Datos asquerosos que no conocías de tu cuerpo

Sábado, 7 de octubre de 2017 13:45

|Carolina Romero



Pocas cosas en el mundo son tan asquerosas como una almohada y, sin embargo, a nadie parece importarle. Saliva, lágrimas, cerumen, sudor y ácaros se acumulan noche tras noche en la esponjada superficie. Esto quiere decir que lo que parece ser el objeto más abrazable y deseado del Universo es en realidad un cúmulo de deshechos humanos. ¡Iugh! 



Si este es un dato asqueroso, los que siguen lo son aún más. La diferencia, sin embargo, es que una almohada puede lavarse consecutivamente o tirarse a la basura, pero el cuerpo requiere de estas cosas que te parecerán asquerosas para mantener un funcionamiento óptimo:

 

-

Más parásito que persona


 

 Más del 90 % de las células de un cuerpo humano son parásitos. Alrededor de 100 billones de bacterias, o sea, casi 10 veces más que células.

 

-

Arañas en la cara



Se llaman Demodex folliculorum, miden de uno a dos décimos de milímetro y habitan debajo de la piel. Existen machos y hembras y sí, copulan, se reproducen y dejan pequeños huevecillos para postergar la especie. Suena asqueroso, pero tienen una función: ayudan a comer el sebo y las células muertas del rostro. Es en la noche cuando están en movimiento. También hay ácaros que viven en las pestañas.

 

-

Mocos, muchos mocos


 

El moco está en el tracto gastrointestinal, pulmones, garganta, boca y nariz. Se calcula que el cuerpo genera de uno a dos litros a diario. La función de esta viscosa secreción además de proteger al cuerpo humano de virus dañinos, es fungir como lubricante natural, que ayuda a que los órganos funcionen de manera correcta.

 

-

Gases continuos e infinitos

 


Al comer, las bacterias del sistema digestivo producen gas para digerir los alimentos. Por lo tanto, el interior del cuerpo está en constante “explosión”. Esto produce gases y eructos.

 

-

Excremento en el interior


 

El intestino delgado tiene 6 metros de longitud y el grueso cerca de 1,5 metros. No todo el excremento sale, gran parte de él se almacena con una combinación de moco y células muertas. 

 

-

Mucha cerilla



La cerilla es una mezcla de células muertes y seborrea. Su función es imprescindible para el ser humano, pues previene infecciones graves que pueden suscitarse en ese orificio. Hay personas que sufren de exceso de cerumen y que incluso presentan dificultades para escuchar debido a ello.


-

Millones de vellos



Los hombres, las mujeres y los chimpancés tienen la misma cantidad de vellos corporales. La diferencia es que en estos animales es mucho más grueso que en los humanos y por ende, más visible.


-

Pueden ser datos desagradables, sin embargo, son completamente necesarios para la sobrevivencia. Los mocos, las bacterias, la cerilla, la saliva, el sudor y hasta los pedos son necesarios para vivir. La maquinaria de vida que portamos es maravillosa, exacta, perfecta e increíble ¿qué importa si de vez en cuando es asquerosa?


**

Si quieres saber más sobre ciencia descubre cuándo ocurrirá la próxima extinción masiva y conoce estos hechos científicos que aprendiste en la escuela y ya no son ciertos.


Carolina Romero

Carolina Romero


Articulista
  COMENTARIOS