El riesgo real de creer en la astrología y otras pseudociencias
Tecnología

El riesgo real de creer en la astrología y otras pseudociencias

Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

14 de agosto, 2016

Tecnología El riesgo real de creer en la astrología y otras pseudociencias
Avatar of Alejandro I. López

Por: Alejandro I. López

14 de agosto, 2016



Desde la antigüedad, la suerte y el porvenir de los hombres ha quedado a expensas de los designios divinos. Todo lo que escapa del entendimiento humano es considerado como inefable, posiblemente como un gesto de justificación de la ignorancia, tan humana como la curiosidad y la imaginación para resolver los problemas que supone la constante búsqueda del conocimiento. En la Antigua Grecia, los hombres miraban atónitos el firmamento en las noches despejadas, tratando de encontrar las respuestas más profundas al futuro y a los grandes misterios de la vida.

constelaciones astrologia

Además de las figuras que forman las constelaciones y van sucediéndose unas a otras de forma tranquilizante conforme avanza el año, robaba su atención sobremanera la forma en que cinco estrellas más brillantes y veloces que las demás recorrían el cielo por encima de los patrones familiares del fondo, haciendo nudos e incluso retrocediendo con respecto a la bóveda celeste. Hoy sabemos que se trata de los cinco planetas reconocibles a simple vista desde la Tierra: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno, pero en aquel entonces, los griegos y otros pueblos del mundo atribuyeron un significado místico al tránsito de estos astros, con la firme idea de que cada movimiento se trataba de una señal de un orden superior que regía la vida en la Tierra y designaba la suerte de civilizaciones enteras o imperios. 

nube

"La astrología pudo ser una forma rudimentaria y elegante para explicar situaciones que entonces escapaban al entendimiento humano, pero en la actualidad es sólo un entretenimiento que no debe tomarse en serio".


Los hombres imaginaron que el movimiento aparentemente errático de estos astros sobre las constelaciones también influía sobre sus vidas, especialmente en la personalidad y la fortuna de las personas al momento de nacer. Así, trataron de conectar los hechos que ocurrían en la Tierra con el tránsito planetario como una forma de predecir el futuro: se trataba del inicio de la astrología. La creencia se difundió plenamente en Egipto, donde la predicción pasó a ser un tema personal y a partir de entonces, se interpreta la suerte de las personas a través de la bóveda celeste.

flamarion astrologia

La astrología pudo ser una forma rudimentaria y elegante para explicar situaciones que entonces escapaban al entendimiento humano, pero en la actualidad (y desde hace cinco siglos, cuando Kepler describió las leyes del movimiento planetario) es sólo un entretenimiento que no debe tomarse en serio. El problema real surge cuando los presentadores de horóscopos evitan hacer apología de que se trata de cuestiones ficticias y se aprovechan de los incautos que confían ciegamente en que su suerte puede ser explicada a partir de generalidades tan abiertas a múltiples interpretaciones como imprecisas.

De la misma forma, las artes adivinatorias, el espiritismo y todas las prácticas que recogen leyendas ancestrales y las mezclan prometiendo una visión acertada del futuro y se difunden como verdad, no sólo crean ignorancia y vacíos, también generan ganancias a partir de la ingenuidad de personas y lucran con algunos de sus deseos más profundos: las líneas para contactar con un ser querido que ya no está, los amuletos y hechizos para "atar" o poner fin a una relación sentimental, o cualquier práctica que se presenta como real alienta a las personas a creer en algo que no está sustentado en principios científicos y que a la larga traerá frustración. 

cielo

"No son pocas las personas que desde pequeñas sienten una gran motivación por conocer a profundidad los mecanismos y la naturaleza del mundo que les rodea. Alentados por una insaciable curiosidad, millones encuentran a diario las peores respuestas que podemos ofrecer como sociedad".


El problema se repite a gran escala cuando son los líderes políticos quienes toman decisiones basados en las pseudociencias. Desde José el Soñador, pasando por Francisco I. Madero o Ronald Reagan, cada uno dispuso de la vida de millones de personas inspirados en sueños, charlas con espíritus y sesiones astrológicas, respectivamente, olvidando las circunstancias materiales y actuando a través de una señal que nada tiene que ver con el devenir de las naciones, los pueblos y las personas. 

astrologia

No son pocas las personas que desde pequeñas sienten una gran motivación por conocer a profundidad los mecanismos y la naturaleza del mundo que les rodea. Alentados por una insaciable curiosidad, millones de hombres y mujeres encuentran a diario las peores respuestas que como sociedad podemos ofrecer. Se habla de astrología o se difunde que los temas más importantes que conciernen a la ciencia están en la búsqueda de evidencia extraterrestre en forma de platillos voladores o autopsias a seres del espacio, la búsqueda de civilizaciones extintas misteriosamente como la Atlántida o la evidencia de que somos gobernados por seres con forma de reptiles o alienígenas que están entre nosotros; sin embargo, el problema de la pseudociencia no termina ahí.


ufo astrologia

Las consecuencias más graves de validar como verdad los conocimientos que no se comprueban a través del quehacer científico están vinculadas directamente a la salud y el futuro de la humanidad como especie: la curación milagrosa de enfermedades crónicas a través de terapias que prometen sanar con hierbas, vitaminas o conexiones espirituales son formas de entregar la salud a charlatanes, negando el conocimiento desarrollado a través de cientos de años y comprobado por el mejor método que como especie tenemos para discernir entre lo real y lo imaginario, entre lo aparente y lo esencial.

En cuanto a los temas más urgentes que atañen a la humanidad, la ignorancia respecto a cuestiones trascendentales como la negación del calentamiento global y su caracterización conspiracionista como parte de un mito creado por conflictos de interés, el daño de prácticas como el fracking, el uso de energías fósiles o la depredación de recursos naturales por industrias como la minería, son temas que requieren de respuestas científicas y un público crítico, capaz de entender los problemas y desafíos que enfrentamos en el presente y que trata de solucionarlos.

Cambio climatico astrologia

Lamentablemente, la respuesta común para las miles de millones de personas interesadas en la naturaleza y las problemáticas que enfrentamos es la pseudociencia. La incapacidad de los científicos para divulgar los retos y las expectativas reales de la ciencia, su falta de interés en salir de sus áreas de confort (laboratorios, aulas y debates científicos lejos del gran público), además del desarrollo de la ciencia para fines privados y del nulo interés de las instancias gubernamentales por difundir la maravillosa empresa de comprender los más grandes misterios del Universo y asegurar la existencia de la vida como la conocemos y del planeta como un organismo vivo, son los motivos más importantes por los que la difusión de la ciencia fracasa ante la fantasía pseudocientífica.


-
Sin duda alguna, la historia sería alucinante si monstruos y sirenas acecharan aguas profundas, los extraterrestres hubieran ayudado a construir los monumentos monolíticos de la antigüedad y entre nosotros se camuflaran seres de otra galaxia; sin embargo, el saber científico y los problemas exigen conocer una realidad que no deja de ser fascinante a los ojos escépticos, críticos y repletos de curiosidad de quienes desean conocer más allá de la orilla del océano cósmico.








Referencias: