PUBLICIDAD

OPINION

Los derechos LGBT+ son derechos humanos

Hoy 10 de diciembre se conmemora el día en que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Por: Mauricio Rodríguez

Hablar de los derechos humanos es hablar también de los derechos de las minorías. La comunidad LGTB+ que ha pesar de contar cada día con más aliados, sigue siendo una de las comunidades más marginadas sufriendo de discriminación arraigada y sistemática. La orientación sexual y la identidad de género son aspectos integrales de nuestra individualidad y en ningún caso deberían ser motivo de exclusión.

A finales de marzo y tras varias semanas enfermo de Covid 19, leí acerca de tratamientos prometedores que utilizaban el plasma de los sobrevivientes para ayudar a pacientes con síntomas graves. Estas pruebas las lideraba el hospital Mount Sinai en Nueva York, ciudad en donde vivía y que se convirtió rápidamente en el epicentro del virus a principios de este año.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La noticia de contar urgentemente con la participación de donantes llegó a todos los medios locales y sentí que era mi responsabilidad ayudar, por lo que inmediatamente después de haberme recuperado, llamé a mi doctor para contarle mi deseo de participar en el programa de donación, pero lo que me dijo me dejó en shock. Resulta que en pleno 2020 y debido a mi orientación sexual, la FDA prohíbe a los hombres gay donar sangre a menos que haya un periodo de un año de abstinencia sexual (debido a la escasez de sangre por Covid 19 este periodo se redujo a tres meses).

A pesar de que cada unidad de sangre donada se somete a una rigurosa serie de pruebas de laboratorio para determinar cualquier posible presencia de VIH, hepatitis, sífilis y otras enfermedades, desgraciadamente hoy en día los donadores todavía se evalúan en función de su orientación sexual y no en función de sus comportamientos sexuales, como el sexo sin protección. Por ejemplo, un hombre gay en una relación monógama que haya tenido relaciones sexuales en un periodo de 3 meses, actualmente no puede donar sangre en los Estados Unidos, sin embargo, un hombre o mujer heterosexuales que hayan tenido sexo sin protección con múltiples parejas durante el mismo período de tiempo y sin conocimiento de sus antecedentes personales, permanece en el grupo de donadores.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En México a pesar de que no existe prohibición para que una persona de la comunidad LGTB+ done sangre, últimamente se han hecho innumerables denuncias hacia instituciones de salud que practican este tipo de discriminación aún en medio de una crisis de salud como la que estamos viviendo ahora.

Este es sólo un pequeño ejemplo, pero la violación de los derechos humanos en el mundo hacia personas del colectivo, son mucho más graves. Por ejemplo en Chechenia, República Rusa, personas de la comunidad LGTB+ son perseguidas por el gobierno y brutalmente torturados y asesinados. Este horror lo puedes ver documentado en el film multipremiado “Welcome to Chechnya” de David France que se estrenó en HBO en junio.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Líderes como Jair Bolsonaro, actual presidente de Brasil y ex capitán del ejército ha dado mucho de qué hablar por sus comentarios machistas, homófobos y misóginos. De acuerdo con la revista brasileña Exame, Bolsonaro dijo “No podemos dejar que Brasil sea conocido como un paraíso para el turismo gay. Tenemos familias”. En otra ocasión dijo públicamente que “sería incapaz de amar a un hijo que fuera gay”. Pese a la postura anti-gay del presidente, Brasil dió un paso importante en el 2019, ya que el tribunal Supremo del país, tipificó como delitos la homofobia y la transfobia, contando con el mismo trato penal que el racismo con penas de hasta cinco años de prisión.

Polonia por su parte, reelegió en julio como presidente al candidato ultraconservador Andrzej Duda el cual recientemente acusó al movimiento LGTB+ de promover “ideas más dañinas que el comunismo” y afirmó estar de acuerdo con otro político conservador que declaró que la comunidad LGTB+ “no es gente, es una ideología”. En su campaña, Andrzej dijo que eliminaría el matrimonio y la adopción homoparental.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En Arabia Suidita, Irán y varios países de África, la homosexualidad es considerada un delito y se castiga con pena de muerte.

En Hungría una nueva ley impide a las personas transgénero modificar el sexo de nacimiento en documentos oficiales, lo que hace a esta comunidad más vulnerable a la discriminación.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Según la ONU todavía hay 69 países que criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo y en 26 de ellos las personas transgénero son sometidas a castigos y sufren niveles de violencia sin precedentes en todo el mundo. Las personas LGTB+ que viven en estos rincones del planeta no les queda más que esconderse, emigrar o luchar aún cuando esto les pueda costar la vida.

Tres de cada diez personas en México se ven obligadas a salir de su casa antes de ser mayores de edad debido a su orientación sexual e identidad de género. Según la asociación civil sin fines lucro Letra S, 117 personas LGTB+ fueron asesinadas durante el 2019 y las mujeres trans fueron las víctimas más numerosas con 64 transfeminicidios lo que representa el 55% del total de registros. En cuanto al matrimonio igualitario y adopción homoparental sólo se permite en algunos estados del país y la mayoría no reconocen los derechos de las personas trans.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Como en décadas pasadas con la lucha de los derechos de los afroamericanos e igualdad de género, hoy como sociedad debemos de luchar por los derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales. Aún falta mucho por hacer para garantizar la seguridad y libertad de las personas en su libre expresión de género y orientación sexual, no sólo en los tribunales, sino en las calles, iglesias, oficinas y escuelas. Esta ha sido una lucha que nos divide, tal vez más profundamente que las precedentes principalmente por el factor religioso.

Este año, la pandemia del Covid 19 nos ha hecho recordar lo interconectados que estamos como especie y que sólo juntos reconociéndonos como iguales, lograremos superar cualquier adversidad para vivir en el mundo que queremos para nosotros y nuestros descendientes.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Imaginemos un mundo donde cada miembro de la familia LGTB+ tiene la libertad de vivir su verdad sin miedo y con igualdad ante la ley porque los Derechos Humanos no se debaten y son inherentes a todos sin importar su nacionalidad, sexo, raza, religión, orientación sexual, identidad de género u otra cualquier condición.

__________________________________________

*Las columnas de opinión de Cultura Colectiva reflejan sólo el punto de vista del autor.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD