El joven que fue arrojado de un balcón por ser gay en Chechenia

jueves, 11 de mayo de 2017 10:10

|Regina Mendoza



Ser rechazado por la familia es la peor sentencia, como si se pagara por un pecado, el castigo por ser desigual. ¿Cómo controlar la esencia? Un debate eterno entre decir "yo soy esto" o vivir condenado a un escondite, al anonimato eterno. 

El caso más reciente de alguien que no sobrevivió a la confesión íntima es el de un joven checheno de apenas 17 años de edad, quien presuntamente fue arrojado del noveno piso de un edificio por ser homosexual. Su propio tío lo empujó tras escuchar sus palabras: "soy gay", con el objetivo de "limpiar la vergüenza".

De acuerdo a los medios locales, que no le dieron "identidad" al joven, los familiares son los culpables de su muerte. Este asesinato se da una semana después de que se difundiera el testimonio de un gay que afirma que en Chechenia las autoridades exigen a los padres de homosexuales matar a sus hijos o ellos lo harán.

Los líderes chechenos solicitan que "se hagan cargo" o se enfrentarán a la intervención del Estado. El hombre (que se mantuvo en el anonimato), también declaró para el canal France 24 que siempre habían (los homosexuales) sido perseguidos, pero jamás "de esta manera". 

Y es verdad, desde hace dos meses, la situación para los homosexuales se ha endurecido en varias regiones de Rusia, sobretodo en Chechenia. Hace un mes, un diario checheno independiente y que además se opone al gobierno ruso, Nóvaya Gazeta, publicó un reportaje donde sentenció que el presidente Ramzán Kadirov permitió el arresto arbitrario de alrededor de 100 hombres homosexuales para llevarlos a campos de concentración, prisiones secretas de tortura y hacinamiento.

Frente a las acusaciones, el presidente Kadirov negó todas las sentencias en su contra, además de afirmar que la información del campo era falsa, pues en su región no hay homosexuales: "No podemos detener ni perseguir a personas que sencillamente no existen". Y si existieran, las autoridades no tendrían que hacer "nada al respecto" porque sus propios relativos los enviarían a un lugar "sin retorno". Los voceros de Vladimir Putin también se han sumado a las negaciones.

El adolescente no sobrevivió a la caída. Sin embargo, se salvó de una vida de desprecio y persecución, pues en Chechenia, así como en el resto de Rusia, la homosexualidad es aberrante. Los miembros de la comunidad LGBT son los más asechados, condenados a vivir en uno de los peores países para no ser heterosexuales. Si corren con suerte, los expulsarán del territorio.

Mientras tanto, un sobreviviente de los campos de concentración reveló 
para la CNN que la policía chechena lo detuvo de manera completamente arbitraria: detuvieron la marcha de su automóvil en un retén y le pidieron sus documentos.
Segundos después le dijeron que se lo llevarían, estaba detenido. Claro, es gay.

El siguiente video exhibe cómo la policía chechena detiene y acorrala a los homosexuales que después son torturados en los campos de concentración. 



*

Podría interesarte:

Chechenia abre el primer campo de concentración para homosexuales desde Hitler.

La mente maquiavélica detrás del poder de Putin.

Así "curan" la homosexualidad los médicos rusos.





TAGS:
REFERENCIAS:
Regina Mendoza

Regina Mendoza


  COMENTARIOS