Por qué es tan importante un beso para elegir a tu pareja según la ciencia

Miércoles, 1 de noviembre de 2017 13:09

|Rodrigo Ayala Cárdenas
importancia de los besos

"Hay muchas fuerzas que pueden conectar románticamente a dos personas. Pero un beso, y particularmente el primer beso, puede romper fácilmente el vínculo".



El beso representa uno de los actos más fascinantes y naturales de la especie humana. Romeo y Julieta, los protagonistas del drama más famoso de Shakespeare, sellan su amor con un apasionado beso en un balcón. Rodin esculpió una de las esculturas más hermosas en la historia del arte, aquélla en la que una pareja se abstrae del mundo a través de un beso que ha durado imperturbable desde 1882. Spider-Man da un apasionado beso a Mary Jane cuando se descuelga de su telaraña en una muestra de heroísmo, romanticismo y lujuria en la película donde el superhéroe salva a la ciudad de Nueva York con sus poderes arácnidos. Los besos que has dado y recibido están conformados de una intensa carga sexual, pues es una cuestión biológica de supervivencia: buscamos a la mejor pareja con la cual seguir conservando la especie. Así de simple.


-

La ciencia del beso


importancia de los besos 1


Wendy Hill, una de las neurocientíficas más célebres de los Estados Unidos, explicaba en una de las reuniones de la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia (AAAS) que los besos son un mecanismo de selección por medio de las sustancias que se intercambian con la saliva. Es como “catar” a la otra persona y, literalmente, probar su química. Helen Fisher, profesora de antropología en la Universidad Rutgers, menciona que los besos sirven, en el caso de los hombres, para «medir los niveles de estrógenos femeninos de su pareja, para hacerse una idea de su grado de fertilidad». La ciencia del beso recibe el nombre de filematología.


Desde un punto de vista social y de selección natural, el beso cumple una función primordial: probar si la pareja es genéticamente compatible con la información que comparte y capaz de sostener relaciones sexuales con un futuro fértil para la especie humana.


Admite el psicólogo Gordon Gallup: «Hay muchas fuerzas que pueden conectar románticamente a dos personas. Pero un beso, y particularmente el primer beso, puede romper fácilmente el vínculo». Esto se refiere a que si el intercambio de información a través de la saliva no es del gusto de alguna de las dos personas, la atracción que sentía puede romperse en ese momento y olvidar todo el interés que existía de manera previa, según un estudio de la Universidad de Albany de Nueva York publicado en Evolutionary Psychology.


-

¿Qué pasa en tu cerebro cuando besas?


importancia de los besos 2


Al primer contacto de los labios, el cerebro comienza a recibir información y estímulos químicos que determinarán el grado de atracción que existirá entre una pareja. «Ese contacto puede activar mecanismos inconscientes que actúan para evaluar nuestra compatibilidad genética o nuestra viabilidad reproductiva con la persona que estamos besando», afirma Gordon Gallup, coautor del libro La psicobiología del beso romántico. Tomemos en cuenta que los labios están compuestos de millones de terminaciones nerviosas que son estimuladas por los labios de otros. Estos chispazos de excitación envían señales al cerebro para que éste elija a la pareja con la que quiere y no estar.


Ya se mencionaba líneas arriba que los varones prefieren los besos húmedos. Esto no sólo se debe a que ellos deseen transmitir testosterona a las mujeres a través de ella, sino porque sus sentidos del olfato y del gusto están menos desarrollados, por lo que necesitan mayor cantidad de saliva para probar a su pareja. Al estar excitada, los labios de la mujer reciben descargas de sangre en mayores cantidades tornando sus labios rojos y carnosos. Estas características provocan la atracción de los hombres, quienes ven en ello señales de salud y juventud en la mujer.


importancia de los besos 3


Al dar un beso prolongado se liberan oxitocina y dopamina, neurotransmisores que promueven en el cerebro estímulos de compromiso y amor romántico. Mientras que en el caso de los hombres un beso es la evaluación que hace para conocer el estado de salud y fertilidad de una mujer, ésta busca que su compañero sea una pareja que le brinde protección y un cuidado adecuado a sus hijos. Por ello es que muchos científicos, como Sheril Kirshenbaum, autora del libro La ciencia del beso, concluyen que una mujer tiende a besar más como un sello de compromiso entre ella y su pareja mientras que los hombres usan los besos como un acercamiento netamente sexual.


-

Tan placentero como necesario


importancia de los besos 4


Es tan significativo este acto, al que se puede llamar evolutivo, que el psicólogo John Bohannon, de la Universidad de Butler (EE.UU.), afirma que el 90 % de las personas son capaces de recordar mejor cuál fue su primer beso que su primera relación sexual. Sheril Kirshenbaum enfatiza: «Así que, cuando besamos a alguien estamos poniéndonos extremadamente cerca de la otra persona, estamos entrando en su espacio personal. Comenzamos a usar nuestro sentido del olfato, gusto y tacto, y todo ello nos provee de una serie de pistas sobre cuán compatibles somos con esa persona».


A pesar de que un beso se compone aproximadamente de un 60 % de agua; un 0,7 % de grasa; un 0,4 % de sal; un 0,7 % de proteínas y millones de bacterias, nada de ello pasa por nuestra mente cuando estamos en brazos de quien nos gusta y comenzamos el ritual de la seducción a través de un beso donde la lengua sea la principal protagonista. Es un acto necesario y placentero al que todo ser humano se entrega con la convicción de mostrarle a la otra persona su grado de interés sexual y sentimental. Citando de cierta manera al filósofo alemán Friedrich Nietzsche cuando dijo que sin música la vida sería un error, también podríamos afirmar que sin besos, la vida sería igual de triste.


*

Ahora lee:


Cómo funciona la atracción sexual a través de los 5 sentidos según la ciencia

Cómo evitar enamorarte de alguien según la ciencia


Rodrigo Ayala Cárdenas

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista
  COMENTARIOS