palabras que cada uno de los profetas creadores de cada una de las religiones dijeron y enseñaron para beneficio propio.

Las cruzadas, la inquisición y ahora los grupos radicales como el El Estado Islámico o Klu Klux Klan son tan sólo unos cuantos ejemplos de cómo el hombre ha utilizado las enseñanzas y creencias religiosas para justificar, guerras, abusos y sobre todo, la violencia.

Es difícil saber cuál de todas las religiones es la más violenta o ha cometido mayor número de acciones violentas, pero sin duda, si dividimos a la religiones en grandes grupos, la batalla se encontraría entre el islam o los creyentes del Corán y el cristiano-catolicismo y los creyentes de la Biblia.

Ahora, gracias a un estudio llevado a cabo por el ingeniero especializado en desarrollo de software, Tom Anderson, podemos saber por lo menos cuál de los dos libros contiene más escenas violentas.
Mediante un programa diseñado especialmente para analizar textos llamado Odin Text, el cual él mismo desarrolló, Anderson, procesó ambos textos y concluyó que la Biblia, texto en el que se basan las religiones católica y cristiana contiene más violencia que su homólogo el Corán.

“El proyecto fue inspirado por el continuo debate público que existe sobre si el terrorismo está o no conectado con los principios religiosos que se encuentran en las escrituras sagradas del Corán”, comentó Tom Anderson.

El programa llegó a este resultado después de analizar tanto el nuevo como el viejo testamento y la versión oficial del Corán de 1957.
Después de seis minutos, en los que analizó de cada libro cada una de las palabras y las clasificó en ocho emociones distintas: alegría, ansiedad, enojo, tristeza, repudio, sorpresa, miedo/ansiedad y confianza, la Biblia resultó tener el puntaje más alto en enojo y más bajo en confianza de los tres libros sagrados.

Un análisis posterior resaltó que el Viejo Testamento era más violento que el Nuevo Testamento y dos veces más que el Corán.
“Muerte y destrucción son las palabras que con más frecuencia se repiten en la Biblia, por lo tanto no cabe duda de que los resultados son correctos”, concluyó el analista.

*

Podría interesarte:

Crimen de honor: cuando asesinar a una mujer beneficia tu reputación.

¿Por qué la Iglesia católica excomulgó a Martín Lutero hace 496 años?

Arqueólogas mexicanas hacen el descubrimiento de la década en el pueblo natal de María Magdalena.


  


TAGS:
REFERENCIAS:
Ernesto Santillan

Ernesto Santillan


  COMENTARIOS