Cómo superar la adicción a la masturbación y a la pornografía

Sábado, 18 de noviembre de 2017 10:50

|Carolina Romero
adiccion a la masturbacion

La adicción a la pornografía produce estragos importantes en la salud física y emocional de quienes la padecen: dejan de tener sexo "real", sufren baja de libido, disminuye su sensibilidad orgánica.

«Mi nombre es Ernesto y soy adicto a la pornografía. Apenas recuerdo en qué momento esto se salió de control. Recuerdo los años en que el porno no representaba un problema, sino una especie de "lugar secreto" al que recurría cada cuando. Era una especie de compañera de vida; la veía cuando me sentía triste, cuando estaba eufórico, cuando quería calmar mi ira o cuando simplemente, estaba aburrido.


"Es perfectamente normal, todos los chicos lo hacen", pensaba. Sin embargo, todo se salió de control cuando comencé a salir con Ana. Era un poco más joven que yo y tremendamente sexy. Me gustaba mucho, de verdad. Sin embargo, a escondidas, yo seguía viendo pornografía. "¿Cómo va a ser un problema?" seguía pensando, pero lo que sentía era una cosa completamente distinta: sabía muy dentro que algo estaba mal.


adiccion a la masturbacion 1


Me costaba trabajo tener una erección cuando estaba con ella en persona y cuando lo lograba, no podía llegar. Me iba al baño a ver pornografía en mi celular y sólo de esa manera las cosas se ponían en marcha; comencé a asustarme por lo que ocurría. Después de un tiempo —sin tener una novia, porque todas me dejaban por la misma situación— toqué fondo: supe que era momento de pedir ayuda».



La adicción a la pornografía produce estragos importantes en la salud física y emocional de quienes la padecen: dejan de tener sexo "real", sufren baja de libido, disminuye su sensibilidad orgánica y atraviesan por una ruptura en la calidad de las relaciones y la vida. 


adiccion a la masturbacion 2


Como toda dependencia, ésta se sufre. Es decir, es una cuestión que excede la voluntad humana, que rebasa todos los límites de lo que alguien planea. Pedir ayuda es difícil pues, así como el consumo de sustancias permitidas —como el alcohol o el cigarro—, las personas no comprenden que tienen un problema "porque todo el mundo lo hace".


Así como cualquier droga, las sensaciones de euforia que produce la pornografía en la mente de los adictos, se fundamenta en los químicos que son liberados por el cerebro. Las personas se acostumbran a esa sensación por el sistema de recompensa y vuelven a esta práctica una y otra vez. Es un círculo de cual no pueden salir.


adiccion a la masturbacion 3


No Fap, es una campaña que busca funcionar como un foro de autoayuda para las personas que tienen este problema. En su sitio web, miles de hombres —y mujeres— de todo el mundo comparten sus experiencias sobre cómo han dejado de hacerlo e inspiran a otros a que cambien su vida.


«No sé cómo comenzar esto aparte de decir que estos 90 días han sido los 90 días más difíciles, gratificantes y sorprendentes de mi vida. Me probé a mí mismo que soy capaz de superar esta adicción después de 12 años de ser adicto a la PMO — acrónimo de porno, masturbación y orgasmo—», relata uno de ellos.


Muchos más comparten cómo su vida se había vuelto un caos a raíz de esta conducta; mucho más allá del dilema moral, tenían comportamientos que eran una clara señal de una alta dependencia:


adiccion a la masturbacion 4


+ Dejaban de hacer actividades que antes disfrutaban con tal de ver porno.


+ Lo hacían en lugares donde no era adecuado, aún si eso les causaba problema.


+ Las relaciones personales pasaron a segundo término.


+ No eran capaces de tener una erección ni eyaculación con una persona real.


+ Se sentían culpables de ver todo el tiempo contenido sexual.


Debido a que es una adicción, algunos expertos recomiendan tratarla como tal. Así como los comedores compulsivos, los adictos al sexo, o los codependientes emocionales, se basan en el programa de Alcohólicos Anónimos para recuperarse de lo que les aqueja, así un adicto a la masturbación podría seguir estos 12 pasos.


adiccion a la masturbacion 5


«El primer paso es admitirlo» confiesa John en No Fap. «Tuve que pedir ayuda de otras personas que entendían lo que vivía y que me compartieran, a base de experiencia, cómo habían logrado dejar de hacerlo. Mi capacidad de concentración ha aumentado muchísimo. Tengo más tiempo para hacer mis tareas diarias, siento que el sexo es algo que no me controla, sino que yo tengo el poder sobre él. Actualmente, tengo una novia con la que mantengo relaciones sexuales increíbles y no necesito la pornografía para eso».



Difícilmente alguien podría recuperarse sin tener a su alrededor otros que sufran de la misma situación y puedan compartir sus experiencias sobre cómo han dejado de hacerlo. Ir a sesiones de autoayuda y seguir un programa indicado para las adicciones, puede ser la única salida para una conducta que se está saliendo de control


**


Si quieres saber más sobre ciencia, descubre qué foto de perfil debes poner en tus redes para verte más atractivo y descubre los 4 mitos de la genética que siempre creíste ciertos pero no lo son.




Carolina Romero

Carolina Romero


Articulista
  COMENTARIOS