PUBLICIDAD

OPINION

#JusticiaParaBetty

Nos sumamos al llamado de #JusticiaParaBetty, médica que murió bajo custodia del municipio de Progreso de Obregón y cuyo caso era investigado como feminicidio.

La tarde del 9 de junio, la doctora Beatriz Hernández impactó su vehículo Seat con otro coche a la altura de un semáforo, cerca de la comisaría ejidal de Progreso. Según los testimonios de testigos, pese a ser un accidente menor, Hernández se bajó del vehículo para comprobar los daños y ver si había que atender a algún herido. En un vídeo, difundido en redes sociales, se ve instantes después a una agente agarrando del cuello y la cabeza a la joven y tratando de meterla a la fuerza en un coche policial. Hernández, visiblemente desorientada, intenta oponer resistencia, mientras la policía le dice: “Por favor, debes de tener conocimiento ya, por favor”. Los testigos de los hechos señalaron que no hubo ningún tipo de negativa por parte de la doctora Beatriz para asumir su responsabilidad.

Sin recibir ningún tipo de atención médica, la joven fue trasladada a las dependencias de la policía municipal. Allí estaba con su padre, quien declaró al medio La Silla Rota que llegó a verla 15 minutos antes de que muriera. “Yo pasé a los separos y allí me percaté de que estaba bien, entonces, el policía me dijo que me apurara porque ya iban a turnarla al Ministerio Público”, ha contado Cirilo Hernández. Después de efectuar el trámite y comprobar los vehículos afectados en el accidente, regresó a la celda. Su hija se encontraba ya tumbada en el suelo y el personal de Protección Civil estaba tratando de reanimarla. “Yo la vi tirada, al parecer, por la forma en la que estaban tirados los tenis, forcejeó con alguien, eso es lo que yo alcanzo a ver”, narra el padre, “según ellos ya había perdido el nivel de respiración, fue cuando se la llevaron a la clínica, en la clínica la revisan y ya estaba muerta”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El caso de Beatriz, recuerda al del joven Giovanni López, quien fue detenido en mayo de 2020, en Jalisco, y al día siguiente cuando su familia fue a buscarlo había fallecido. La muerte bajo custodia policial de López derivó en muchas protestas de jóvenes que, a su vez, fueron detenidos ilegalmente y torturados en instalaciones policiales. En México, las organizaciones de derechos humanos han denunciado en múltiples ocasiones los abusos policiales. 

Médicos del Hospital General de Pachuca, donde la doctora Beatriz Hernández Ruiz hacía su residencia, realizaron una marcha de silencio en la capital de Hidalgo para exigir justicia por su compañera, que murió bajo custodia del municipio de Progreso de Obregón y cuyo caso es investigado como feminicidio. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Asimismo, en la comunidad de Presas, en Tezontepec de Aldama, de donde era originaria la joven de 29 años, familiares y amigos le dieron el último adiós como una ceremonia religiosa.

“Ella no murió por el accidente, tampoco por omisión en atención médica. A Betty la mataron, murió en manos de la policía”, escribió una usuaria de Twitter.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Me niego a creer la versión de los hechos, que presenta la Policía de Progreso de Obregón... Alguien que se prepara arduamente para salvar vidas... jamás pensaría atentar o quitarse la suya... Ella no se suicidó... A ella la asesinaron”, escribió otra de las usuarias.

“¡Que tiemble el Estado, los cielos, las calles! ¡Que tiemblen los jueces y los judiciales! JUSTICIA PARA LA DOCTORA BETY”, escribió su cuñada, Pao Palacios, a través de su Facebook oficial.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Ella se dedicaba a salvar vidas, ayer nos la arrebataron de la peor manera. Lo peor que te puede pasar es haber nacido mujer en un país donde nosotras somos invisibles, donde el feminicidio no cuenta, donde nosotras no valemos”, finalizó Palacios.

Por su probable responsabilidad en el delito de feminicidio siete funcionarios, entre administrativos y policías, incluida la jefa de este cuerpo de seguridad, fueron detenidos la madrugada del viernes y recluidos en la cárcel distrital de Mixquiahuala. Un juez de control dictó la prisión preventiva como medida cautelar y otorgó un plazo de tres meses para la investigación complementaria.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Hoy a través de este espacio, remarcamos la necesidad de justicia y solicitamos aclarar las irregularidades en torno al caso. Exhortamos a las autoridades correspondientes para que promuevan entre los miembros de las corporaciones de seguridad pública en todos sus niveles, los protocolos de actuación y uso de la fuerza, inclusive en las detenciones por presuntas infracciones al reglamento de tránsito, e incorporen la perspectiva de género.

#JusticiaParaBetty

#NiUnaMás

#NiUnaMenos

__________________________________________

*Las columnas de opinión de Cultura Colectiva reflejan sólo el punto de vista del autor.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD