Se alían las tres universidades públicas más importantes del país contra la discriminación

jueves, 24 de noviembre de 2016 11:09

|Ernesto Santillan



Tres de las universidades públicas más importantes del país lanzaron en conjunto una proclama firmada en donde se declararon en favor del Estado laico, del matrimonio igualitario, la adopción homoparental y en contra de la discriminación.

Los hechos se dieron durante la convención “Matrimonio Igualitario” celebrada en el foro del Instituto Belisario Domínguez en el Senado de la República.

El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue, dijo que en la última década se han cometido cerca de mil 200 crímenes a causa de la homofobia en México, por lo que menciona es necesario promover una cultura de tolerancia. Además comentó que no puede entender cómo es que la ciudadanía no puede comprender un proceso que ya es irreversible.

Por su parte, Salvador Vega y León, rector de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) criticó durante el foro la discriminación que padecen por parte de la iglesia católica los niños adoptados por parejas del mismo sexo, con lo cual “el interés superior de la niñez establecido en la Constitución mexicana deja de hacerse válido”.

Por último, el rector del Instituto Politécnico Nacional, Enrique Fernández Fassnacht, recalcó que la orientación sexual forma parte de la diversidad sexual y no pueden tratarse, bajo ningún concepto de discriminación.

El tema del matrimonio igualitario y de la adopción homoparental generó una clara división en la sociedad mexicana desde que el presidente Enrique Peña Nieto, de manera sorpresiva, lanzara al Congreso una iniciativa en la que buscaba aprobar a nivel federal el matrimonio y la adopción para parejas del mismo sexo.

La propuesta del primer mandatario encontró resistencia principalmente por parte del clero y del sector conservador de los mexicanos, quienes en conjunto organizaron una ofensiva en contra de toda familia que no estuviese compuesta por un hombre, una mujer y sus hijos.

Como respuestas a este tipo de iniciativas, los rectores recordaron que en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el gobierno establece que ningún agente puede discriminar a un ciudadano, bajo ningún motivo. Asimismo, el 19 de junio de 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinó que "bajo ninguna circunstancia se puede negar o restringir a nadie un derecho con base en su orientación sexual".

Actualmente los únicos estados de la república donde el matrimonio y la adopción para parejas del mismo sexo está permitido son: la Ciudad de México, Coahuila y Quintana Roo.

La aprobación de esta reforma, la cual es una asignatura pendiente del Congreso, debe verse como un tema de libertades y seguridad para garantizar los derechos de todas las personas y para poder vivir en paz. De lo contrario, las agresiones por discriminación seguirán afectando a miles de personas inocentes.

*

Podría interesarte:

Tinder: de buscador de citas a defensor de la diversidad sexual.

Se terminó la guerra: el Papa ordena a la Iglesia mexicana no discriminar a los gays.

¿Un mundo con igualdad de género? No viviremos lo suficiente para verlo.





REFERENCIAS:
Ernesto Santillan

Ernesto Santillan


  COMENTARIOS