El negocio multimillonario de Gwyneth Paltrow de vender productos basura

El negocio multimillonario de Gwyneth Paltrow de vender productos basura

Por: Beatriz Esquivel -

La aspiración y la celebridad probablemente son unos de los peores peligros cuando la mercadotecnia se une a la pseudociencia y lucra con la necesidad humana.


Para la industria del entretenimiento no son nada desconocidos los saltos que actores, modelos y músicos han dado hacia el establecimiento de grandes emporios de productos que independientemente de su calidad, suelen tener gran éxito basados en su imagen y fama. 

En el mundo ha crecido exponencialmente una tendencia en la que todos los productos orgánicos, libres de químicos, artesanales, socialmente responsables, pero sobre todo enfocados al bienestar personal son un gran hito… y su surgimiento de la mano de actrices famosas tampoco es gratuito.El negocio multimillonario de Gwyneth Paltrow de vender productos basura 1Foto: Los Angeles Times.

Lee más: La curiosa historia de la fotografía del aura

Sin embargo, existe una actriz en particular que ha sido el blanco perfecto para las críticas tanto de su modelo de negocio como de su estilo de vida: Gwyneth Paltrow. Más allá de sus películas, esta actriz supo explotar y monetizar al máximo no sólo su belleza y talento, sino todas las excentricidades que ya tenía en marcha durante sus años como una mujer cotizada de Hollywood. Ya fuera una dieta o su rutina de belleza, Paltrow comercializó productos que incluyen ingredientes de precios exorbitantes que empezaron a llamar la atención de todas las personas que querían ser y lucir como ella. 

Su empresa comenzó como un Newsletter, un correo con una serie de recomendaciones y recetas que la gente podría emular en casa. Rápidamente, su serie de consejos en un sitio estilo blog dio inicio a lo que ahora es un imperio multimillonario. La actriz se dio cuenta de que podía producir bajo su propia marca y comercializar los mismos productos que recomendaba, así abrió la puerta a todo tipo de alegatos pseudocientíficos que pretendían justificar la venta de ciertos productos.El negocio multimillonario de Gwyneth Paltrow de vender productos basura 2Foto: AFP

«Nosotros realmente creemos que existen modalidades de sanación que han existido por miles de años y éstas desafían, tal vez a un doctor occidental muy convencional que podría no creer necesariamente en los poderes de sanación de los aceites esenciales o en cualquier variedad de la acupuntura, cosas que han sido probadas por cientos de años». The Independent.  

Declararía Gwyneth Paltrow cuando la cuestionaron sobre las acusaciones de usar pseudociencia para mercadear y convencer a sus clientas de que los productos detox, de balance de energías, etcétera, tenían un fundamento y que sí servían. 

Lee más: Homeopatía y otras terapias pseudocientíficas que pueden poner en riesgo tu vida

Uno de los casos que provocó mayor  indignación entre internautas y la comunidad científica fueron unos huevos vaginales de jade. Según Paltrow, al insertarlos en la cavidad vaginal, cada mujer podría experimentar una desintoxicación espiritual cuyo rango de precio rondaba los 60 dólares. Sin embargo, algo era bastante claro, que no había piedra alguna que pudiera desintoxicar el espíritu de una persona y que el uso del jade, que es poroso, sólo podía desencadenar en una fuerte vaginitis e incluso en síndrome de shock tóxico. 

Productos como los huevos de jade o los enemas de café que también aseguraban un tipo de desintoxicación del cuerpo, así como las vaporizaciones vaginales fundamentaron un gran rechazo que evidentemente terminó en una batalla legal por la cual la actriz tuvo que pagar cerca de 145 mil dólares. 

No obstante, ni las críticas ni las demandas han detenido el negocio de Paltrow, si acaso, han hecho que su marca alcance a un mayor público que probablemente de otra forma no se enteraría. Del mismo modo, el cambio más significativo en su empresa ha sido la contratación de un verificador de información, que habría de investigar si las declaraciones de los “especialistas” en bienestar y salud son ciertas o carecen de fundamento.El negocio multimillonario de Gwyneth Paltrow de vender productos basura 3Foto: W Magazine.

Lee más: Gorgojos chinos: la peligrosa técnica que promete curar cualquier enfermedad

Pero a pesar de ello, la postura de Paltrow ha sido la misma: lo que se encuentra en su sitio no son afirmaciones de que cada producto tendrá el efecto deseado y esperado, sino que el contenido que comparten en realidad son las respuestas que ellos realizan. En pocas palabras, intentan desligar su entidad de las declaraciones de aquellos que promueven ciertas “terapias” —como lo fue la apiterapia, es decir, dejar que una avispa te pique para reducir la inflamación—, sin embargo, basta un vistazo a su tienda o sus secciones de contenido para que quede claro que tampoco existe un esfuerzo por hacer que la gente haga su propia investigación o esté consciente que las declaraciones que lee en línea no provienen de ninguna autoridad. 

De cierta forma llevar a sus lectores hacia este grado de consciencia es totalmente contraproducente para su modelo de negocio, pues evidentemente lo último que necesitan es que aquellas personas que están comprando motivadas por una cuestión meramente aspiracional, consideren la remota posibilidad de que lo que están comprando sea un fraude o no les sirva. El negocio multimillonario de Gwyneth Paltrow de vender productos basura 4Foto: AFP.

Lee más: 4 mitos sobre los productos de belleza que siempre creíste ciertos

La periodista Taffy Brodesser-Akner del New York Times logra dar en el blanco cuando se trata de explicar el atractivo de este tipo de productos y propuestas:

«Conozco mujeres que no han sido tomadas en serio por sus doctores por ser flojas, descuidadas, deprimidas y completamente locas. ¿Era de extrañar que empezarían a buscar ayuda de las fuentes que asumían que sus síntomas no estaban sólo en sus cabezas?» 

Es decir, ante los errores de juicio que pueden existir en la medicina convencional o la falta de conocimiento que explique por qué algo nos puede hacer sentir bien —más allá de un efecto placebo—, muchas personas encuentran refugio entre aquellos que aunque no tienen la evidencia científica suficiente, los escuchan y en lugar de emitir algún tipo de juicio en su contra, les otorgan una posible solución. El negocio multimillonario de Gwyneth Paltrow de vender productos basura 5Foto: Atelierdore.

Lee más: El riesgo real de creer en la astrología y otras pseudociencias

Así que basta que una persona se sienta constantemente fatigada y que un doctor no pueda explicarle a ciencia cierta por qué se siente así, para que de pronto tenga en sus manos una serie de tabletas masticables que dicen darte más energía en el día a día, o comprar una “Poción de sol” de suplementos alimenticios orgánicos que aseguran contener plantas medicinales, hongos, algas y otras supercomidas que según sus etiquetas te ayudan a sanar o son antioxidantes. 

Esto no quiere decir que la responsabilidad recaiga exclusivamente en sus consumidores: se trata de un fracaso en general tanto de las instituciones de salubridad, de la educación y la divulgación de la ciencia, además de instituciones como la FDA que controla el comercio de todo tipo de productos para el consumo humano y que permiten su venta y uso, a pesar de que representan un riesgo para la salud, en particular cuando las personas optan abandonar tratamientos probados por la ciencia y este tipo de empresas lucran con su desesperación y necesidad. 

Te podría interesar:

Qué es Mercurio retrógrado y por qué deberías dejar de tomar en serio la astrología
La IA que puede detectar el cáncer antes de que sea mortal
La historia de los enfermos que intentaron demostrar al mundo que el VIH no existía