INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Cómo eliminar chinches y evitar que infesten tu hogar

6 de julio de 2018

Alonso Martínez

Las chinches no sólo provocan daño a la piel, sino que también generan problemas psicológicos.



Chicago, Nueva York y otras grandes ciudades desarrolladas tienen severos casos de infestación por chinches. El hecho de que las viviendas estén más cerca en edificios o unidades cerradas, provoca que sea más fácil que los insectos se muden de un lugar a otro y dejen huevos que después se convierten en un problema casi imposible de solucionar, sin embargo, no es imposible. Cómo eliminar chinches es algo que alguien nunca desearía tener que aprender, pero es necesario si queremos evitar problemas en la piel o hasta psicológicos.


¿Qué son las chinches?



Así como los perros son el mejor amigo del hombre desde hace siglos, las chinches son enemigos constantes de los humanos desde la Antigua Grecia. Sus primeros registros datan desde el año 400a.C, y en ese entonces se decía que podían ayudar a sanar mordidas de serpiente o infecciones en el oído (lo cual quizá tenga que ver con sus habilidades para succionar la sangre de sus víctimas).


Las chinches son insectos del tipo parásito, que se alimenta de la sangre de su presa para sobrevivir. Existen diferentes tipos, que se clasifican dependiendo el área geográfica en la que se desarrollen, pero la principal es la Cimex lectularius, que es la que usa la sangre humana como alimento. Contrario a la creencia, no atacan solo de noche, sino también de día, o en cualquier momento que tengan acceso a su presa.


Aunque suelen atacar cualquier parte del cuerpo, suelen morder las zonas expuestas, como el rostro, el cuello, brazos o la espalda.



Su color es rojizo y morado, y su estructura física es plana y ovalada. Cuando apenas se desarrollan son transparente con un color claro y conforme van madurando su color se hace más notorio, el cual suelen adoptar después de consumir sangre por primera vez.


Su estructura hace que puedan sobrevivir a diferentes factores climáticos. Por ejemplo, pueden vivir hasta cinco días a una temperatura de -10ºC, y de 35 a 40ºC. Si se encuentran en una temperatura cálida pueden vivir al menos un año sin comer.


Las chinches no sólo provocan daño en la piel, sino una intensa comezón que puede afectar aún más a ese órgano. De igual forma, las personas que viven una infestación suelen tener problemas de ansiedad y de insomnio, provocados por el estrés.



Sus patrones de alimentación suelen ser variados, pero es común que ataquen cada cinco o diez días, mientras se mantienen escondidas. Siempre escogen lugares oscuros, cálidos que suelan tener algún tipo de tela o algodón, pero también suelen aparecen en muebles de madera o hasta libros.


Las chinches pueden anidarse en todo tipo de muebles como libreros, burós, escritorios, sillones, mesas, cojines, hasta libros y cuadernos. Una vez que encuentran a un anfitrión, pueden esparcirse a lo largo de un hogar o un conjunto de departamentos de forma sigilosa, provocando una infestación.


¿Cómo evitar que infesten mi casa?



La limpieza es lo principal. Evitar la humedad en el hogar y revisar constantemente los colchones, que es donde más comúnmente se alojan. Se recomienda reemplazar los colchones cada dos o tres años, ya que existe la posibilidad de que se alojen dentro sin que nos demos cuenta. De igual forma, existen mantas protectoras que ayudan a evitar que cualquier insecto entre a los colchones.


Si la casa tiene alfombra, es necesario aspirarla de vez en cuando, al igual que otro tipo de tapetes, ya que el calor atrae a las chinches y pueden ser un excelente lugar para que se escondan.


Lo más recomendable es tener mucho cuidado cuando se duerme o se pasa tiempo en un hotel o en un hogar ajeno. Nunca se sabe cuándo tienen chinches, así que es necesario revisar las camas, y evitar dejar la ropa tirada en el piso, siempre guardándola en una maleta que esté protegida. Cualquier descuido puede resultar en convertirse en un nuevo anfitrión, y como se reproducen de forma sencilla, pueden infestar de un momento a otro.


De igual forma, evitar comprar libros en la calle (o revisarlos con cautela), muebles de segunda mano, compartir lavadoras (o realizar contacto mínimo). También es bueno revisar la ropa antes de adquirirla.


¿Cómo eliminarlas?



Primero se debe hacer una revisión exhaustiva de dónde se encuentran las chinches. Podríamos pensar que sólo están en los colchones, pero podrían haberse mudado a distintos lados, así que es mejor asegurarse para identificar el daño y qué se tiene que hacer.


Lo recomendable es retirar todos los muebles o moverlos, y aislarlos de forma independiente en bolsas de plástico o envolturas de ese material y dejar la zona en cuarentena. Antes de eso, se debe realizar una limpieza exhaustiva, asegurándose de no poner en riesgo otras zonas. Existen algunos productos que pueden utilizarse, pero lo mejor es contactar a un experto y que este determine cuál sería la mejor solución, ya que si se intenta con remedios caseros, podría no erradicarse la infestación.


-


Toda la información de este artículo es de la Agencia de Protección al Ambiente de Estados Unidos (EPA). En esa nación existen más problemas de infestaciones provocadas por el rápido desarrollo urbano, lo cual facilita que las chinches se multipliquen y encuentren más anfitriones, así que es mejor tener cuidado y encontrar una solución antes de que empeore.



TAGS: Mente Datos curiosos salud
REFERENCIAS: EPA MedicineNet

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

10 apps y sitios web que debes usar para evitar que Google robe tus datos Looks de Ezra Miller para aprender sobre estilo y nuevas masculinidades El reto de 30 días con el que tu mejor amiga y tú conseguirán el abdomen perfecto La brutal película que muestra realmente cómo es una posesión satánica La clave para asegurar el éxito en la vida, según un chavorruco La artista que convivió con muertos y retrató la violencia en su forma más cruda

  TE RECOMENDAMOS