Si te mueres, ¿qué pasará con tus redes sociales?

Viernes, 28 de octubre de 2016 21:31

|Cultura Colectiva



La identidad digital es todo aquello que publicas y compartes en redes sociales y sitios web. Internet tiene muy buena memoria a corto, mediano y largo plazo. Pero, ¿qué pasa con toda esa información cuando mueras? Las redes sociales y la muerte tienen un trato.

Antes lo único que preocupaba antes de morir era dejar un testamento donde le asignabas un dueño a todas tus pertenencias. Ahora con al tecnología, la información que tenemos en redes sociales, aplicaciones y correo electrónico es igual de valiosa que los bienes materiales.
Pero son estas mismas aplicaciones y redes que, con ayuda de la tecnología, te permiten decidir qué hacer con tus cuentas y perfiles cuando mueras.
Empecemos con Facebook.

Redes sociales y la muerte
*Fuente: Turankeo

Cuando mueras, esta red social te ofrece dos opciones. La primera es que, cuando mueras, alguno de tus amigos o familiares le avise a Facebook para que este modifique la configuración de tu cuenta y se convierta en un perfil conmemorativo, donde tus amigos puedan seguir publicando y celebrando tu vida.

La segunda opción de igual forma requiere que un amigo o conocido le avise a la red social tu fallecimiento para que tu cuenta sea cerrada permanentemente y ninguno de tus secretos corra riesgo.

Para activar cualquiera de las dos opciones, entra es este link.

En el caso de Instragram, las opciones son las mismas, pero en ella no tienes que activar ninguna configuración, sólo tienes que confiar en alguien cercano para que, cuando mueras, le avise a Instagram y le comunique qué quiere hacer con tu cuenta: ¿un “in memoriam” o eliminarla por completo?

Twitter, en cambio, es más estricto.

Cuando mueres, ninguna persona que no sea dueña de la cuenta tiene derecho a acceder. Lo único que se puede hacer es pedirle a un familiar directo que solicite a Twitter la eliminación de tu cuenta.Para hacerlo tendrá que presentarle a la empresa copias de tu identificación, de él y de tu acta de defunción.

Para que sepas más de esta estricta política, visita este link.

En el caso de correos electrónicos, esto es un poco más complejo, pues las políticas de privacidad son mucho más estrictas considerando que la información que se envía y se recibe suele ser de carácter aún más privado y confidencial.

Lo único que recomiendan hacer es confiar en alguien sumamente cercano para que él tenga siempre tu contraseña y, en caso de morir, sea el encargado de desactivar tu cuenta. También puedes pedirle a un familiar o abogado que solicite a la empresa con los documentos legales  necesarios, como tu acta de defunción.

Éste es el pacto que existe entre las redes sociales y la muerte. Es tu decisión lo que quieres que le pase a tus cuentas y perfiles cuando dejes de existir en este mundo.


*Con información de Twitter, Instagram, Gmail, Facebook y Entrepreneur.





TAGS: Muerte
REFERENCIAS:
Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS