Las diferentes caras de las clases a distancia (2)

Las diferentes caras de las clases a distancia (2)

Por: Licho -

El descontento crece entre padres y madres que, además, siguen trabajando

Las diferentes caras de las clases a distancia (2) 1Foto: Shutterstock

Ya pasó una semana desde que algunas personas me compartieron cómo están lidiando con las clases a distancia.

En estos días, me he dedicado a leer y reeler los comentarios, además de ponerme al día respecto a las acciones que está llevando a cabo el gobierno federal a través de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Me llama particularmente la atención tres cosas: 

1) Esteban Moctezuma, titular de la SEP, reculó (uno de los verbos favoritos de mi escuela periodística) y dijo este viernes 8 de mayo, al salir de una reunión en Palacio Nacional, que el regreso a clases será cuando López Obrador lo anuncie. “Estamos trabajando como siempre en el sector educativo... hemos dicho que seguiremos las indicaciones del Sector Salud, del Consejo de Salubridad General, y que ponemos por delante siempre la salud de las niñas, de los niños, las maestras y maestros; entonces, cuando lo marque las condiciones sanitarias, abriremos, antes no”; 

2) Un día antes (7 de mayo), el secretario recalcó, en la Junta Nacional Virtual con la Comisión de Educación de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que el sistema educativo del país no se ha paralizado por la crisis sanitaria (algo que debe ponerse entrecomillas); y, 

3) que Televisa "le entró al quite", y firmó un acuerdo para llevar a las comunidades más alejadas del país, a través de sus estaciones, el programa Aprende en Casa.

Respecto al primer punto, era obvio que eso pasaría. ¿Por qué? Porque la fecha propuesta (1 de junio) representa la parte más alta de la mentada curva; es decir, las personas que se contagien en estos días (la semana que representa el 6 al 11 de mayo), podrían empezar a presentar síntomas. No tengo que mencionar la discusión que se ha desatado sobre los datos que presenta el gobierno federal todos los días a las 7 de la noche; sin embargo, es necesario tener en mente que no hemos visto la cara más dura de la pandemia en México.

Las diferentes caras de las clases a distancia (2) 2Foto: Shutterstock

El segundo punto es el que nos atañe. Continuando con los testimonios, la noche del sábado pasado, una amiga que tiene muchos años que no veo y que vive en Chihuahua, me contactó para contarme sobre lo difícil que ha sido para ella tratar de trabajar con sus hijos y lograr que cumplan con las clases a distancia. Si recuerdan, uno de los problemas es que no estaban empatando los contenidos de las cápsulas de televisión con las guías que envían las y los maestros. Pero, y eso es algo que solo mencioné, lo más difícil es que padres y madres consideran que no tienen la capacitación (ni la paciencia) para tomar el papel de docentes. A tal grado llega la frustración, que ella y otras mujeres que me escribieron, prefieren que sus hijos e hijas pierdan el año. El argumento, que parece muy válido, es que no están aprendiendo nada; entonces, mejor que recursen.

Durante la reunión virtual que Moctezuma Barragán sostuvo con el sector empresarial subrayó que "las maestras y los maestros están en contacto con sus alumnos; los estudiantes siguen con su aprendizaje; y las madres y padres de familia están colaborando en la educación de sus hijos, porque la crisis, en el segmento mayoritario de la población, sacó lo mejor de cada familia, de cada persona"; pero esta declaración choca con lo expresado por las personas con las que conversé. 

  Artículos Relacionadosclases-en-linea-cursos-online-sep-esteban-moctezuma-aprende-en-casaopinionLas diferentes caras de las clases a distancia (1)

Las palabras suenan muy bien, pero es un hecho que, más allá de que esta crisis está sacando lo peor y lo mejor de cada uno, nos está enfrentando a una realidad que, como muchos otros temas, el gobierno no aceptará: no estamos preparados, tecnológicamente hablando, para atender a los millones de estudiantes de todos los niveles educativos. Les contaba de Fernanda, la profesora universitaria que ayuda a sus sobrinos porque cuenta con los recursos; a este ejemplo se suma el de mi amiga, que también cuenta con las herramientas necesarias para que sus hijos puedan estudiar a distancia. Sin embargo, el mayor porcentaje de estudiantes en este país no cuenta con una conexión fija a internet, lo que les imposibilita la consulta de los libros de texto que tanto presume el secretario de Educación están disponibles en la web

Damos por hecho, desde la comodidad de nuestra computadora de escritorio, laptop, teléfono inteligente o tableta, que todos los estudiantes del país pueden acceder a las clases a distancia o en línea, pero no es así. Entre los testimonios recabados está en el una docente de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), quien me compartió las difíciles decisiones que tomó el claustro académico para continuar con el trimestre, porque muchos alumnos no tienen una computadora y, menos, una conexión que les permita acceder a la plataforma de la institución. ¿Se imaginaban eso? Universitarios que cuasi viven en las bibliotecas y centros de cómputo de los campus de las universidades públicas del país porque no tiene en casa cómo realizar sus trabajos.

Casualmente, entre las acciones que puso en marcha la Secretaría de Educación Pública esta semana, se encuentra el lanzamiento de la convocatoria para registrarse al programa Prepa en Línea de este año. El plan de estudios se integra de 23 módulos, cada uno con una duración de un mes, más los periodos de receso o regularización correspondientes, por lo que los estudiantes pueden obtener su certificado de Preparatoria en dos años cuatro meses, aproximadamente.

Más allá de recibir el apoyo de la televisora más importante del país para que los contenidos educativos de Aprende en Casa lleguen a todos los estudiantes de Educación Básica, tendríamos que estar pensando cómo mejorar la infraestructura tecnológica, en realizar convenios con instituciones académicas nacionales y extranjeras para tener verdaderos y eficientes programas educativos a distancia.

Si tanto han dicho desde el gobierno que la meta es que México sea como Suecia o algún otro país nórdico, ¿por qué no empiezan por la educación? 

Sigue a Alicia Guzmán (Licho) en sus redes sociales:

Twitter: @licho72
Instagram: @licho72


Referencias: