PUBLICIDAD

OPINION

Por un 2021 libre de crueldad animal

Que este nuevo año esté lleno de amor a los animales y nada de crueldad hacia ellos.

Por: Mauricio Rodríguez Galindo 

Hace unos días me encontraba desayunando en un restaurante de la Ciudad de México y un vendedor ambulante se aproximó hacia mi con pequeños colgantes de madera en forma de colibríes tallados a mano. El trabajo me pareció asombroso y la perfección de cada detalle era impecable. Tomé uno para mirarlo más de cerca y pensé que quedaría estupendo en una de las plantas de mi casa, sin embargo, aquella pieza tenía algo que me inquietaba: la cola parecía estar hecha con plumas de un ave. Le pregunté al hombre sobre el material del cual estaba hecho y me respondió lo que no quería escuchar: las plumas eran de guajolote. 

Desde siempre, me he considerado un amante de los animales, pero estos figurines me hicieron reflexionar sobre las múltiples ocasiones en que mi consumismo ha sido irresponsable ya que “sin querer”, he promovido el maltrato animal en todas sus formas. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El 2020 nos enseñó la urgencia de ser más generosos entre nosotros y con nuestro planeta. Científicos ya han advertido sobre futuras pandemias como el Covid 19 si continuamos comercializando y explotando animales de forma insostenible, así que con el fin de enmendar un poco mis acciones en este 2021, decidí hacer un checklist para que todos hagamos consciencia sobre este problema. 

Reduce tu consumo de carne. 

Humane Society nos propone que al menos un día a la semana comamos de todo menos carne. Parece difícil la idea de dejar de comer tacos de arrachera pero el agravio a estos animales en el rastro es increíblemente aterrador e inhumano, además, su producción emite más gases de efecto invernadero que todo el sector de transporte en el mundo. Comer carne en exceso puede también aumentar el riesgo de padecer cáncer y enfermedades cardiovasculares según informa la Organización Mundial de la Salud. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Bájale a los lácteos.  

Las vacas de la industria láctea son inseminadas artificialmente una y otra vez para que sigan produciendo leche. Este ritmo de partos y ordeños las deja exhaustas rápidamente. Muchas son descornadas para evitar que se hagan daño entre ellas con un artefacto eléctrico o un hilo de acero para arrancar los cuernos. Las bebés hembras son confinadas a los pocos días de nacidas y suplirán en la producción de leche a sus madres. Después de cuatro o cinco años de abuso constante, las vacas ya no son consideradas “rentables” por lo que son enviadas al matadero. Apoyar marcas ecológicas podría ser una buena opción así como suplir la leche animal por leches vegetales. El consumo de lácteos está relacionada con diferentes tipos de cáncer, alergias, problemas de colesterol y otras afecciones del sistema inmune. Que tu próximo capuccino sea con leche de coco podría significar un gran cambio para el bienestar de estos rumiantes y de tu salud. 

Modera tu consumo de huevo y elige los que provienen de gallinas en libertad. Los productores masivos, tienen a las gallinas en jaulas diminutas lo que les impide estirar sus alas. Son forzadas a producir huevos de manera acelerada con ciclos de luz artificial de hasta 21 horas para impedir que duerman y sigan produciendo. El estrés y el confinamiento hacen que se enfermen y se les deformen las patas provocándoles grandes heridas. Estas aves nunca verán la luz del sol ni pisarán la tierra. Cuando vayas a la tienda, compra huevos que tengan la leyenda ecológica y que sean provenientes de gallinas criadas en libertad. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Evita consumir foie gras. 

La producción del foie gras es una de las prácticas más crueles que hay en la industria carnívora al alimentar a los patos y gansos de manera forzada para que su hígado se enferme y se inflame unas diez veces mas que su tamaño normal. Para lograrlo, estos animales son inmovilizados y se les coloca por el pico un embudo de metal de 40 centímetros de largo; por ahí se les introduce a presión el alimento varias veces al día. Este producto gourmet para satisfacer las excentricidades humanas, no justifica este tipo de prácticas. En Francia, actualmente se está desarrollando la producción de foie gras en su versión libre de crueldad, hecho de células extraídas de un huevo de ganso. Este procedimiento podría ser una alternativa para consumir en un futuro alimentos de origen animal de forma sostenible y ética. 

No extiendas tu menú de carne. 

La posibilidad de ver nuevas dolencias transmitidas por animales a humanos en el futuro es muy real. Los mercados callejeros en los que se mezclan muchos ejemplares en dudosas condiciones de salubridad favorecen la aparición de nuevas enfermedades zoonóticas (enfermedades que pueden transmitirse entre animales y humanos). En medio de la creciente pandemia del coronavirus, es hora de que todos nos demos cuenta de la conexión entre comer y traficar animales con los principales brotes de enfermedades en todo el mundo como lo han sido la gripe aviar, la influenza porcina, el ébola, la rabia y el Covid 19 que hasta ahora científicos creen que fue transmitido por una mutación proveniente de murciélagos. Si quieres vivir una vida más saludable, ayudar al planeta a reducir las emisiones de dióxido de carbono y propagaciones de virus, dejemos de sumar a nuestro menú más animales a como el pato, iguana, conejo, jabalí, avestruz, venado, cordero y otras criaturas. Extendamos mejor nuestra dieta de vegetales. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Apoya los productos NO testeados en animales. 

Millones de animales al año sufren crueles pruebas para demostrar que algunos productos, principalmente los cosméticos, sean seguros para los humanos. Estas pruebas ya no son necesarias y cada vez más, se desarrollan alternativas que son respetuosas con la fauna. Conejos, ratones, cerdos, monos y hasta perros viven en laboratorios para observar las distintas reacciones que sufren en la piel, el pelo, los ojos, oídos y órganos internos al ser aplicados los químicos a testear y que pueden lastimarlos gravemente. Busca los productos que tengan la leyenda “no testeado en animales” o “cruelty free” con el logo del conejito. 

No uses prendas hechas con piel ni con materiales de origen animal. 

En este rubro hemos caído casi todos, desde la cartera, los zapatos, las bolsas y los abrigos. Cuida no usar más prendas hechas de angora, ante, gamuza, cachemir, cuero, lana, mink o piel. La moda y el frío han sido siempre una excusa para utilizar las pieles de los animales pero debemos entender que estas prendas son innecesarias y promueven la crueldad en todo su esplendor. Afortunadamente, en los últimos años la tendencia por no usar pieles o plumas en la moda está en ascenso y marcas como Prada, Stella MacCartney, Gucci, Calvin Klein, Versace y Burberry le apuestan al desarrollo de materiales innovadores como la empresa mexicana Desserto que ofrece a los fabricantes pieles sintéticas hechas del nopal. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

No compres mascotas, mejor adopta. 

Según la PAOT (Procudarudía Ambiental y del Ordenamiento Territorial de la CdMx) en la Ciudad de México, cada año son abandonados 18 mil perros en la calle. Desgraciadamente muchas personas que deciden tener una mascota no saben que es un compromiso de por vida y las echan a la calle por excusas como “ladra mucho”, “se hace pipí por todos lados” “me da alergia” “me sale muy caro” “creció mucho” o “no puedo tenerlo”. Así que antes de comprar un perro de raza, piensa en estos miles de animales abandonados que están deseosos por encontrar un hogar. La mayoría de las madres de los cachorros de criaderos, se les da un trato cruel al tenerlas en espacios reducidos y usarlas como máquinas reproductivas, ya que su único propósito en la vida, es parir una y otra vez. La gente que cría y vende animales promueven la sobrepoblación y no deberíamos apoyarlos. Cuando adoptes, asegúrate de llevar a tu mascota al veterinario, aliméntalo bien y dale el tiempo necesario para jugar y dar un paseo. No lo dejes sólo en la azotea o encerrado en una jaula. Dale amor y cariño. Recuerda que es un ser vivo que siente y que requiere de los mismos cuidados que cualquier otro miembro de tu familia. Si eres testigo de cualquier maltrato animal denúnciala a la PAOT o la autoridad correspondiente de tu localidad. Si ves a un perro o gato perdido en la calle, rescátalo. Si no estás en condiciones de hacerte cargo de él, haz un post en tus redes sociales para encontrarle un dueño responsable y amoroso o acude a los refugios de animales. 

No asistas a shows que utilicen animales para entretenimiento humano. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Conseguir que los animales realicen comportamientos antinaturales para su especie como un león marino apludiendo o un caballo bailando en una charrería no se consigue premiándolos, se logra a base de castigos dolorosos para que el miedo sea el motivo para realizar estas insensibles rutinas. En años recientes, México aprobó una ley para prohibir el uso de animales en los circos, pero desgraciadamente todavía existen ferias y shows en donde los explotan para el entretenimiento de las personas. Tus fotos con delfines en X-Caret, con tigres enjaulados o de tu paseo en elefante en Tailandia no están cool. 

Dí no a las corridas de toros y peleas de gallos. 

No entender el sufrimiento de estos animales y justificar esta matanza violenta en nombre de nuestra cultura y tradición es mezquino y arcaico. Que los toros de lidia hayan sido criados para morir en la plaza no significa que hayan nacido para eso. Eso es tanto como decir que los perros han nacido para participar en peleas porque algunos criadores los destinan a esa actividad. El hombre no tiene el derecho a torturarlos ni a matarlos a su antojo. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Di no a la renta de caballos y carruajes arrastrados por cualquier animal 

Forzar a los caballos a jalar cargas descomunales para que des un paseo no es romántico, es infame. Estos nobles animales sufren de enfermedades respiratorias porque inhalan emisiones contaminantes y desarrollan problemas crónicos que debilitan sus piernas por deambular en superficies duras. En algunos casos, incluso han caído muertos por insolación después de trabajar durante el abrasador calor y la humedad del verano. En México los caballos, bueyes y burros laboran jornadas de más de 10 horas y llegan a cargar hasta 600 o 700 kilos cuando son usados para recoger la basura. No pueden cubrirse del sol o de la lluvia y no cuentan con atención veterinaria por lo que sufren fracturas y heridas que les provocan sufrimiento. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

No tengas de mascota ningún tipo de ave o animal exótico. 

 Las aves están hechas para volar libremente en su hábitat natural, no en jaulas para tenerlas de mascotas. Estos y otros animales silvestres son traficados de manera ilegal en cantidades exhorbitantes, mismos que al ser capturados y transportados en condiciones deplorables, mueren de estrés. En México a pesar de que es ilegal traficar con varias especies, tristemente existen sitios como el mercado de Sonora en la Ciudad de México en donde se adquieren estos animales para fines de explotación y capricho humano. 

Tampoco compres hamsters, cuyos, pollitos o tortugas 

Miles de hamsters, conejos, chinchillas, hurones y otros animales pequeños son confinados en contenedores plásticos en condición de hacinamiento entre muchos otros abusos. Cuando compras en las tiendas, estás apoyando a estos distribuidores que abastecen animales a cientos de tiendas de mascotas en el país. Si ya tienes uno de estos animalitos en casa, investiga sobre los cuidados necesarios que requieren para ser felices y saludables. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

No hagas pesca deportiva.

Se tiene una visión muy inocente de la pesca deportiva ya que se asocia con momentos en familia o de tranquilidad, pero lo cierto es que es un acto violento. Los peces atrapados con la caña mueren asfixiados al salir del agua tras haber sufrido una grave mutilación con el uso del anzuelo. Quien se excusa diciendo que los peces capturados son devueltos al agua, son igualmente torturadores, ya que estas criaturas morirán debido a las fatales heridas producidas por el anzuelo. 

No lastimes a los animales por superstición. 

Por último, México es sin duda un país lleno de supersticiones sin fundamento racional como el que se tiene con algunos animales al atribuirles un carácter mágico o peligroso. Estas ideas los han lastimado y asesinado por millones. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Las mariposas negras no son una premonición de muerte de algún familiar, los gatos negros no auguran mala suerte, los búhos o lechuzas no son seres diabólicos mensajeros de malas noticias y las gallinas no deben de matarse en sesiones de santería. 

La educación es primordial para acabar con este tipo de creencias. Debemos de ser compasivos y cuidar su bienestar. Hagámoslo por amor, por conciencia, empatía o simplemente porque es lo correcto. Seamos conscientes de las decisiones que tomamos y que los afectan directa o indirectamente, porque respetarlos nos hace más humanos y nos conecta con el gran propósito del planeta Tierra, la vida. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Si los animales son tu causa, Sigue a Humane Society en sus redes sociales y entérate de su incréible trabajo a favor de los derechos de los animales en México y el mundo. Visita www.hsi.org/Mexico y descubre cómo puedes ayudar. 

Instagram @hsimexico 

Facebook @hsimexico

__________________________________________

*Las columnas de opinión de Cultura Colectiva reflejan sólo el punto de vista del autor.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD