El supermercado que vende comida caduca como acto de beneficencia

lunes, 28 de noviembre de 2016 16:54

|



¿Alguna vez has ido supermercado para comprar alimentos caducos? No parece ser una muy buena idea, principalmente porque pensamos que la fecha de caducidad que marcan los productos implica que cuando llegue ese día, la comida deja de servir. Pero no es así.
En Dinamarca, las leyes permiten que productos caducados se vendan, siempre y cuando esto no ponga en riesgo la salud de los consumidores y en la etiquetas se especifique que la fecha de caducidad lo único que determina es cuando el producto deja de ser “de primera” calidad.
Esta legislación es aprovechada por la cadena de supermercados Wefood, la cual ofrece productos y alimentos con la fecha de caducidad vencida y las ganancias que obtiene son donadas a la beneficencia.

La primera tienda fue inaugurada en 22 de febrero de este año en Amager, una pequeña isla en Copenhague, la capital danesa. El concepto tuvo tanto éxito que este domingo Wefood abrió sus segunda sucursal en Norrebo, un barrio de clase alta en Dinamarca.

Los clientes que acuden a comprar en este lugar son variados, pero predominan los jóvenes preocupados por salvar el planeta y madres de familia de la clase trabajadora que buscan ahorrar dinero sin dejar de cubrir todas sus necesidades alimentarias.

“Es genial que en lugar de tirar la comida, la vendan a bajo costo”, mencionó la joven estudiante Signe Skovgaard. “además de comprar algo bueno, apoyas a una buena causa”, refirió en entrevista para la agencia AP después de comprar una botella de aceite de olivo de alta calidad por sólo tres dólares.

La manera en que Wefood puede recuperar estos productos y venderlos a muy bajo costo es porque estos son donados por cadenas de supermercado locales, productores y empresas de importación y exportación. Además las tiendas son atendidas por voluntarios, por lo que no hay gastos en sueldos.

Las ganancias son donadas al Banco de Alimentos de Dinamarca y a la asociación DanChurchAid, dedicada a la erradicación de la pobreza y el hambre en ese país.

Según un informe de la asociación United Against Food Waste (Unidos contra el desperdicio de alimentos), en Dinamarca se tiran 700 mil toneladas de comida al año, mientras que a nivel mundial son 300 millones de toneladas, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), cantidad que podría ayudar a erradicar el hambre de miles de millones de personas.

En Europa éste es un problema que se busca terminar leyes similares a la de Dinamarca. Un ejemplo es Francia, que en 2015 lanzó una ley que prohíbe tirar a la basura alimentos que puedan ser comidos sin riesgos para la salud y no logran venderse en centros comerciales.
La cadena Wefood tiene contemplado seguir creciendo y expandirse; en sus planes inmediatos se encuentra abrir otra tienda en Aarhus, la segunda ciudad más grande de Dinamarca.

*

Podría interesarte:

Los errores más frecuentes que estás cometiendo al reciclar.

Científicos rompen mitos de los alimentos orgánicos.

Azúcar: la cocaína del siglo XXI.





REFERENCIAS:


  COMENTARIOS