NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

¿Por qué nos dan miedo los objetos que parecen humanos?

30 de octubre de 2017

Diana Garrido

¿Algunas vez has temido a un humanoide, un robot o una sombra? Tal vez sufras de automatonofobia.


En la década de los 90, una película cambió por completo la perspectiva que muchos tenían sobre los juguetes y no fue Toy Story. El guión era sencillo y hasta cierto punto absurdo: un asesino serial transfiere su alma a un muñeco que cobra vida. Gracias a este filme

—que se volvería de culto en el cine de horror— muchos adultos se dieron cuenta de que no sólo los muñecos diabólicos les causaban un miedo incontrolable, también las marionetas, e incluso los animales caracterizados, presentados o haciendo actividades propias de los humanos.


Este miedo se llama
automatonofobia
y se caracteriza por temerle a cualquier figura de corte humano como muñecos similares al protagonista de
Chucky
, títeres, figuras de cera, robots o maniquíes y es más común de lo que parece. Aquellas personas que sufren de esta fobia, suelen rechazar con horror entretenimientos infantiles como
shows
de marionetas que pretenden hablar o expresarse como humanos.


-

¿Qué la causa?


Se piensa que el miedo irracional a las figuras humanas proviene del temor social a la forma en que otras sociedades más allá de la raza humana puedan comportarse. En ocasiones, filmes como
Chucky
se han convertido en un referente del miedo, creando una paranoia colectiva. La gente espera el mismo tipo de comportamiento de los demás, es decir, piensan que todos actuarán igual que ellos ante los mismos impulsos, temores y necesidades.


A muchas personas les asusta el hecho de que estas figuras puedan actuar en contra de la raza humana, en su afán de querer ser igual a nosotros. Piensan que podrían matarnos o que tendrían algún tipo de reacción negativa ante la "buena intención" del hombre. Inmersos en este pensamiento, les aterra saber cómo reaccionarán estas figuras y pretenden huir de ellas de diversas formas.



-

¿Cómo sé que tengo automatonofobia?


Los síntomas son fáciles de detectar: dificultad para respirar, mareos, boca seca, sudoración excesiva. Náuseas, temblores, taquicardia, incapacidad para hablar o pensar con claridad, miedo a morir, a volverse loco o a perder el control, una sensación de desapego de la realidad o un ataque de ansiedad completo. Todo ocurre ante la presencia de objetos que emulan humanidad. A pesar de lo común, no es tan fácil de detectar en los niños, ya que durante la infancia tenemos cientos de miedos; no obstante, en la adultez la automatonofobia es muy evidente.



-

¿Hay cura?


Como todas las fobias, este padecimiento requiere de tratamiento para ser superada; sin embargo, hay personas que se niegan a tomar terapia, puesto que en ocasiones su identidad está envuelta en la fobia, mezclándose con episodios traumáticos que delimitaron su infancia. La mejor forma es enfrentarse poco a poco al miedo y convencer a la persona con pruebas fehacientes de que tal objeto no representa ningún riesgo para su integridad. Ante los casos más graves, lo mejor es asistir con un psicólogo para llevar de mejor forma este padecimiento.


*

Ahora lee:


Las 10 fobias más extrañas que nadie desearía padecer

El experimento psicológico que le provocó fobia al color blanco a un niño


TAGS: Terror Enfermedades crónicas
REFERENCIAS:

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Señales de que podrías tener problemas en la próstata Es tan lindo saber que ahí estarás todas mis noches "Las oscuras primaveras": La película que nos muestra lo que somos capaces de sacrificar por sexo Cómo coquetear con alguien la primera vez que lo conoces Para mi mejor amigo Rompiste corazones, quebraste almas, pero a mí me destruiste toda

  TE RECOMENDAMOS