El Dr. Erickson y el polémico video viral de COVID-19 que pone en peligro a todos

El Dr. Erickson y el polémico video viral de COVID-19 que pone en peligro a todos

Por: Beatriz Esquivel -

Tras una serie de declaraciones relativas al COVID-19, un video con 5 millones de visitas fue censurado por YouTube por contribuir a la desinformación.

Ya sea en la cuenta de Twitter de Paty Navidad, los chats de WhatsApp de las tías, foros de Internet o hasta en los medios de comunicación masivos, han circulado todo tipo de rumores y desinformación con respecto al COVID-19 y los protocolos que cada persona debe llevar a cabo para prevenir el contagio. 

  Artículos Relacionadosque-es-red-5g-como-funciona-cuando-estara-en-mexicotecnologiaQué es la red 5G, cómo funciona y la teoría de que transmite el coronavirus

  Artículos Relacionadosmitos-sobre-el-coronavirus-covid-19tecnologiaMitos sobre el coronavirus que debes dejar de creer ahora que está en México 

“Es más peligroso quedarse en casa” 

Desde absurdas teorías sobre cómo las torres de la red 5G ayudan a esparcir este virus, hasta que Bill Gates estuvo detrás de su creación y ahora busca capitalizar una vacuna, ahora se inscriben las declaraciones del doctor Daniel W. Erickson y su colega Artin Massihi, oriundos de California, que mediante una “conferencia de prensa” improvisada y que compartieron a través de YouTube, utilizaron datos estadísticos para aseverar que el contagio del COVID-19 no era tan peligroso como se ha hecho saber por las autoridades sanitarias de múltiples países. 

“YouTube los censura y encubre la verdad”

Si bien el video actualmente ya no está en línea puesto que ha infringido las normas comunitarias de YouTube al tratarse de desinformación y de datos falsos que ponen en peligro a otras personas, algunos usuarios en redes rápidamente han comenzado a dar por hecho que se trata de un movimiento conspiratorio que previene que más personas sepan “la verdad” sobre el coronavirus. video del dr erickson covid 19

Pero más allá de esta nueva teoría de conspiración y supuesta ocultación de información, en realidad se encuentra un fallo en cuanto a la extrapolación de datos de ciertos análisis e incluso también se ha apuntado a cierto interés económico detrás de estos dos médicos. Bajo premisas falsas, los dos doctores plantean un escenario en el que los periodos de cuarentena y aislamiento de los sujetos sanos deriva en que su sistema inmune disminuya; del mismo modo, los médicos usan datos para intentar demostrar que la pandemia actual es menos peligrosa que la gripe estacional, por lo que sería seguro salir de las casas y continuar con un ritmo “normal”. 

  Artículos Relacionadoscambios-en-terminos-de-youtube-y-lo-que-significatecnologiaPor qué los nuevos términos de YouTube podrían significar el principio del fin

  Artículos Relacionadosque-es-el-proyecto-haarptecnologia¿Qué es el proyecto HAARP y por qué todos hablan de ello?

¿Quiénes son los doctores Erickson y Massihi?

A pesar de que las estadísticas y los datos puedan parecer un método eficaz para argumentar y convencer a las personas, cuando son mal empleados derivan en la desinformación. En este sentido, la preparación de ambos médicos ha sido puesta en duda, dado que ninguno es experto en epidemiología y no son investigadores o inmunólogos. 

Ambos son dueños de clínicas en California y a través de las pruebas que ahí han realizado obtuvieron sus datos. Uno de los principales errores en el “análisis” de los médicos reside en el tamaño de su muestra, así como su extrapolación de los resultados, y que en Estados Unidos, así como en otros países como México, las pruebas de COVID-19 son aplicadas a aquellos pacientes con sintomatología grave.dr erickson y el dr massihiLos doctores Daniel W. Erickson y Artin Massihi. / Foto: Cal Matters

Un estudio plagado de errores

La muestra de la que parten sólo involucra a aquellos pacientes que han acudido a sus clínicas a hacerse la prueba, por lo que no contempla una población en general ni en su área ni en el estado completo, mucho menos en el país. No obstante, a pesar de que esta muestra no es significativa, ellos lograron extrapolar sus datos para el estado de California y establecer que las personas tienen un 0.03 por ciento de probabilidad de morir de COVID-19. 

En otras palabras, las tasas de contagio y de mortalidad que Erickson y Massihi comparten en realidad son erróneas y lejanas de la realidad. Sus datos arrojan un panorama positivo y “poco peligroso” por el simple hecho de que sus datos están sesgados y dejan de lado todas las personas que por ser asintomáticos o por motivos económicos no han podido acceder a la prueba. 

  Artículos Relacionadosfever-el-libro-que-predijo-el-coronavirusletras 'Fever' el libro que predijo el coronavirus con escalofriante exactitud

  Artículos Relacionadossirven-los-cubrebocas-contra-el-coronavirustecnologia¿Los cubrebocas sirven contra el coronavirus?

De la ignorancia y del lucro a costa de la salud pública 

Tras la conferencia, dos asociaciones médicas de Estados Unidos, el American College of Emergency Physicians (ACEP) y la American Academy of Emergency Medicine (AAEM) —el Colegio Americano de Médicos de Emergencia y la Academia Americana de Medicina de Emergencia, por sus traducciones literales al español— emitieron una declaración en contra de los datos e información de Erickson y Massihi. 

«Estas reflexiones imprudentes y no probadas no hablan por las sociedades médicas y son inconsistentes con la ciencia y la epidemiología actuales con respecto al COVID-19. Como propietarios de clínicas locales de atención de urgencias, parece que estos dos individuos están publicando datos sesgados y no revisados por pares para promover sus intereses financieros sin tener en cuenta la salud del público». 

Las asociaciones médicas no son las únicas en encontrar un nexo peligroso entre los datos y recomendaciones que estos médicos hacen y el beneficio económico que pueden obtener de que las personas vuelvan a las calles y a sus clínicas a atender todo tipo de enfermedades. Asimismo, usuarios en las redes sociales también han sido capaces de notar cómo ciertos medios de comunicación estadounidenses de una u otra forma también capitalizan este tipo de contenido que desinforma y promueve políticas contrarias a las recomendaciones oficiales, cayendo en una grave falta ética y moral. 

231 mil muertes por COVID-19 hasta ahora

En ese sentido, el comunicado de las asociaciones médicas concluye: 

«La desinformación del COVID-19 es generalizada y peligrosa. Los miembros de la ACEP y AAEM son testigos de primera mano del costo humano que el COVID-19 está cobrando en nuestras comunidades. La ACEP y AAEM desaconsejan firmemente el uso de cualquier declaración de los Dres. Erickson y Massihi como base para la toma de decisiones y políticas». 

La desinformación, fake news y recomendaciones fundadas en teorías de conspiración y otros mitos sin duda son mucho más peligrosas que quedarse en casa, tanto más que se estima que hasta la fecha de publicación en todo el mundo existen 3.25 millones de casos confirmados de COVID-19, tan sólo 1.01 millones de casos de personas que se han recuperado y 231 mil muertes de acuerdo con las estadísticas publicadas por Google. 

Te podría interesar: 

Adrenocromo, la peligrosa droga de los Illuminati

8 libros de epidemias que deberías leer antes del fin del mundo

Todas las epidemias que fueron causadas por virus que pasaron de animales a humanos