PUBLICIDAD

OPINION

Marisela vive, la lucha sigue

El 16 de diciembre de 2010, después de recibir un balazo en la cabeza, el cuerpo de Marisela Escobedo caía inerte frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua tras dos años de activismo y lucha ante un Gobierno insensible e ineficaz ante el feminicidio de su hija.

Marisela Escobedo fue enfermera, empresaria, activista, madre y una luchadora social que dejó huella en su labor por esclarecer el feminicidio de su hija Rubí, quien fue asesinada a manos de su expareja en Chihuahua.

Indignación e impotencia da al ver el documental de Netflix, Las Tres Muertes de Marisela Escobedo, que a manera de rompecabezas nos relata la labor de lucha y búsqueda de justicia por la muerte de su hija. La interrogante que abro es ¿Por qué se dice que Marisela Escobedo murió tres veces?

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Marisela vivió tres momentos estremecedores en su vida, el primero en 2008, cuando asesinaron a Rubí Marisol, su hija de 16 años. Rubí fue una de las cientos de adolescentes que matan cada año en Ciudad Juárez.

La segunda vez que Marisela murió fue cuando las autoridades absolvieron al asesino de Rubí.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La tercera fue su propia muerte, el 16 de diciembre de 2010, cuando fue ultimada mientras exigía justicia a las puertas del palacio gubernamental, lugar donde pernoctó durante más de una semana por su lucha incansable frente al caso de Rubí.

Marisela recorrió el país para manifestarse y dar a conocer el acto que quedó impune tras el feminicidio de Rubí. Marisela dio con el asesino sin ayuda. Esta madre se convirtió en un símbolo de la lucha feminista en México, hoy a 10 años de su muerte, 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La historia de Marisela, es una historia de amor familiar, que relata  hasta donde es capaz de llegar una madre por su hija, es una historia también que da a conocer el sistema de justicia mexicano lleno de corrupción e impunidad. El caso de Marisela Escobedo es también la historia de muchas madres mexicanas, actualmente, se cometen 11 feminicidios diarios en el país, según Cimac.

Hoy, diez años después, el caso sigue siendo un símbolo que visibiliza la violencia machista que vivimos en México, Marisela es el ejemplo y la voz de las y los mexicanos que continuamos en pie de lucha para que los feminicidios cesen. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¡MARISELA VIVE, LA LUCHA SIGUE!

DARP

#NiUnaMás 

#NiUnaMenos 

#JusticiaParaMariselaEscobedo

__________________________________________

*Las columnas de opinión de Cultura Colectiva reflejan sólo el punto de vista del autor.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD