Los padres que mataron a su bebé con una dieta vegetal

jueves, 18 de mayo de 2017 17:24

|Laura Corona-Almaraz




No creían en lo que no fuera natural. Así lo dejaron en claro cuando inauguraron una tienda con productos orgánicos. No contenían gluten, la leche era vegetal, todo de acuerdo a las ideas que este matrimonio en Bélgica tenía como concepto de forma de vida.

Ambos decidieron tener un hijo, hacer crecer a la familia. Cuando Lucas nació, su madre no lo amamantó; prefirió darle una fórmula con leche que a los cuatro meses de nacido ya le hacía daño al estómago. No querían vacunarlo porque los métodos médicos tampoco eran de su total convencimiento.

Lucas, por ende, no tenía tampoco pediatra. Sus padres decidieron que si lo iban a mantener de manera natural, entonces la medicina convencional no entraba en sus planes. Con cuatro meses, el pequeño pesaba seis kilogramos. Era alimentado de manera natural, una dieta que sus padres consideraron por cuenta propia sin tomar en cuenta a un médico.

La dieta de Lucas incluía leche vegetal, de quinoa y también alimentos libres de gluten. Ellos mismos determinaron que no era tampoco tolerante al gluten así que se lo retiraron de su alimentación. Cuando a los siete meses Lucas presentó un cuadro de desnutrición grave, pesando 4.3 kilogramos, los padres decidieron que lo mejor no era llevarlo a un hospital.

Por el contrario, recorrieron cerca de cien kilómetros para llevarlo con un médico homeópata pero ya era demasiado tarde: Lucas murió por desnutrición.

Ahora, sus padres son juzgados en Bélgica y podrían recibir año y medio de sentencia por asesinar de manera no intencional a Lucas.

El debate se ha abierto en Bélgica en cuanto a la sentencia que se le está dando a los padres de este bebé que falleció por negligencia a los siete meses. La principal es no haberlo amamantado, algo que se requiere para que los niños tengan fuerza los primeros seis meses de vida.

La segunda razón es no haberlo llevado tampoco a ningún pediatra para que se le aplicaran las vacunas que lo protegen de enfermedades muy serias y graves como la tuberculosis, la hepatitis B, la difteria, tosferina, tétanos y poliomielitis, entre otras.

La defensa de los padres sostiene que Lucas tenía un desorden alimenticio y que sus padres probaron como alternativa los productos naturales de su tienda, pero todo parece indicar que la sentencia que se emitirá en los próximos días, no será nada favorable para los padres de este bebé en Bélgica.

*
Podría interesarte:

Bebés respiran gas lacrimógeno durante manifestación en Venezuela (VIDEO)

Nacimiento artificial de un bebé, una batalla entre lo natural y lo postizo

¿Quiénes son las "mamás horno"?

REFERENCIAS:
Laura Corona-Almaraz

Laura Corona-Almaraz


  COMENTARIOS