Hombre de Piltdown: el misterioso ancestro del Homo Sapiens que nunca existió
Tecnología

Hombre de Piltdown: el misterioso ancestro del Homo Sapiens que nunca existió

Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

11 de diciembre, 2018

Tecnología Hombre de Piltdown: el misterioso ancestro del Homo Sapiens que nunca existió
Avatar of Beatriz Esquivel

Por: Beatriz Esquivel

11 de diciembre, 2018

Conoce la historia del eslabón perdido que probaba la teoría evolutiva de Darwin y resultó ser un engaño muy elaborado.


¿Cuánto tiempo tiene que pasar para que la verdad detrás de un engaño salga a la luz?


En el caso del Hombre de Piltdown, pasaron 40 largos años para que la comunidad científica y de divulgación supiera que el hallazgo de 1912 fue un timo elaborado, del cual aún no se sabe quiénes son los culpables. 

hombre piltdown ancestro perdido del hombre es fraude ¿Quién es el Hombre de Piltdown?

Se trata de un ejemplar encontrado en un lecho de grava en Piltdown, Inglaterra, que cuando llegó a manos de Charles Dawson, un arqueólogo aficionado y el paleontólogo Smith Woodward, fue nombrado el eslabón perdido entre los simios y los humanos, probando  como cierta la teoría evolutiva de Darwin.


Los fósiles eran partes de un cráneo humano y de una mandíbula similar a la de un simio, pero contaban con la particularidad de dos dientes que mostraban un desgaste que sólo ocurre en humanos. Estas piezas, junto con la reconstrucción del resto del cráneo, así como otros hallazgos similares, fueron suficientes para convencer a la comunidad científica de la veracidad del fósil, llamado Eoanthropus dawnsoni. Así, el hombre de Piltdown:


hombre piltdown ancestro perdido del hombre es fraude Charles Dawson. National Geographic«se convirtió en el ancestro humano más antiguo de Europa, anterior al del Neandertal, lo que confería a Inglaterra la delantera frente a Francia, su rival científico que contaba con los principales hallazgos paleontropológicos»1.


El descubrimiento del fraude 


En 1953 el Museo de Historia Natural de Londres dio el aviso de que se trataba de un fraude, después de que Kenneth Oakley realizara varias pruebas para determinar la antigüedad de los fósiles. Dichas pruebas mostraron que se trataba de dos ejemplares distintos, uno de humano que no superaba los mil años y la mandíbula de un orangután cuyos dientes fueron limados para simular el desgaste. César Carrillo en la Revista de Cultura Científica de la UNAM también explica:


«y parte de los restos de animales provenían de Turquía y otras partes del mundo, por lo que habían sido “sembrados”».

hombre piltdown ancestro perdido del hombre es fraude Reconstrucción del cráneo. Los fósiles originales aparecen de color oscuro. National Geographic.

Los principales sospechosos 

Si bien aún no se sabe a ciencia cierta quién plantó los fósiles, muchos suelen descartar a quienes los hallaron: Dawson y Woordward, y suelen ser considerados víctimas del fraude. Sin embargo, algunos apuntan al padre Pierre Theillard de Chardin, quien estuvo presente en las excavaciones y también había realizado un viaje al Medio Oriente, de donde se cree que obtuvo algunos de los fósiles de animales. 

hombre piltdown ancestro perdido del hombre es fraude

Cuadro conmemorativo al descubrimiento del hombre de Piltdown por John Cooke, 1915. Figuran de izquierda a derecha: F. O. Barlow, G. Elliot Smith, Charles Dawson, Arthur Smith Woodward. Y en la fila frontal:  A. S. Underwood, Arthur Keith, W. P. Pycraft y Sir Ray Lankester.


Del mismo modo, se cree que otro de los responsables del fraude fue Martin Hinton, el conservador del museo, puesto que por mucho tiempo no se permitió que se examinaran los fósiles, o bien entregaba réplicas de éste para su estudio.


Este es otro de esos casos en los que la ambición y el deseo de un hallazgo fenomenal pueden sobrepasar el rigor científico. Incluso cuando se trata de disciplinas que requieren un método experimental que en teoría deja fuera fallos como éste, tanto el ser humano como el método científico se encuentran sujetos a las emociones, deseos e ilusiones de quienes se preocupan por generar conocimiento. Cuando esos factores se unen con un poco de malicia acompañada de un plan detallado y bien formulado, entonces surgen hallazgos que requieren el paso del tiempo para ser desmitificados.


1 César Carrillo Trueba, “El misterio del hombre de Piltdown”, en Revista de Cultura Científica. Consulta en línea.  

*

Te podría interesar: 

La historia del ave gigante prehistórica que devoraba neandertales

De madre Neandertal y padre Denisova: una niña de 13 años, el primer humano híbrido de la historia