INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

8 cosas asquerosas que le está ocurriendo a tu cuerpo justo en este momento

July 6, 2018

Diana Garrido

Tu cuerpo hace todo el trabajo sucio con tal de mantenernos sanos...


Tu cuerpo tiene muchas funciones que requieren trabajos a marchas forzadas y no eres completamente consciente de ello. Dentro de tu organismo se realizan procesos de todo tipo y como en todo, existe un área encargada de hacer el trabajo sucio para mantenerte sano y limpio.


En este mecanismo entran en acción distintos procesos que podrían parecer asquerosas o poco higiénicos, pero que sin ellos, no habría manera de estar y sentirse bien. El cuerpo no lo percibe como algo sucio, de hecho es un proceso más, pero cuando nosotros nos enteramos sentimos asco y repulsión. ¿Cómo no hacerlo si muchos de esos procesos incluyen mucosidad, saliva e infecciones?


Asqueroso ¿no es así? Pues eso y más está pasando en tu cuerpo justo en este momento, mientras lees este artículo y seguirá sucediendo cuando regreses a casa, uses el transporte, te bañes o duermas. Tu organismo actúa de manera inconsciente y sin inhibiciones. ¿Sabes cuáles son estas otras funciones?



-

Produces moco


Cada día tu cuerpo crea al menos 1 litro de mucosidad dentro de toda tu cara, no sólo en tu nariz. Ésta es una función básica que ayuda a que los agentes infecciosos que quieren colarse en tu sistema se detengan y eventualmente, los expulses estornudando o limpiando tu nariz. Si hay factores contaminantes como polvo, aire o un clima muy soleado, el moco cambia de consistencia, pero sigue actuando igual.




-

Se reproducen los ácaros en tus pestañas y cejas


El vello en tu cuerpo funge como un lecho matrimonial, ya que existen dos tipos de ácaros en ti. El primero es aquel que se come los folículos, mismo que se moverá a lo largo de tu cuerpo para hallar más y más comida. Pero el segundo tipo es mucho más divertido. Se trata de varias parejas, mismas que se reproducen sobre tu pelaje todo el día, hasta que mueren.



-

Estás llenándote de aire


En realidad es gas que tienes que sacar cuando defecas. Dentro de tu sistema digestivo se mezclan compuestos como el nitrógeno, dióxido de carbono e incluso metano, mismos que combinados con alimentos, son capaces de crear potentes y molestos gases estomacales que pueden causar inflamación y dolores.




-

Estás produciendo algunos litros de saliva


La boca tiene varios pares de glándulas que se encargan de mantener esta parte del cuerpo sana. Hay tres pares que son las principales y tienen como objetivo desintegrar la comida lentamente para que ésta pase despacio y sin problemas directamente al estómago. También funciona para detener la entrada de agentes bacterianos al cuerpo.




-

Tu garganta se está llenado de gérmenes y residuos de todo tipo


Por lo general, las amígdalas no pueden mantenerse limpias por mucho tiempo, por lo que aquellos pequeños agujeros que las componen se llenan de todo lo que respiras o pasa por tu garganta como polvo, restos de comida, mucosa y células muertas. Si la higiene bucal es escasa, ten por seguro que estos rellenos endurecerán y pueden derivar en enfermedades infecciosas.




-

Todo lo que hayas comido está viajando en tu intestino


No importa cuando hayas hecho tu última comida, por lo general ésta llega rápidamente al estómago en donde es descompuesta por los jugos gástricos. Una vez disuelta, emprende un viaje a través de los intestinos: nueve metros hasta que no puedas más y eventualmente, tengas que defecar. Por lo general el proceso dura una hora, pero en ocasiones se retrasa hasta un día o se reduce a unos minutos.




-

Pierdes cabello y fortaleza capilar


Conforme el tiempo pasa, el cabello se va debilitando. Justo en este momento, los folículos en tu cabeza se están haciendo más delgados y por ende los puedes perder. No es casualidad que hace un par de años cepillabas tu cabello y te topabas con dos hebras, mientras que hoy sólo hallas mechones inmensos enredados en el peine. Esto se debe a que la testosterona se convierte en DHT, la cual hace que el pelo crezca más en algunos lugares y menos en otros. Así que tu cabeza los está dejando ir.




-

El cuerpo puede ser bastante "sucio" o muy sorprendente, pero ten por seguro que funciona según tus necesidades. Así que antes de juzgar o despreciar tu propio funcionamiento, conoce todo lo que hay en tu interior y goza del trabajo pesado y sucio que tienen que hacer ciertas zonas para mantenerlo sano y en buen estado.


TAGS: Datos curiosos salud cuerpo
REFERENCIAS: De 10 Muy Interesante

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¿Anna Wintour deja Vogue? 32 fotografías de Arnold Veber que muestran la decadencia de un club nocturno en Rusia When You Stop Trying To Define Your Cultural Identity: 4 Things I've Learned Along The Way Películas en Netflix para hombres enamorados Errores que cometes al maquillarte con colores naturales y nude Los cuernos de Satán, el 666 y el origen de otros signos malignos que creó la Iglesia

  TE RECOMENDAMOS