OPINION

Hijx, por fa regístrame para la vacuna

El COVID cambió nuestros recuerdos del año 2020 para siempre y convirtió la tecnología no sólo en nuestra mejor aliada, sino en una obligación para sobrevivir.

7S7TCGAVSFCFRI4J76LHBHTYSI

*Por: Luis Alberto Martínez Bravo

Si eres millennial, de los que nació cuando los celulares no existían y el teléfono tenía un cable en forma de espiral, este artículo te interesa.

Cuando éramos chavos, nos daba pena preguntar para evitar que alguien se burlara. Preguntábamos cosas que podían sonar tontas y, por otro lado, obteníamos respuestas que a veces sonaban extrañas, pero tampoco había manera de confirmarlas al momento.

ICRD3Y5YUVDDBI5XACCK4VUQKY

Google cambió para siempre la forma en que nos hacemos preguntas y aprendemos. La tecnología, indirectamente, es hoy una co-educadora que comparte sus habilidades con las de la escuela tradicional, con el aprendizaje heredado de los padres y con la experiencia laboral y social.

El COVID obligó a México a reducir al menos (3 años), según los expertos, la brecha digital en nuestro país. Con el virus, fue imposible ejecutar tareas cotidianas, como ir al banco, sin correr riesgo. Las operaciones digitales se volvieron una obligación para sobrevivir, al menos financieramente, al igual que la venta online de lo que nunca se había comercializado fuera de la tienda física.

Lee también: 16 aplicaciones que te ayudarán en este regreso a clases 2021

Esta nueva realidad nos compromete con las generaciones que aún se están formando en la escuela; con los niños y niñas que están aprendiendo a leer y escribir; con los adultos en etapa productiva, y con los adultos mayores que deben mantenerse incluidos en la sociedad activa.

El ejemplo más claro de digitalización obligada, en esta etapa COVID, fue la inscripción para recibir la vacuna. Al momento de escribir este artículo, está comenzando la vacunación de adultos de 40 a 49 años en el Valle de México.

Pero los primeros vacunados fueron los adultos mayores. Los más vulnerables, los más análogos, los menos familiarizados con el Internet, los teléfonos inteligentes y las compras en línea, fueron los primeros que recibieron la oportunidad para vacunarse. El reto para el mundo fue crear la vacuna y cuando lo logramos, vino el reto de convocar a millones de personas al mismo tiempo.

HWWBMVZXLVD7LMIK5TCY7IB5AQ

Lee también: Consejos para volverte millonario usando tu Instagram según 4 influencers

“Hij@, por fa regístrame para la vacuna”

Estoy seguro que si México fuera una sociedad mayormente adulta, como algunos países de Europa, la convocatoria hubiera sido un caos. Nuestra ventaja es que seguimos siendo un país joven con hasta 30.7 millones de personas entre 15 y 29 años que nacieron en contacto con alguna tecnología digital. Además de casi 35 millones más que no rebasan los 49 años y que se han incorporado gradualmente a la era digital porque el trabajo, las tendencias y las relaciones sociales los obligan.

La frase “hij@, porfa regístrame para la vacuna” quedará en la memoria de millones de familias que atravesamos la pandemia. Es una llamada de atención para comprometernos con las actuales generaciones de jóvenes y adultos productivos. Porque en 40 años que seamos “los nuevos adultos mayores” deberemos ser capaces de registrarnos, sin ninguna ayuda, para recibir la vacuna de cualquier futura pandemia.

XHKMH5LW7RGPXF3M4NXPM2ALJI

Comentarios el autor

Soy Luis Alberto Martínez Bravo, próximo Diputado Federal del Partido Verde y estaremos mejorando las leyes desde el Congreso para que los estudiantes de todos los niveles en México estudien, adquieran y abracen las tecnologías digitales como parte de su formación y vida cotidiana, por el futuro de tod@s.

RP5T22DPY5HWBPROHHORQXZ7WQ

*Las columnas de opinión de Cultura Colectiva reflejan sólo el punto de vista del autor.

Podría interesarte:

¡Quítale lo aburrido! Aprende a personalizar tu WhatsApp cambiando el tipo de letra

¿Buscas empleo? TikTok incluirá una nueva función para encontrar trabajo

Podría interesarte