INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Cuál es el daño psicológico que sufre un niño separado de sus padres, según la ciencia

26 de junio de 2018

Rodrigo Ayala Cárdenas

Los niños centroamericanos detenidos en centros especiales por la nueva política antimigratoria de Donald Trump podrían sufrir daños psicológicos irreparables.



Como aves encarceladas y privadas de su libertad de manera súbita y angustiante, más de 2 mil infantes provenientes de Centroamérica han sido las principales víctimas de la nueva ley de "tolerancia cero" de Donald Trump contra los inmigrantes provenientes de El Salvador, Guatemala y Honduras. Hoy están encerrados en jaulas luego de que fueran detenidos en su intento por pasar la frontera entre México y los Estados Unidos en compañía de sus padres. En medio del llanto y el miedo que significa verse lejos de sus familias, los pequeños (algunos de ellos menores a los cuatro años de edad) sufren daños irreparables a nivel psicológico.



El estrés al que son sometidos estos menores en medio de un entorno de violencia y miedo al ver a sus padres alejarse e ignorar su paradero, tiene consecuencias que a largo plazo pueden traducirse en enfermedades cardiacas, diabetes, abuso de sustancias ilegales, depresión, ansiedad, sentimientos de inseguridad y estrés postraumático.


En un intento por frenar una situación de manera desesperada, el presidente Donald Trump ha hecho del miedo y la amenaza sus mejores cartas, al más puro estilo de un hombre que no brilla precisamente por su inteligencia o capacidad de empatía.



Si no existe una ayuda rápida, estos infantes podrían estar en la antesala de padecer situaciones físicas y mentales que comprometan su calidad de vida en los siguientes años. Mientras un adulto es más propenso a tener la capacidad psicológica de sobrellevar una detención al ser consciente de sus actos, un menor vive un aumento en sus hormonas de estrés y su ritmo cardíaco de maneras que pueden resultar contraproducentes. La protección en los niños es un rasgo fundamental en edades tempranas: verse a merced de desconocidos y sin la seguridad que ofrece el entorno familiar conlleva a generar ansiedades y temores en el futuro.



Sabedores de lo anterior, expertos de la Academia Estadounidense de Pediatría, el Colegio Americano de Médicos y la Asociación Estadounidense de Psiquiatría y otros 9 mil profesionales y organizaciones de salud mental han firmado una petición en la que manifiestan su preocupación por esta decisión que por otro lado violenta los derechos humanos elementales de un infante y su familia. Se habla que en los centros de detención abundan los maltratos psicológicos, la alimentación inadecuada y una situación de angustia en niños que ignoran lo que está pasando a su alrededor.



Además de las repercusiones físicas, un niño que tiene que declarar ante una persona adulta en el Oficina de Reasentamiento de Refugiados en el que está confinado, vive niveles insostenibles de miedo y confusión acentuados por la ausencia de una figura paterna o materna. Wendy Young, presidenta de la organización Kids in Need of Defense (KIND), la cual vela por la seguridad de los niños detenidos, afirma: «Puede ser extraordinariamente difícil averiguar a dónde fue esa persona (padres detenidos), establecer comunicación. Si ese padre es deportado mientras tanto, entonces tenemos el desafío adicional de tratar de encontrar al padre en el país de origen».



Las autoridades de los Estados Unidos, como la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, se han defendido de esta situación aduciendo que: «Es importante tener en cuenta que estos menores están muy bien atendidos. No crean en la prensa... Operamos de acuerdo con algunos de los más altos estándares en el país».


Aquellas palabras de Trump vía Twitter donde afirmaba que «No podemos permitir que todas estas personas invadan nuestro país. Cuando alguien entra, debemos inmediatamente, sin jueces ni casos judiciales, llevarlos de vuelta de donde vinieron», están siendo llevadas a su extremo más salvaje por un hambre inhumana de autoridad.



-

Una situación que ha alertado al mundo entero se expresa a través de las siguientes fotografías de los niños migrantes separados de sus familias y encerrados en jaulas en Estados Unidos, una noticia que refleja el lado más indignante de la política estadounidense y de la historia humana que en muchas ocasiones se ha cebado sobre los niños como una de sus víctimas predilectas.


TAGS: Psicología Mente salud
REFERENCIAS: IFL Science

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

10 apps y sitios web que debes usar para evitar que Google robe tus datos Looks de Ezra Miller para aprender sobre estilo y nuevas masculinidades El reto de 30 días con el que tu mejor amiga y tú conseguirán el abdomen perfecto La brutal película que muestra realmente cómo es una posesión satánica La clave para asegurar el éxito en la vida, según un chavorruco La artista que convivió con muertos y retrató la violencia en su forma más cruda

  TE RECOMENDAMOS