En Puebla la mitad de la gasolina que se compra es robada

viernes, 14 de abril de 2017 15:07

|Cultura Colectiva



Los empresarios poblanos están alarmados porque en sólo dos meses han perdido la mitad de sus ganancias ya que, al parecer, la gente prefiere comprar gasolina robada por ser más barata, misma que extraen de manera clandestina en ductos de Petróleos Mexicanos (PEMEX).

En Puebla, estado ubicado en el centro de México, hay 503 gasolineras y no han podido contra el robo de combustibles, que les alargó la “cuesta de enero” hasta los meses de febrero y marzo pasados, explicó el diario Reforma.

El 60 por ciento del robo de gasolina ocurre en los municipios de Tepeaca, Palmar de Bravo, Acajete, Quecholac y Acatzingo, que se ubican en el llamado Triángulo Rojo (por donde cruza el poliducto Minatitlán-México), aunque para evitar mayor extracción de combustible se optó por transportarlo en pipas.

El robo de gasolina es uno de los mayores problemas del estado, en donde las personas ubican los ductos subterráneos por los que pasa el combustible, los perforan para después bombearlo dentro de pipas y todo tipo de camiones adaptados.

Allí, a las personas que se dedican a robar combustible se les conoce popularmente como "huachicoleraos". La lista del robo la encabezan Puebla y Guanajuato, pero en Tamaulipas, Sinaloa, Jalisco y Tabasco se reparten el otro 65 por ciento de las tomas clandestinas a nivel nacional.

La semana pasada, este diario publicó que de enero de 2016 a febrero pasado, en el estado hubo mil 762 tomas clandestinas, un promedio diario de 4.1 eventos. Es más, Pemex ya no usa en el 80 por ciento de sus envíos a Puebla el poliducto Minatitlán-México a raíz de la ordeña.

Cada vez que roban combustible, no sólo cometen un delito, sino también ponen en peligro la seguridad de una comunidad al generar mayor riesgo de fuga o incendio y expone a la gente que vive en zonas aledañas a estas instalaciones que albergan combustible.

La consultoría Etellekt aseguró que el narcotráfico controla el 90 por ciento de la ordeña, que cada año deja pérdidas a la empresa por unos 25 mil millones de pesos, donde cuatro cárteles dominan el mercado: el del Golfo, de los Zetas, del Pacífico y el de Jalisco Nueva Generación.

El delito ha crecido durante el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, que la consultoría asegura repuntó hasta el 260 por ciento, así como el gasto para reparar las estructuras dañadas por donde robaban el combustible. Sólo en 2013 se gastaron más de 6 mil millones de pesos.

En los últimos seis años, Pemex ha sufrido pérdidas cercanas a los 50 mil millones de pesos por ordeña de hidrocarburos (casi dos veces la deuda que dejó Humberto Moreira en Coahuila), a través de tomas clandestinas. La cantidad equivale a poco más de 2.98 por ciento de las ventas totales de esa empresa durante 2013, por ejemplo.

*

Podría interesarte:

"El gasolinazo es una bomba de tiempo", afirma la Iglesia católica.

El precio de la gasolina cambiará cada hora, advierte Comisión Reguladora de Energía.

Contrabando de gasolina de Guatemala a México.





TAGS:
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS