El morboso pero terapéutico videojuego del cáncer

jueves, 21 de enero de 2016 10:08

|Andreatrujillo


¿Cómo enfrentarías la muerte de un familiar? O peor aún, ¿cómo lidiarías con el proceso de una enfermedad terminal en tu hijo?

Cuando se trata de perder a un miembro de nuestra familia, no hay manera de abordar la situación de manera positiva; sin embargo, si pensamos en que nos han dado un diagnóstico y el tiempo estimado que le queda a nuestro pariente, quizá podemos utilizar ese periodo para dos cosas: la primera, para acompañarlo y amarlo intensamente hasta el final; y la segunda, para asimilar su partida. Podríamos tomar algún tipo de terapia o canalizar nuestra energía negativa en algo más productivo.

En el caso de una enfermedad terminal como el cáncer, la incertidumbre es enorme pues no se sabe en qué momento todo puede acabar. No existe cura alguna que pueda impedir lo inminente, y lo único que nos queda es procurar a nuestro enfermo con los mejores cuidados, consentirlo e intentar distraerlo de su realidad. Y, claro está, esperar por un milagro.

A veces, con la intención de no quedarnos con un vacío después de la pérdida, emprendemos proyectos o actividades que si bien no son un reemplazo de la persona, podrían no dejarnos como seres incapaces de funcionar. Tal fue el caso de Amy y Ryan Green, quienes en la dura batalla contra el cáncer de su pequeño de cinco años, encauzaron su dolor en lo que Ryan sabía hacer mejor: los videojuegos.

ryan y joel videojuego del cancer

La manera que la familia encontró para documentar su lucha fue a través de la conceptualización de un videojuego que registra el diagnóstico, tratamiento y la muerte de su hijo Joel. Aunque no tenían pensado que el juego terminaría de esa forma, Ryan se dio cuenta de que se trataba de un proyecto importante que no sólo honraría la memoria de su hijo, sino que ayudaría también a otras familias que estuvieran atravesando una situación similar.

“Ese dragón, Cáncer’, trata de mantener la esperanza y la alegría de vivir por el tiempo que sea posible”.

Curiosamente, a medida de que el proyecto de los Green se desarrollaba, la salud de su hijo iba deteriorando, por lo que decidieron mostrar también ese proceso en el videojuego y darle la oportunidad a Joel de dejar una marca en el mundo. El videojuego termina con Joel volando hacia el cielo con globos y en un encuentro con él en otra vida, donde el jugador puede puede cocinarle crepas, su comida favorita y hacer burbujas. Aunque muchos pensaron que se trataba de un caso mórbido de autocompasión, lo que en realidad proponen Ryan y Amy es que el juego resuene en otras familias a partir de su experiencia. 

Aquí te dejamos el trailer del videojuego para que lo veas tú mismo.



***

Te puede interesar:

Descubre si tienes esquizofrenia a través de un video

Experiencia Hamlet, el casco que te permite escuchar tus sentimientos


TAGS: Videojuegos
REFERENCIAS:
Andreatrujillo

Andreatrujillo


  COMENTARIOS