PUBLICIDAD

TECNOLOGIA

El gen que puede engañar a tu método anticonceptivo y hacerte quedar embarazada

Aunque la efectividad de la píldora anticonceptiva está muy cerca del 100 %, existen factores en nuestro código genético que podrían hacer que no funcione.

Si bien la pastilla anticonceptiva llegó para revolucionar la sexualidad femenina y darle el poder a las mujeres en cuanto a su reproducción y maternidad se refiere —obviando, por supuesto, las implicaciones y efectos secundarios—, lo cierto es que no es del todo infalible. 

Habrás escuchado casos de mujeres que a pesar de llevar un tratamiento hormonal anticonceptivo han quedado embarazadas y si bien esto generalmente ocurre porque hubo algún error durante la toma del tratamiento, en otras ocasiones el motivo no es un error humano, sino algo impreso en nuestro código genético y prácticamente imposible de alterar. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Lee más: Mutaciones genéticas que no sabías son producto del incesto

De acuerdo con un estudio publicado en Obstetrics & Gynecology, algunas mujeres tienen una variación del gen CYP3A7. Este gen codifica una enzima que solo está en funcionamiento cuando somos tan sólo unos fetos; sin embargo, existen casos en los que el gen sigue activo, por lo que las hormonas que contienen los anticonceptivos son sintetizadas mucho más rápido. En otras palabras, esta mutación del gen CYP3A7 provoca que haya un menor nivel de hormonas en la sangre, lo que incrementa la posibilidad de un embarazo, en particular cuando el tratamiento es de una dosis menor. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Para llegar a tal sugerencia, los investigadores eligieron a un grupo de mujeres que tenían un microchip implantado en el brazo con una antigüedad de mínimo un año, para evitar cualquier desviación en la prueba debido a que alguna se olvidara de alguna de sus tomas de la píldora. 

Lee más: La gran mentira sobre los espermatozoides que siempre hemos creído cierta

El 5 % (es decir, 18 mujeres de 360 en total) tenían una variante del gen (CYP3A7*1C) y al analizar su sangre encontraron que el nivel de las hormonas era en promedio 23 % menor que las participantes que tenían una variante común del gen. Por otro lado, 5 de las 18 mujeres con esta variación genética tenían un nivel por debajo del recomendado para que las hormonas hicieran su trabajo y evitaran la ovulación.

Si bien aún no existe una aplicación inmediata para este hallazgo, se trata de una oportunidad para implementar nuevas pruebas que a la larga resulten no sólo en mejores probabilidades de prevenir un embarazo, sino también en tener terapias hormonales para la concepción que sean mucho más efectivas. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Te podría interesar: 

Por qué los genes de la homosexualidad mejoran el sexo de los heterosexuales
7 cosas que debes saber de los bebés modificados genéticamente resistentes al VIH
La IA que puede detectar el cáncer antes de que sea mortal

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD