NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La droga que está matando a los estudiantes obsesionados por ser mejores

30 de marzo de 2018

Alejandro I. López

Uno de cada cinco universitarios enfrenta una adicción al Adderall, una poderosa droga de la familia de las anfetaminas.



Más allá del ideal del sueño americano, la vida en los Estados Unidos nunca ha sido fácil. Lejos de las viejas creencias que afirman que tener un grado de educación superior es una garantía de una mejor calidad de vida y que las drogas son utilizadas únicamente por individuos marginales, una nueva adicción que está fuera de control derrumba todos estos estereotipos.


Los usuarios de esta droga no forman parte de un sector marginado, ni siquiera es considerada de uso recreativo, sino como producto de la enorme competitividad que existe en los sectores de la industria tecnológica y sobre todo, las universidades.



Uno de cada cinco jóvenes universitarios enfrenta una adicción al Adderall, una poderosa droga de la familia de las anfetaminas que se receta como fármaco para condiciones como el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y la narcolepsia.



Se trata de una sustancia que en dosis bajas funciona para mejorar los procesos cognitivos, aumentar la retención, retardar la fatiga y mantenerse alerta. Estas características han hecho del Adderall el acompañante ideal para prepararse antes de un duro examen, aguantar una noche completa sin dormir para terminar un ensayo o memorizar al pie de la letra una exposición frente a la clase.


El problema está en que fuera de los términos médicos, esta droga tiene un alto potencial adictivo mientras más se consume. Conforme la necesidad por mantenerse alerta y rendir al máximo se hace mayor, las dosis aumentan y es fácil perder el control. Las visitas de universitarios por efectos secundarios provocados por el Adderall —como episodios de ansiedad, psicosis o daño hepático— han aumentado más del 156 % en la última década.


Los estudiantes —principales usuarios de esta droga— culpan al sector educativo y la feroz competencia que existe en éste de la adicción de Adderall en las preparatorias y universidades de los Estados Unidos. Frente a horarios extenuantes, exámenes, ensayos y otras pruebas que llenan el calendario de los estudiantes ciclo tras ciclo escolar, la presión por conseguir un lugar en la universidad que desean se hace insoportable.



No sólo es necesaria una fuerte suma de dinero para obtener la deseada carta de ingreso a la institución que elijan, también un poco de suerte y horas de estudio para sobresalir por encima de sus compañeros y de los estudiantes de todo el país —incluso del resto del mundo— que luchan por conseguir un sitio en las universidades más demandadas de todos los Estados Unidos.


A pesar de que este fármaco está restringido en la legislación estadounidense por considerarse un medicamento controlado por su “alto potencial adictivo”, la facilidad para adquirir una receta médica apócrifa o alterar una hace que el principal sitio de abasto de Adderall para los universitarios sean las farmacias legalmente establecidas.



Según un estudio publicado en el Journal of American College Health, más del 61 % de los estudiantes universitarios han recibido alguna invitación para tomar drogas con el fin de potenciar sus habilidades con fines de estudio. Es momento de repensar los contras de un sistema educativo que promueve una competitividad absoluta que lleva a los estudiantes a extremos como la adicción por consumir Adderall.


*

Ahora lee:


La escala que revela el daño y la dependencia que causa cada droga

12 razones científicas para dejar de usar drogas


TAGS: Adicciones Drogas Universidades
REFERENCIAS: WebMD

Alejandro I. López


Editor de Historia y Ciencia

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

¿Cómo curar un corazón roto? "Hay una luz que nunca se apaga" - The Smiths "One, Two, Three, Four!" Ramones Mujeres que cambiaron la música All You Need Is Love - The Beatles Películas que predijeron los gadgets de hoy

  TE RECOMENDAMOS