6 beneficios de quedarse calvo según la ciencia

Jueves, 14 de diciembre de 2017 16:03

|Carolina Romero

No hay nada de malo en perder cabello, al contrario, tiene sus ventajas y debes de saberlas aprovechar.


Si estás acercándote a los 30, prepárate para la posibilidad de comenzar a perder tu cabello. Se estima que del total de la población mundial masculina, del 25 al 30 % de los hombres comienza a desarrollar calvicie cuando se acercan a esta edad. Pero tranquilo, perder cabello no es la peor noticia que puedes recibir. Aunque no lo creas, esto tiene muchas ventajas en el ámbito social y como testigo de ello está la ciencia. Estas son los beneficios de no tener cabello:

 

-

Primero, ¿por qué sucede?


 

El origen de la calvicie es químico y en la mayoría de los casos es genético (es decir, hereditario). Lo que sucede es que se da una sobreproducción de testosterona, que posteriormente se convierte en dihidrotestosterona (DHT). Esta hace que los folículos capilares se vuelvan más delgados, por lo que en lugar de cabello, la cabeza comienza a ser poblada por vellos, mismos que, eventualmente, desaparecen por completo.


-

Los beneficios:


 

+ Según una investigación realizada por la BBC, las personas calvas son vistas como más inteligentes, influyentes y honestas que el resto. Dan una apariencia de ser dominantes y de manera inconsciente se tienen por poseedoras de mayor estatus social.

 

+ De acuerdo a un artículo dado a conocer por la revista New Scientist, la calvicie es una señal de dominio y alto estatus social. Muchos hombres que no tienen este problema deciden rapar sus cabezas para ser más respetados por sus subordinados.


 

+ Una investigación realizada por la Universidad de Pensilvania demostró que los hombres sin cabello son percibidos como más dominantes y fuertes. Analizando la reacción de 59 participantes tras mostrarles las fotografías de hombres con y sin cabello, estos últimos causaron las mejores impresiones.

 

+ Para el psicólogo estadounidense Frank Muscarella, los hombres calvos resultan más atractivos para las mujeres porque les resultan extraños: «en general, en la naturaleza, cuando los hombres tienen algo que las mujeres no tienen, esa característica actúa como señal». Incluso, asegura que quedarse sin cabello podría ser un mecanismo de evolución predeterminada para volver a los hombres más atractivos para las mujeres.


 

+ Otro estudio hecho por la Universidad del Sarre, investigó la reacción de 20 mil personas en un experimento similar. Los resultados manifestaron que si bien los hombres calvos se veían de mayor edad, daban la sensación de ser más inteligentes y sabios.

 

+ Aunque no es una cuestión comprobada completamente por la ciencia, la relación que guarda la testosterona con la calvicie ha sido interpretada con la siguiente fórmula: a más calvicie, más potencia sexual. Muchas mujeres dan por hecho esta hipótesis y se sienten más atraídas por alguien sin cabello.

 


Los costos que deja la calvicie en los hombres no son sólo económicos —se estima que para evitarla, la industria farmacéutica gana 3 mil 500 millones de dólares al año—, sino emocionales. Quienes la padecen, se ven inmersos en una desesperación profunda, pues consideran que lucen estéticamente mal y que su vida ha perdido sentido. Estas investigaciones demuestran que no es así en absoluto.



Claro, habrá quienes estén insatisfechos de su nueva apariencia y les resulte complicado verse sin cabello, pero hay que aceptar que es un proceso inevitable. Aunque existen mecanismos médicos que retrasan la caída del cabello y fortalecen los folículos, lo más sano es comprender las condiciones propias y saber que no sólo no hay nada de malo en perder cabello, sino que tiene sus ventajas y hay que saberlas aprovechar.

 

**

 

Si quieres saber más sobre ciencia y datos asombrosos, descubre los 7 datos científicos que te harán saber que estamos rodeados de virus todos los días y conoce la verdadera historia del Yeti, las sirenas y otros seres fantásticos.

Carolina Romero

Carolina Romero


Articulista
  COMENTARIOS