4 cosas humanas que nunca podrán imitar los robots por más avanzada que sea la Inteligencia Artificial

viernes, 23 de diciembre de 2016 8:03

|alejandro lopez




A pesar de las voces de la comunidad científica que advierten del riesgo de desarrollar Inteligencia Artificial sin ningún tipo de control o norma, las empresas líderes en el ramo y los propios desarrolladores aún consideran parte de la ciencia ficción un escenario catastrófico causado por la existencia de robots capaces de competir con el hombre.

Quienes se encargan de realizar programación robótica cada vez más compleja y elaboran prototipos para dominar una tarea específica, afirman que el día parece imposible. Para sorpresa de toda una generación, los hechos recientes demuestran que la realidad puede superar con facilidad a cualquier previsión y que todo lo que se antoja improbable en la mente de los hombres, puede realizarse sin siquiera entender cómo ocurrió en el mundo real.

En este sentido, la presencia de androides con Inteligencia Artificial en la vida cotidiana será una realidad en la próxima década. El ser humano alcanzará una de sus más grandes obras maestras de ingeniería, robots con capacidades del nivel 3, el segundo escalafón para llegar a la culminación de una máquina capaz de superar la Prueba de Turing en todas sus formas.

Saltar de este paso a la Inteligencia Artificial genuina será cuestión de un par de años, pero a pesar de toda la tecnología y los avances en robótica, un robot nunca será capaz de hacer estas cuatro cosas, propias de la naturaleza humana:


Amor

robots inteligentes

Los robots con Inteligencia Artificial contarán con una "red neuronal", un tejido que será capaz de "aprender" de las experiencias, complementándolas con la información con que están programados y la detección de patrones, un factor esencial para el reconocimiento de rostros, sentimientos y emociones en los seres humanos y múltiples escenarios. No obstante y a pesar de todo el avance tecnológico, la "red" será parte de un desarrollo humano que podrá contener todos los libros y poemas que jamás se han escrito del amor, comprender sus funciones químicas y cómo se comporta la gente bajo su influencia, pero nunca sentirlo como lo hacemos.


-
Sarcasmo

robots inteligentes

Se trata de una habilidad compleja que no sólo requiere de conocimiento de alguna situación y la persona que la realiza, también del desarrollo cerebral suficiente como para comprender que mientras se dice algo, se está afirmando lo opuesto a partir de sutiles señales como gestos, tonos de voz y la experiencia personal previa. Algunos desarrollos, incluso los más simples y comerciales son capaces de responder a cuestionamientos básicos con un sarcasmo programado del mismo nivel; sin embargo, comprender y analizar una situación que involucre el sarcasmo humano siempre será una asignatura pendiente para la Inteligencia Artificial.


-
Otredad

robots inteligentes

Los robots de nivel 3, capaces de comprender la teoría de la mente, podrán mirar a su alrededor y comprender que quien está frente a ellos es alguien completamente distinto de sí mismos. La otredad significa comprender la condición de identidad propia y a partir de ella, aceptar la cualidad del otro, independientemente de la empatía o el desprecio que se pueda sentir. A pesar de entender a cada persona como un otro distinto, los robots nunca podrán crear un vínculo a partir del principio de otredad: ya sea una amistad, una relación cordial o un nexo afectivo, la detección de patrones dictará cómo deben comportarse ante tal persona o situación, pero no podrán improvisar sobre tal comportamiento.


-
Creatividad

robots inteligentes

La naturaleza humana se abre paso desde hace cientos de miles de años gracias a su capacidad para plantear soluciones a los problemas más complicados. Los secretos del desarrollo cerebral aún son un misterio para las neurociencias actuales y el centro de información y procesamiento de todo tipo de estímulos es por mucho, el objeto más complejo e increíble con que se ha topado el hombre. La creatividad surge de la libertad de pensamiento, del aburrimiento y de las experiencias previas. Los robots carecen de imaginación, porque su procesamiento se realiza de forma paralela, con miles de millones de datos sobre la civilización y todo su saber, pero no con la chispa que nos hace humanos y crea una gran idea de la nada.


-
¿Conoces las mejores historias de ciencia ficción en la historia de los largometrajes? Descubre cuáles son las"Las 10 mejores películas sobre robots en la historia del cine". "¿Por qué la inteligencia artificial es una mala noticia para ti? Stephen Hawking lo explica".










TAGS: Internet
REFERENCIAS:
alejandro lopez

alejandro lopez


  COMENTARIOS