Por qué comprar cosas en el Buen Fin inevitablemente te pondrá triste

Por qué comprar cosas en el Buen Fin inevitablemente te pondrá triste

Por: Abril Palomino -

En días de ofertas y promociones las personas consumen más de lo que realmente necesitan, expuestas a sufrir del extraño efecto Diderot, el cual explica por qué una sola compra planificada puede llevar a cualquiera a la ruina.


Efecto Diderot

Denis Diderot fue un filósofo y escritor francés del siglo XVIII, uno de sus mayores logros fue coordinar la primera enciclopedia, como un intento de sintetizar todo el conocimiento humano. Diderot también describió un fenómeno social y económico en un relato al que tituló “Lamento por mi bata vieja. Aviso a quienes tienen más gusto que fortuna”.

Relacionadosecretos-para-aprovechar-las-ofertas-de-amazon-al-maximo10 secretos para aprovechar las ofertas de Amazon al máximo

En esta narración el autor cuenta como una bata que le obsequiaron lo llevó a la bancarrota económica. El obsequio era tan elegante y vanguardista que desentonaba atrozmente con los objetos anticuados y pasados de moda de la casa. Así que Diderot empezó por cambiar poco a poco sus muebles viejos y decoración. Casi sin darse cuenta, el hombre terminó por gastar todo su dinero en posesiones que realmente no quería. En este absurdo intento por redecorar su hogar a causa de su nueva posesión, era el  propio Diderot quien ahora pertenecía a la prenda de vestir. Por qué comprar cosas en el Buen Fin inevitablemente te pondrá triste 1En el libro The Millonaire Next Door se ejemplifica este fenómeno con un comportamiento muy común al mudarse a una zona más lujosa; cuando te es posible cambiar a un barrio mejor, lo haces, para después darte cuenta que necesitas un automóvil de la misma gama de los vecinos para no desentonar, cambiar los muebles de acuerdo a tu nueva vivienda y así sucesivamente se genera una espiral de gasto creciente.Por qué comprar cosas en el Buen Fin inevitablemente te pondrá triste 2Pero este fenómeno se puede presentar en situaciones mucho más comunes que no implican gastos tan fuertes sin que los consumidores se den cuenta. Por ejemplo; al comprar una televisión con una excelente nitidez o definición, los usuarios piensan que es necesario complementar la pantalla con un buen equipo de sonido, otro caso es cuando se agenda algún paseo o vacaciones y se hacen compras para tener la ropa adecuada o artículos para el viaje.

Relacionadola-historia-del-e-commerceLa historia del E-commerce

Cómo evitar este fenómeno

El reto de no caer en esta espiral consumista es que muchas de las compras en temporadas de ofertas y promociones son inconscientes y compulsivas. Para combatir el efecto Diderot, se debe ser consciente de su existencia y saber cómo funciona. A partir de ahí, es cuestión de plantearse las compras o consumos y las necesidades genuinas o arraigadas

«Si crees que es algo que no necesitas o que ya tienes, no lo lleves inmediatamente, date unos días para pensarlo. Si al cabo de 10 días sigues queriéndolo de verdad, replantéate la compra», aconsejaThe Millionaire Next Door.

Por qué comprar cosas en el Buen Fin inevitablemente te pondrá triste 3Elige qué comprar por su utilidad y no por su estatus. Es decir, aprender a vivir con menos y recordar que la felicidad no está centrada en el poder de adquisición o la acumulación de pertenencias. 

Relacionadoque-es-tegger-y-por-que-te-hara-ganar-dineroLa plataforma que te ayudará a ahorrar dinero mientras navegas en Internet

Para terminar, es necesario ser consciente de las compras y eliminar el deseo de impresionar a los demás. Evitar el consumismo absurdo representa beneficioso no solo para nuestra propia economía, si no para el planeta entero.Por qué comprar cosas en el Buen Fin inevitablemente te pondrá triste 4

Foto en portada: Confessions of a Shopaholic.

También te puede interesar:
Exclusión digital: Qué pasa cuando la tecnología no se adapta a la realidad de los jóvenes
"Bagazas, huilas, leperuzcas, cuscas..." los primeros prostíbulos de la Ciudad de México
Una contra sociedad en toda regla: breve historia de Tepito