PUBLICIDAD

TECNOLOGIA

Kepler-1649c: El planeta más parecido a la Tierra descubierto por la NASA

Este planeta es considerado una “segunda Tierra” y es muy similar al nuestro.

Hace poco te contamos de HD 189733 b, el “Planeta pesadilla” que ha sido catalogado por la NASA como uno de los más peligrosos conocidos por la humanidad y donde la vida no podría existir (al menos no como la conocemos). Hoy hablaremos de un planeta que es todo lo contrario: se llama Kepler-1649c y es el planeta más parecido al nuestro en tamaño y en temperatura. Pero, ¿es efectivamente una “segunda Tierra”? ¿Sería posible habitarlo si lográramos llegar a él?

Kepler-1649c fue descubierto por un equipo de científicos que analizaron datos del Telescopio Espacial Kepler de la NASA (de ahí el nombre asignado al exoplaneta). Así encontraron un planeta del tamaño de la Tierra que orbita la zona habitable de su estrella: un área en la que un planeta rocoso podría tener agua líquida en su superficie. Esta ilustración de un artista para la NASA muestra cómo podría verse la superficie de Kepler-1649c, de forma muy similar a como se vería el atardecer en un desierto de la Tierra:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Los científicos descubrieron este planeta llamado Kepler-1649c”, apunta la NASA. “A través de las antiguas observaciones de Kepler, que la agencia jubiló en 2018. Búsquedas anteriores con un algoritmo de computadora lo identificaron de forma errónea, pero los investigadores que revisaron los datos le dieron una segunda vista y lo reconocieron como un planeta. De todos los exoplanetas que fueron encontrados por Kepler, este mundo distante, localizado a 300 años luz de la Tierra, es el más similar a la Tierra en tamaño y temperatura estimada”.

A diferencia de nuestro planeta, Kepler-1649c orbita una enana roja: un tipo de estrella relativamente fría con un tamaño mucho menor al del Sol. Este factor es el que pone en duda la posibilidad de que el exoplaneta sea un lugar habitable. De acuerdo con la NASA, aunque ninguna enana roja ha sido observada en nuestro sistema, “este tipo de estrella es conocido por estallidos estelares que podrían hacer del entorno de un planeta poco amigable para cualquier forma potencial de vida”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Es decir, aún no es seguro que este exoplaneta sea una especie de “segunda Tierra” que pueda albergar formas de vida como la nuestra. Sobre todo porque aún hay factores desconocidos que podrían influir en las condiciones climatológicas de ese lugar.

“Aún hay mucho que se desconoce sobre Kepler-1649c, incluida su atmósfera, que podría afectar la temperatura del planeta”, señala la NASA a través del Jet Propulsion Laboratory del California Institute of Technology. “Los cálculos actuales de su tamaño tienen significativos márgenes de error, como todos los valores en astronomía cuando se estudian objetos tan lejanos. Pero, con base en lo que se conoce, Kepler-1649c es especialmente intrigante para los científicos que buscan mundos con condiciones potencialmente habitables”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


Podría interesarte
Etiquetas:NASAexoplanetas
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD