La pandemia y la crisis que está por venir

La pandemia y la crisis que está por venir

Por: Héctor Borrego -

Las grandes tragedias siempre acarrean cambios permanentes, normalmente es una evolución, una mejora de la que toda la humanidad sobreviviente se beneficia

La pandemia y la crisis que está por venir 1Foto: Shutterstock

El día de hoy, martes 31 de marzo del 2020 el mundo amaneció con mas de 693 mil 200 casos positivos de Covid-19, es cuestión de días para llegar al millón. La emergencia sanitaria es indudable y ya inevitable, tan letal e impredecible que todavía no sabemos hasta donde llegará.

A lo largo de nuestra existencia hemos sufrido varias pandemias. En la Edad Media, la peste negra (muerte negra) mató a 25 millones de personas en Europa y Asia. El siglo pasado, la "gripe española" mató a 50 millones de seres humanos. Incluso el ébola terminó con la vida de más de 11 mil personas, fue cuestión de suerte que no llegara a ninguna ciudad con alto índice de población, en los Estados Unidos únicamente se registró un caso.

Con el Covid-19 el planeta entero vive los momentos mas difíciles de este siglo al menos para la raza humana y esto apenas va empezando. Faltan al menos 18 meses para que podamos contar con una vacuna plenamente probada, la población más vulnerable del mundo de nueva cuenta es golpeada, esta vez por un virus que se cree mutó y llegó al humano vía una sopa de murciélago, otra vez  el origen esta en China.

  Artículos Relacionadoscoronavirus-covid19-pandemia-sistema-de-salud-de-espanaopinionEspaña paga caro la lentitud ante la pandemia

El nuevo epicentro de la pandemia es Estados Unidos donde, van más de 160 mil infectados y más de 3 mil muertos, México se encuentra en el ojo del huracán, el crecimiento diario en los casos diagnosticados es aproximadamente de 20%, son más de mil casos diagnosticados con 28 muertes.

El mundo cambiará, las grandes tragedias siempre acarrean cambios permanentes, normalmente es una evolución, una mejora de la que toda la humanidad sobreviviente se beneficia pero ningún cambio es fácil y lo que ya está a la vuelta de la esquina es la peor crisis económica de la que se tenga memoria a nivel mundial.

La gran depresión, por allá en 1930, antes de la Primera Guerra Mundial mató de hambre a miles de personas, fue la crisis económica más larga de la historia durando prácticamente una década, esto se originó a partir del llamado “martes negro”, una caída sin precedentes en la bolsa de Nueva York, se transmitió a prácticamente todo el mundo como si de una pandemia se tratara.

  Artículos Relacionadosimagenes-del-antes-y-el-despues-de-la-epidemia-de-los-destinos-mas-turisticosviajesEl antes y el después: 18 imágenes de los destinos más visitados en tiempos de covid

Estos son otros tiempos, el acceso a la información es la clave y es también la única arma que tenemos en este 2020 para ganarle la guerra al Covid-19, antes de que el gobierno federal  pidiera que la población se quedara en casa muchas personas ya lo habían hecho, se adelantaron, algunos llevan 15 ó 20 días en cuarentena autoinducida y esto podría ser la clave,  de seguir la tendencia de nuevos infectados diarios tendríamos miles de enfermos en un par de semanas y el ya de por sí colapsado sistema de salud mexicano resultaría irrisorio para hacerle frente a la pandemia mas letal de este siglo.

Quedarse en casa ayudará a aplanar la curva de crecimiento en cuanto a casos y romper la tendencia, nos ayudará también a que la crisis económica que viene sea menos grave, menos prolongada y por tanto mas llevadera pero en México es un tema muy complicado.

En Italia, España y Alemania las sanciones por desobedecer el “toque de queda” son gravísimas, en México es imposible adoptar medidas similares, alrededor del 57% de la población vive de la economía informal, no cuentan con seguridad social y necesitan salir todos los días a ganarse el pan que pondrán en la mesa esa misma noche, el gobierno de México ya va tarde para asegurar el sustento de esos millones de personas, cada minuto cuenta y a mayor volumen de gente en las calles, en el transporte público, en las plazas, mayor será también el número de muertos, más largo será el encierro de los que se pueden encerrar  y más profunda será la crisis económica que está por venir y de la que no vamos a escapar, ojalá esto se quede en opinión y no sea un presagio de lo que está por venir.

Al tiempo…

Referencias: