NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

3 experimentos que aseguran regresarle la vida a los muertos

17 de marzo de 2018

Carolina Romero

No son suposiciones esotéricas, se trata de hipótesis científicas actuales



La próxima vez que te mires al espejo, detente unos minutos. Observa bien tu rostro, mira con detenimiento el color de tu piel y la forma de tu cabello. Examina con atenta precisión tus lunares, tus dientes y la forma que tus huesos dibujan sobre tu piel.



Todo eso que ves, va a desaparecer un día. Eventualmente, ni siquiera quedará polvo: será nada. La muerte, dice Ruy Pérez Tamayo parafraseando a Darwin, «es el resultado de multiplicar la probabilidad por la suerte en función del tiempo: en esta ecuación, lo que primero es apenas posible poco a poco se hace probable, y tarde o temprano se transforma en inevitable».


Sin embargo, la ciencia se resiste a aceptarlo. Desde hace cientos de años lucha contra esta inexorable verdad. Las corrientes eléctricas propuestas por Galvani fueron, quizás, el primer intento para lograrlo. En efecto, algunas personas con paros cardiovasculares pudieron "regresar a la vida" gracias a ellas. Sin embargo, hoy sabemos que alguien con paro respiratorio no está muerto, al manos no técnicamente. El RCP —reanimación cardiopulmonar— , por ejemplo, no se usa para revivir, sino cuando el corazón deja de latir con la suficiente fuerza y necesita ayuda para que el flujo sanguíneo llegue al cerebro.


Pero hoy en día se asegura que sí se puede regresar de la muerte cerebral. No son suposiciones esotéricas, se trata de hipótesis científicas actuales.



-

Primero: ¿qué es la muerte?


Suena en extremo extraño —siendo algo tan universal como cotidiano—, pero lo cierto es que nadie sabe con exactitud lo que la muerte es. “Pérdida de la vida” es un concepto demasiado laxo y crea muchas dudas. Según la ciencia médica, cuando el corazón se detiene, las células del cerebro comienzan a descomponerse y ya no hay vuelta atrás.



Sin embargo, no en todos los países la muerte es diagnosticada como tal. En México, según Pérez Tamayo, Profesor Emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México, la muerte se presenta cuando existen los siguientes signos:

 

1. Pérdida permanente e irreversible de conciencia y de respuesta a estímulos sensoriales.

2. Ausencia de automatismo respiratorio.

3. Evidencia de daño irreversible del tallo cerebral, manifestando por arreflexia pupilar, ausencia de movimientos oculares en pruebas vestibulares y ausencia de respuesta a estímulos noniceptivos.


No obstante, en otros lugares del mundo, mientras se pueda mantener con respiración artificial a una persona con todas estas características sigue vivo.



Los 3 experimentos que aseguran regresar la vida a quienes la han perdido


-

Criónica


Tras morir, los médicos bombean la sangre del afectado de manera artificial. Posteriormente, le inyectan algunas sustancias para evitar la coagulación. Poco después, esta sangre se sustituye con un líquido protector de descomposición y, posteriormente, el cuerpo se enfría hasta los. -130ºC. En algún momento, según los defensores de esta técnica, se dará con la manera de regresar a la vida a estas personas.



¿Cuál es el problema?


Suena muy plausible la conservación de una persona por medio de la congelación. Pero, hasta ahora, se trata de algo imposible. Esto porque las células, al enfriarse, forman cristales de hielo. Estos ocupan más espacio, por lo que causan daños en las células cercanas al momento de expandirse. De revivir, el cuerpo del paciente estaría sumamente dañado. Además ¿quién asegura que su memoria quedará intacta? tal vez al despertar haya olvidado todo lo que aprendió durante su vida, desde las cuestiones más básicas como comer o caminar hasta su historia.


-

Reanimación


En la India existe un grupo de científicos que aseguran que con las nuevas tecnologías y los avances en la neurociencia, es posible que las células "borren" su historia y "reiniciar" la vida de una persona como si se tratara de una computadora .Es como una especie de “reseteo” biológico. En las personas diagnosticadas con muerte cerebral usan péptidos, láseres y células madre para intentar hacer reversible este fenecimiento.




¿Cuál es el problema?


Esto todavía son hipótesis. No hay aún hechos comprobados. «Si bien ha habido numerosas demostraciones en los últimos años de que el cerebro humano y el sistema nervioso pueden no ser tan fijos e irreparables como se suele suponer, la idea de que la muerte cerebral podría revertirse fácilmente parece muy exagerada, dadas nuestras capacidades actuales y nuestra comprensión de neurociencia», dijo el Dr. Dean Burnett, neurocientífico del Centro de Educación Médica de la Universidad de Cardiff a Daily Mail respecto a este intento.


-

Animación suspendida


Es una manera de poner “pausa” al cuerpo antes de la muerte. Los procesos vitales se ralentizan. Los doctores suspenden a propósito las funciones vitales para evitar que un paro cardiaco dañe irreversiblemente el organismo. Como tal, no se trata de "sacar" a alguien de la muerte, sino suprimir por un momento la vida para tener tiempo de actuar y salvarlo de un daño mortal.



¿Cuál es el problema?


Que no es un método de resucitación, ni pretende serlo. Si la muerte alcanza al paciente, no hay nada más que hacer.



«Sabemos que el cerebro no puede funcionar cuando el corazón ha dejado de latir. Pero en este caso la conciencia parece haber continuado durante hasta tres minutos en el período en que el corazón no latía, aunque el cerebro generalmente se apaga en 20-30 segundos después de que el corazón se detuvo», dijo el Dr. Parnia al National Post.


Sin embargo, la gran incertidumbre con la muerte es que nadie puede regresar de ella para contarnos lo que ha pasado en ese tránsito y si, de verdad, puede existir un regreso a la vida. Pese a que existen millones de testimonios que afirman haberlo recorrido, esto no puede ser una base segura para las especulaciones científicas.


-

Quizá, lo mejor es aceptar nuestra inevitable mortalidad. Comprender que la vida es un constante transcurso de ciclos que, naturalmente, van cerrándose. Si las complicaciones técnicas sobre el regreso de la muerte nos sobrepasan, lo son todavía más las implicaciones bioéticas al respecto; ¿de verdad el mundo sería un lugar mejor si pudiéramos regresar de la muerte?, ¿seríamos más felices modificando el curso natural de la realidad?


Fotografías: Magdalena Franczuk


TAGS: Muerte Ciencia Datos curiosos
REFERENCIAS: IFL Science National Post BBC Facultad de Medicina UNAM POP SCI Daily Mail

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

6 formas naturales de hacer crecer tus cejas si las depilaste demasiado 8 trucos de maquillaje que puedes intentar para que tus senos se vean más grandes Cómo viven los niños en el barrio más violento del Salvador en 15 fotografías de Donna DeCesare 8 señales de que tu columna se está deformando y necesitas tratamiento Por qué el Twerk es el mejor ejercicio para aumentar el tamaño de tus glúteos y piernas Secretos que mantienen a una pareja enamorada en 15 ilustraciones

  TE RECOMENDAMOS