PUBLICIDAD

NOTICIAS

Canceló su boda para ofrecer una cena de gala a decenas de vagabundos

Una semana antes de casarse, Sarah y Logan decidieron cancelar la boda. Ninguno de los dos quiso hablar de eso. Era un tema que les dolía, pero más a ella. La ilusión de vestirse de blanco se desmoronó en un instante.

Llorar fue parte del duelo. Hizo llamadas a los proveedores del banquete que se serviría a 170 invitados en un jardín exclusivo en Carmel, un suburbio al norte de Indianápolis. La pareja invirtió 30 mil dólares en los alimentos que se darían a los testigos de su enlace matrimonial.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En un ejercicio de reflexión, Sarah Cummins dejó el teléfono a un lado, se secó las lágrimas y decidió junto a su exprometido Logan Araujo, que ese banquete lo disfrutaran más de cien indigentes.

Cancelan boda. *Fuente: Ciber Cuba.

La ruptura fue devastadora para ambos. Tanto Sarah como Logan se sentaron a platicar sobre lo que harían con la comida y el lugar que reservaron para la boda. Llegaron a un acuerdo: los alimentos no se podían desperdiciar, era mucha comida para que se fuera a la basura.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Llamé a todo el mundo para avisarles de la cancelación. Me disculpé y lloré”, declaró Sarah. “Después me empecé a sentir realmente mal por el hecho de tirar toda la comida que pedimos para la recepción”.

Entonces, una salida altruista fue la decisión final. Llamaron al albergue Dayspring, un refugio que apoya a indigentes con ropa y comida para que no pasen hambre en las calles. “Estaba muy conmovido con la decisión de Sarah”, dijo Cheryl Herzog, director de la institución. “Convirtió una dolorosa experiencia en una gran ayuda para muchas familias necesitadas”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Cancelan boda. *Fuente: Inquirer News.

Pero darles la comida no era la única sorpresa que Sarah y Logan les tenían a estos indigentes de Indianápolis. Ellos pudieron disfrutar del lugar en el que se llevaría a cabo la fiesta, como si hubieran sido invitados a la boda que cancelaron. “Para mí, fue la oportunidad de permitir que estas personas supieran que merecían estar en un lugar como este, como la demás gente”, dijo Sarah.

Cada uno de los indigentes fue, además, beneficiado por locales aledaños al albergue, quienes al enterarse de la donación de Sarah y Logan, les facilitaron trajes y vestidos para que los llevaran puestos al banquete.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Brochetas con ajos asados, albóndigas cocinadas con bourbon, bebidas y pastel, fueron parte del menú que degustaron las personas del albergue Dayspring, quienes, además, fueron recibidos en el jardín por la propia Sarah Cummins, quien hizo de la cancelación de su boda una experiencia menos traumática.

Cancelan boda. *Fuente: Cadena Ser.

Evitar que se desperdicien los alimentos de un evento cancelado no es algo de lo que no se haya hablado en estas semanas. En el caso de Lionel Messi, futbolista argentino del Barcelona, quien se casó a principios de julio, el matrimonio no se canceló, pero la cantidad de comida que sobró de la celebración en Rosario, Argentina, también tuvo un buen destino.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

A través del Banco de Alimentos de Rosario (BAR), tanto Leo como su esposa, Antonella Rocuzzo, donaron la comida restante a fundaciones benéficas. Estas instituciones recibieron tanto bebidas como alimentos; en el caso de las que tienen alcohol, se buscó un intercambio con bares para que les dieran dinero a cambio.

Podría interesarte:

De la calle a la fama, el indigente que se convirtió en autor de un best seller

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Llegaron al Manchester Arena como vagabundos y se convirtieron en héroes

Podría interesarte
Etiquetas:sociedad
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD