PUBLICIDAD

TECNOLOGIA

El dilema de alterar la genética para crear bebés perfectos

«La humanidad no representa una evolución hacia algo mejor, o más fuerte, o más alto, al modo como hoy se cree eso.

El progreso es meramente una idea moderna, es decir, una idea falsa».

Friedrich Nietzsche

Hay cosas que jamás vamos a poder responder. No se trata de una metáfora, sino de una realidad que se verifica conforme el tiempo va transcurriendo. La ciencia actual ha generado enormes logros, tan grandes que se les salen de las manos y sin embargo, es incapaz de responder preguntas fundamentales.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Qué está permitido y qué no? ¿cuáles son los límites del conocimiento científico? ¿tiene alguno? Esto no es, en absoluto, fácil de responder. Actualmente, por ejemplo, el debate sobre la vida genéticamente modificada es el centro de atención de buena parte de la comunidad científica del mundo.

La ingeniería genética está apostando por la creación de nuevos seres humanos. Aunque el nacimiento de bebés con modificaciones puede parecerte una película de ciencia ficción, hoy es una realidad que está más cerca de lo que crees.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Hace un par de años, cerca de 15 niños nacieron tras un experimento realizado por el Instituto de Medicina Reproductiva y Ciencia de San Bernabé, en Nueva Jersey. Mujeres con problemas para embarazarse fueron sometidas a una serie de experimentaciones y por fin, lograron concebir.

Según un artículo de Antonio Regalado, publicado por el MIT Technology Review, la creación de bebés perfectos es un tema estudiado seriamente por el CRISPR-Cas9, un proyecto realizado por eGenesis que inició como una búsqueda por perfeccionar los genes de ganado. Sin embargo, han dado a conocer que esta tecnología también será aplicable a humanos. En un futuro, podríamos "configurar" a los recién nacidos como si de una orden de pizza se tratara; definiremos su color de piel de ojos, su altura y probablemente su sexo. Además de su salud.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Si alguna vez te decidieras por tener un bebé, ¿no querrías que naciera y creciera completamente sano? ¿No darías lo que fuera porque fuera inmune a enfermedades que pueden terminar con su vida? ¿No pagarías cualquier cantidad monetaria si te garantizaran que nacerá sin ningún problema o malformación? La modificación genética te daría esa oportunidad.

Además, estos nuevos seres podrían ser mucho más inteligentes, fuertes y con un mayor dominio sobre la realidad; vivirían más y mejor. Seguramente tendrían muchas otras posibilidades de desarrollo. Perfecto, ¿no? En realidad, las consecuencias de este aparente avance van más allá de lo que observamos a primera vista. Aquí algunas razones:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

-

No todos tendrían acceso

En la actualidad, el costo por cualquier tratamiento de fertilidad es sumamente alto. De haber un procedimiento de modificación genética habría que esperar que sería muy poco accesible. Así, la brecha de desigualdad sería mucho más amplia de lo que es ahora. Solo cierto sector de la población tendría acceso a esta tecnología, habría una especie de doble camino en el que se dividirían las sociedades.

-

¿Hasta dónde llegarían las modificaciones?

Quienes tendrían en las manos la cantidad y la variedad de las modificaciones serán científicos, es decir, personas. Los humanos somos naturalmente falibles, conflictivos. Por tanto, habríamos de confiar demasiado en sus buenas voluntades y su honesta personalidad como para pensar que no harían alteraciones peligrosas, es decir, que tendrán un extremo cuidado en lo que modificarán y en qué cantidad.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

-

Serían personas-experimento

Las personas modificadas no tendrían una vida normal. Durante toda su existencia tendrían la sensación de ser una especie de conejillos de indias. Por otro lado, los científicos aseguran que el nuevo ser humano nace bien y durante sus primeros años, crece de manera correcta; sin embargo, no se conoce cómo sea cuando llegue a la edad de los 40 o 50. Todo es una especie de improvisación, las consecuencias a largo plazo no se saben a ciencia cierta y los humanos modificados tendrían que estar en constante estudio y observación.

-

Afectarán a más generaciones

El punto es que no es una decisión que pueda tomarse en solitario. Es decir, no se trata de algo que sólo afecte al individuo. Las modificaciones genéticas irán pasándose a sus descendientes y finalmente, esto es un asunto que atañe a la humanidad entera, no a sólo un sector. También hay que tomar en cuenta que existen notables diferencias entre las legislaciones en los países desarrollados. Hay algunos donde está permitido y en otros estrictamente prohibido. ¿Cómo se podría esto legislar en un futuro? La mayor parte de los científicos del mundo están en desacuerdo con estas modificaciones, pues los cambios se irán pasando de generación en generación. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En palabras del médico austriaco Werner Neuhausse: «Al final, si los beneficios superan a los riesgos, la medicina se arriesgará a usarla». ¿Cómo medir esos beneficios y esos riesgos de manera objetiva? Lamentablemente, no lo sabemos, a pesar de que está en juego nada menos que la vida misma y esta no acepta planeaciones ni simulacros.

Mientras, las voces a favor continúan: «la edición del genoma humano es muy prometedora para comprender, tratar o prevenir muchas enfermedades genéticas devastadoras y para mejorar los tratamientos de un gran número de otras patologías» aseveró Alta Charo, profesora de Derecho y Bioética en la Universidad de Wisconsin–Madison para la AFP .

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La ciencia, como tal, no puede decidir lo que es "bueno" o "malo. Como lo ha señalado José Carlos Castañeda en Nexos, ésta «tan sólo puede mostrar los riesgos y los beneficios de las nuevas tecnologías de la vida». Es decir, puede señalar fehacientemente los pros y los contras de tal o cual decisión, pero no decidir moralmente.

**

La ciencia nunca va a dejar de sorprendernos, eso es un hecho. Si quieres saber más, conoce estas frases para recordarnos lo diminutos que somos ante los secretos del Universo y descubre por qué, si todo tiene una explicación matemática, seguimos creyendo en las coincidencias.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD