NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

4 ideas absurdas sobre el futuro de la Inteligencia Artificial

28 de octubre de 2017

Rodrigo Ayala Cárdenas

¿Qué hay de cierto en las teorías que afirman que la Inteligencia Artificial copará todos los campos de la sociedad?



Las historias de ciencia ficción que hablan acerca de la Inteligencia Artificial han planteado escenarios divertidos y juveniles…



Hasta aquellos que resultan francamente aterradores y destructivos…



La
Inteligencia Artificial
suscita preguntas, temores y cuestionamientos acerca de su papel en la vida del mundo y el impacto que es capaz de generar en los seres humanos. Hay que señalar que todas aquellas teorías conspirativas que están a favor de que llegará el momento en que la dependencia a las máquinas y el dominio que éstas tendrán sobre el ser humano desatará un infierno en la Tierra aún es algo muy lejano (si es que llega a darse). El mismo término lo dice todo: una inteligencia que nace de lo plástico y lo que no forma parte de los procesos naturales del mundo.


Las máquinas han nacido de la mente de una especie plagada de errores que intenta subsistir y ser mejor a través de aparatos que hagan más eficientes sus labores. Las ideas absurdas en torno a la Inteligencia Artificial y la
robótica
han sido producto de historias fascinantes en la ficción, pero poco probables en el campo de la realidad. A continuación repasamos los mitos más comunes de un terreno científico que todos los días avanza hacia un futuro desconocido:


-

Los robots se adueñarán de los trabajos que los humanos llevan a cabo



En los trabajos tradicionales estamos más de la mitad del día conectados a una computadora, a un celular y toda una red de cables que han hecho que las labores sean más rápidas. A pesar de la innegable importancia de la informática y la IA en el mundo, y que cada vez gana más terreno, las labores que los humanos hacen siguen siendo únicas. La capacidad de organización y mando de un ser humano es una tarea que no le corresponde a las máquinas, las cuales están diseñadas únicamente para ejecutar, mas no para sustituir a los humanos en la toma de decisiones. 


Guillem Alenyà, del Instituto de Robótica e Informática Industrial del CSIC y la Universidad Politécnica de Cataluña afirma que «los robots son mejores que los humanos en algunos campos, como los tractores son mejores en trabajos pesados del campo. Habrá pérdida de empleos en algunos sectores, igual que la aparición de teléfonos inteligentes ha desplazado a muchos trabajadores. No obstante, las posibilidades que se abren son infinitas y la creación de trabajos técnicos y creativos será muy importante».


-

Habrá una rebelión armada de los robots hacia los humanos



Como argumento para una buena cinta o novela de ciencia ficción, la idea de que los robots se levantarán en armas para dominar a la raza humana suena excelente, pero en términos reales se ve como algo improbable. Ninguna máquina tiene conciencia propia para saber que es dominada por un humano y, por lo tanto, experimentar deseos de rebelión en su contra. La voluntad y la autonomía en las máquinas dependen por completo de las instrucciones llevadas a cabo por el ser humano, por lo tanto, un robot no puede tener la capacidad de experimentar sentimientos de frustración u odio que lo lleve a declarar de manera frontal una batalla contra su amo.


-

La IA llegará a desarrollar sentimientos tan complejos como los humanos



Es cierto que ya se han inventado ordenadores que son imbatibles en juegos como el ajedrez o programas que "componen" canciones por sí mismos, pero los sentimientos reales, la capacidad de discernir entre el bien o el mal, sentir amor verdadero o un rechazo absoluto hacia algo, son tema únicamente de criaturas sensibles que tras enfrentarse a vivencias de todo tipo son capaces de desarrollar sentimientos. Los humanos entramos en ese rango por naturaleza propia.


Cualquier algoritmo que quiera simular formas de pensar humanas es únicamente eso: simulaciones, meras imitaciones de máquinas programadas por la mente humana. Esa visión romántica de un robot experimentando, la capacidad de enamorarse o de querer ser humano es parte de una fábula de un futuro que aún no ha llegado y que ni siquiera se tiene la certeza de que pueda ser una realidad. Una máquina razona sólo con base en datos, jamás mediante sentimientos, que son la base para tomar las mejores decisiones.


-

Los robots serán capaces de mimetizarse con los seres humanos



De nuevo nos encontramos ante un mito alimentado por extravagantes argumentos de la ciencia ficción en los que las máquinas llegan a ser tan parecidas a los humanos que incluso logran ser confundidas con uno de ellos. Hasta el momento, los robots cumplen con su función de ser herramientas de trabajo que ayudan a que las tareas se lleven a cabo de manera más veloz y eficiente. Por temas de control y clasificación, siempre será necesario que exista una distinción entre los amos y los sirvientes, lo cual hará poco probable que la humanidad permita que los robots puedan llegar a ser tan parecidos a nosotros hasta tal punto de generar una confusión apocalíptica que lleve a las máquinas a desear el control.

 

-

Las ideas de los súper avances en la IA que amenacen el bienestar o el porvenir de la especie humana sólo hacen evidente una realidad: el ego del ser humano por construir una máquina tan compleja que sea capaz de tomar decisiones por su propia cuenta.


El doctor Jorge L. Ortega Arjona afirma acerca de este tema: «El sensacionalismo alimenta a la ignorancia, y muchas de las descripciones de la IA en los medios de comunicación y libros de ciencia popular son sensacionalistas por naturaleza. Ya sea que proclamen las "maravillas" o los "peligros" de la IA, en general no son informativos de la realidad, y sí altamente engañosos. En ellos se sugiere espectaculares avances que pueden o serán realizados en un futuro inmediato, siendo que muchos de ellos sólo podrán ser realizados (en caso de ser posibles) tal vez después de décadas de investigación».


Detente a pensar tan sólo un momento en los alcances de esta área y contesta estas dos preguntas: ¿Por qué enamorarnos de un robot será un acto menos egoísta según la ciencia? y ¿Tendrías sexo con un robot físicamente perfecto?.

TAGS: Ciencia Artificial Intelligence Robotics
REFERENCIAS: Expansión ABC El Cultural

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

These Dark Soundless Chambers Will Make You Feel Like You're In Space Guía masculina para sentirte fresco si odias el calor 7 cosas que nunca debes permitir que tu pareja haga con tu vagina 14 fotografías que demuestran lo perturbador que será el próximo villano de Spider-Man Historia del "Sufragio efectivo, no reelección" Richard Matheson, el desconocido autor al que Stephen King considera su maestro

  TE RECOMENDAMOS