¿Cómo sería el mundo si las mujeres fueran más fuertes que los hombres?

Jueves, 2 de noviembre de 2017 17:29

|Carolina Romero

Las cosas serían más distintas de lo que pensamos.


«Si la mujer fuera más fuerte que el hombre, tal vez el problema (de la violencia machista) fuera al revés […] Si la mujer tuviera la misma fuerza física que el hombre... no pasaría esto», se le ocurrió escribir en Twitter a Pedro Salas, un magistrado del Poder Supremo de España.



La lluvia de críticas no se hizo esperar. ¿La violencia de género está justificada por la posesión de la fuerza?, ¿las mujeres deben volverse fuertes para dejar de ser agredidas?, ¿diremos que las violaciones y asesinatos se explican por el hecho de que físicamente, las mujeres no pueden oponerse? Definitivamente no.


La violencia de género no es un asunto en el que puedan asumirse posicionamientos estúpidos como este; es necesario ir al fondo y entender que en ella se entretejen relaciones económicas, sociales, políticas y culturales que han aplastado la dignidad femenina desde hace milenios. Pero más allá de estas hipótesis erróneas y nocivas, un grupo de científicos ha estudiado cómo sería el mundo si las mujeres tuvieran más fuerza física que los hombres.



Para la BBC, Judith Gardiner explicó que de hecho, en el mundo animal la mayoría de hembras son más grandes que los machos, debido a que en la edad reproductiva cargan cientos o miles de huevos dentro de sí. Sin embargo, explica, «la mayoría de los vertebrados terrestres, incluidos los humanos, son la excepción a esta regla. Las hembras crecen hasta cierto punto y luego cambian al modo reproductivo, invirtiendo en la producción de grasa en lugar de hacer músculo y hueso».



De acuerdo a la especialista, esto da como resultado que los hombres tengan 10 kilos más de músculo, 40 % más fuerza en la parte superior del cuerpo y 33 % más de fuerza corporal general.



Según Michael Bang Petersen, profesor de ciencias políticas en la Universidad de Aarhus: «los hombres no son más violentos porque son más fuertes, son más fuertes porque han tenido que ser más violentos a lo largo de la historia evolutiva, lo que ha moldeado la psicología masculina de muchas maneras». Sin embargo, hay quienes cuestionan esta hipótesis, ¿la agresividad va asociada, necesariamente a la fuerza?


-

Planteando el escenario


Para ser físicamente más fuertes, el cuerpo de las mujeres también tendría que agrandarse, pues para que tuvieran una mayor fuerza que los hombres deberían tener una composición ósea y muscular más grande. Indudablemente, el cambio de estructura traería consigo variaciones psicológicas importantes. Debido al aumento de testosterona, podrían presentarse rasgos de agresividad, ansiedad e ira.


Además, para el mantenimiento de esta fuerza serían necesarios determinados cambios físicos, entre ellos el crecimiento de libido, cambio de voz, pérdida de cabello, aumento de acné, alteraciones menstruales y aumento del vello.



El factor reproductivo quizás es el más crítico de esta transformación. Un cambio físico de esta magnitud alteraría completamente la anatomía femenina, lo que repercutiría de inmediato en el sistema reproductor. Además de la irregularidad de los ciclos hormonales, los órganos reproductivos sufrirían alteraciones importantes, lo que les impediría embarazarse.


No obstante, en los hechos, millones de mujeres que dedican sus vidas al ejercicio —e incluso aún sin este— superan en fuerza a otro tanto de hombres que tienen estructuras corporales más débiles. Sin mencionar que tienen un umbral al dolor mayor y son más fuertes en materia genética.



Es un hecho que muchas mujeres son más fuertes que algunos hombres. Lo que es probable es que un cambio químico, físico y genético que sume más fuerza, vendría acompañado de más masa corporal y otras transformaciones expuestas arriba.



Al final, se trata de un escenario hipotético que da cuenta de la evolución de la especie. Pero lo que lamentablemente es real, es que existan opiniones que sitúen la problemática de género en estos términos y olviden mencionar que existen muchos otros factores que hacen perdurar esta terrible realidad.


*

Ahora lee:


10 frases feministas de Marie Curie

Por qué es tan importante un beso para elegir a tu pareja según la ciencia

Carolina Romero

Carolina Romero


Articulista
  COMENTARIOS