El estudio que prueba que los humanos brillamos en la oscuridad

El estudio que prueba que los humanos brillamos en la oscuridad

Por: Beatriz Esquivel -

Gracias a una nueva cámara que es ultrasensible a la luz hemos descubierto que los humanos somos bioluminiscentes, es decir, brillamos en la oscuridad.

Seguramente más de uno se preguntará cómo es que no nos habíamos dado cuenta que en nuestro cuerpo sucede algo similar a las luciérnagas y las medusas; sin embargo, es un fenómeno tan débil que nuestro ojo es incapaz de percibirlo. Este descubrimiento fue llevado a cabo por los científicos japoneses Masaki Kobayashi, Daisuke Kikuchi y Hitoshi Okamura, quienes explican en el paper derivado de la investigación que:

«La intensidad de la luz emitida por el cuerpo es 1000 veces más baja que la sensibilidad de nuestros ojos. […] Nosotros descubrimos que el cuerpo humano emite luz de forma directa y rítmica. Los cambios diurnos en la fotoemisión pueden estar vinculados a otros cambios en el metabolismo energético».  

El estudio que prueba que los humanos brillamos en la oscuridad 1Foto: Flikr- Chris Favero. Bioluminiscencia en medusa. Acuario de MonterreyLee más: La mutación genética que podría hacerte no sentir dolor ni miedo

En realidad, todos los seres vivos en el planeta emiten una luz, pero es sumamente débil y de acuerdo con los científicos, es una consecuencia de las reacciones químicas de nuestro cuerpo cuando las moléculas se excitan debido a los procesos bioenergéticos del cuerpo. 

Para capturar estas fotografías el equipo trabajó en una cámara sensitiva a las cargas —llamada CCD por sus siglas en inglés—, que fue operada en temperaturas criogénicas, exactamente a -120 ºC, y que es capaz de detectar la luz de un solo fotón, fue colocada en una habitación totalmente oscura.El estudio que prueba que los humanos brillamos en la oscuridad 2A. Ilustración esquemática de la disposición del experimento. B. Imagen de un voluntario bajo poca iluminación. 

Relacionado
teoria-de-no-cepillarte-los-dientes-provoca-alzheimer

Por otro lado, cinco voluntarios masculinos posaron frente a la cámara durante 20 minutos, no sin antes llevar una rigurosa rutina de sueño que implicaba dormir de las 12 de la madrugada y despertar a las 7 am. Del mismo modo, los días que cada fotografía sería capturada, los voluntarios primero debían permanecer en una habitación adyacente al cuarto oscuro por 15 minutos para que fueran acostumbrándose a la oscuridad. El estudio que prueba que los humanos brillamos en la oscuridad 3C. Imagen a las 10:10. D. Imagen a las 13:10. E. Imagen a las 16:10.  

La toma de las fotografías se realizó cada 3 horas desde las 10 am hasta las 10 pm durante 3 días. Asimismo, los investigadores también llevaron un control de la temperatura corporal antes y después de cada toma, y llevaron a cabo muestras de saliva tras los 20 minutos de la cámara. El último paso tenía el objetivo de medir el nivel de cortisol —la hormona del estrés— para inferir los ritmos circadianos, ya que ésta hormona está en su nivel más bajo cuando estamos listos para dormir. El estudio que prueba que los humanos brillamos en la oscuridad 4F. Imagen a las 19:10. G. Imagen a las 22:1o con una barra de calibración que indica la intensidad de la radiación expresada por el número de fotones por unidad de tiempo en la superficie de la piel. 

Lee más: El polémico experimento que creó monos más inteligentes con genes humanos

«La emisión de fotones era débil por las mañanas, incrementaba en la tarde y alcanzaban su máximo al final de la tarde (cerca de las 16:00) […]. Estos datos sugieren que hay un ritmo diurno en la emisión de fotones del cuerpo humano.»  

Para asegurarse de su hallazgo, los científicos crearon una segunda fase del experimento, en el que mantuvieron despiertos a los voluntarios de la 1 a las 7 am en un cuarto en el que estaban expuestos a la luz. Tras tres tomas, concluyeron que la emisión de fotones disminuyó durante ese periodo, por lo que efectivamente están ligados a nuestro ritmo circadiano (que implica los cambios físicos a partir de nuestra exposición a la luz o la oscuridad). El estudio que prueba que los humanos brillamos en la oscuridad 5H. Ritmo diario de la emisión de fotones de la cara y cuerpo de los 5 voluntarios. Hay una diferencia significativa a las 10 am. I. Una imagen de la temperatura del sujeto. 

Las fotografías también demostraron que en esta toma que sólo involucró la mitad superior del cuerpo, la emisión de fotones se concentra en el rostro, en particular a la altura de las mejillas, la frente y la parte superior de nuestro cuello. 

Hasta el momento, no existe ninguna utilidad práctica de este hallazgo, a diferencia de otros como las plantas bioluminiscentes que podrían ser una alternativa sustentable a la energía eléctrica, así que hasta ahora tan sólo es un dato curioso más que sabemos sobre nuestro cuerpo.

Te podría interesar: 

5 mitos sobre los hoyuelos de Venus que deberías dejar de creer
Por qué algunas personas tienen un hoyo a un lado del oído según la ciencia
"Nuestro olfato es pésimo" y otros 9 mitos que creemos de nuestro cuerpo