INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Cosas que puede sufrir el cuerpo de una mujer embarazada

8 de mayo de 2018

Alonso Martínez

En algunas instancias, el embarazo puede resultar peligroso para las madres, afectando sus órganos de forma pasajera o permanente.



Es difícil no creer en un "creador" cuando pensamos en las mujeres embarazadas.


Es decir, viendo cómo funciona su cuerpo y cómo reacciona después de dar a luz a un nuevo ser vivo, podemos notar cómo el cuerpo humano está creado de una forma casi milagrosa. Una persona se crea desde cero; las células se forman y —como si fuera un horno de cocinar— el producto se prepara con tiempo, provocando que el útero se expanda y afecte al resto del cuerpo, sólo para que al final todo regrese a la normalidad: el útero vuelve a su forma original y la vagina se recupera después de expulsar el producto.



Alguien debió haber creado esa anatomía perfecta para hacer funcionar eso.


Sin lugar a dudas, también es una experiencia única para cada mujer, sin embargo, para otras puede resultar incómodo por los efectos anatómicos que provoca un infante en desarrollo dentro del útero. Los siguientes son algunos riesgos y efectos que pueden tener las mujeres embarazadas, mismos que demuestran que el embarazo no sólo es un proceso, es una especie de milagro.


-

Fractura de costillas



En un estudio publicado en la Librería Nacional de Medicina de Estados Unidos se aclara que, aunque no existe un vínculo directo entre el embarazo y la ruptura de costillas, esto le ha ocurrido a algunas mujeres. Sucede cuando el útero se expande, provocando que se aplique fuerza muscular en las costillas, las cuales se hacen más susceptibles a una fractura después de un golpe o de un periodo de tos crónica. Por lo general es la décima costilla la que puede sufrir este daño ya que se puede mover, pero, aclaramos, no es común que suceda.


-

Asfixia



Durante el tercer trimestre del embarazo, el bebé presiona el útero contra el diafragma, además los pulmones se encuentran ligeramente comprimidos, lo cual impide que en algunas mujeres sea difícil respirar. En realidad esto es normal por lo que el cerebro impulsa a las madres a respirar de manera más lenta. Sin embargo, en algunos casos, esto suele afectar la respiración haciéndolo imposible y causando asfixia. Es necesario que la mujer vaya a un especialista para tratarlo, ya que puede poner en riesgo la salud del bebé.


-

Piel



Mientras que en muchos de los casos, la actividad hormonal hace que la piel de una mujer se vea más clara y brillante, en algunos puede provocar mucho acné y un caso excesivo de piel grasa. De igual forma puede hincharse o resecarse, por lo que es recomendable tomar agua constantemente. De igual forma, si no se toman ciertos cuidados, la piel del estómago podría quedar con estrías demasiado marcadas o "floja".


-

Constipación y problemas con la vejiga



Estos problemas son más comunes y suceden por lo mismo que hemos mencionado: el cuerpo del bebé va creciendo y genera presión en algunos de los órganos más cercanos al útero, como la vejiga y los intestinos. Esto puede provoca que las madres vayan al baño muy seguido, pero también puede causar constipación ya que impide el paso de los desechos. Si el problema empeora y genera más daños, es recomendable usar laxantes especiales para no poner en peligro la salud del bebé y lograr evacuar sin problema alguno.


-

Estómago



Todas las madres saben que deben lidiar con las nauseas constantemente. No sólo durante el inicio del embarazo, sino a lo largo de éste —aunque después de un tiempo logran acostumbrarse—. Esto sucede por lo mismo que hemos mencionado: el estómago se ve afectado por el bebé y suele estar presionado, por lo que causa náuseas en la mañana y en distintos momentos del día. De igual forma hace que se sientan hinchadas o molestas, pero, como mencionamos, eventualmente las molestias desaparecen.


-

De igual forma, el embarazo afecta al hígado, al páncreas y a otros órganos que se encuentran en el área abdominal. En algunos casos esos efectos pueden ser peligrosos, pero en otros son simples consecuencias colaterales que todas deben pasar para darle vida a una nueva persona. Por fortuna, como mencionamos, eventualmente todo eso se revierte y el cuerpo regresa a la normalidad. Sin duda son parte de un diseño perfecto difícil de comprender, pero que nos recuerda lo hermosa que puede ser la vida cuando la vemos desde un punto de vista científico.


TAGS: salud cuerpo Medicina
REFERENCIAS:

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

El trailer de terror que fue censurado en YouTube por ser demasiado aterrador Madonna + Jean Paul Gaultier: El brasier cónico que hizo historia Outfits históricos de Madonna que puedes intentar en tres pasos Cómo conseguir el look de Madonna en los ochenta sin esfuerzos Is Blue The Warmest Color?: How "The Unsent Project" Shows The Pigments Of Closure El niño que luchó contra el VIH e inspiró una canción de Michael Jackson

  TE RECOMENDAMOS