La roja historia de los videojuegos soviéticos
Tecnología

La roja historia de los videojuegos soviéticos

Avatar of Rafael Vargas

Por: Rafael Vargas

24 de febrero, 2016

Tecnología La roja historia de los videojuegos soviéticos
Avatar of Rafael Vargas

Por: Rafael Vargas

24 de febrero, 2016


Generalmente cuando se habla de la Unión Soviética se piensa en un lugar gris, vigilado todo el día por la policía, adolescentes y jóvenes cantando La Internacional las 24 horas mientras servían al Ejercito Rojo y le cantaban a su Madre Patria Rusa, pero no, aunque la vida en la extinta República Socialista sí giraba entorno al Estado y el sentimiento nacionalista era extremadamente fuerte, las personas buscaban formas de entretenimiento y el Estado era quien debía proveerlas.


La llegada de la nueva tecnología

La historia de los videojuegos rusos soviéticos nació en el país euroasiático mientras Nikita Khrushchev estaba en el poder. Existen 2 teorías sobre cómo los juegos electrónicos llegaron a tierras eslavas; según cuentan fue en una visita de Khrushchev a Estados Unidos en la que el líder de la Unión quedó maravillado por los juegos arcade que lucían espectaculares detrás del aparador, inmediatamente a su regreso invitó a todos los diseñadores de juegos a Moscú, ahí los compró todos y los mandó a la fábrica del ejercito rojo (lugar de mayor tecnología en Rusia) con una orden: investigar cómo funcionaban y crear videojuegos soviéticos; la segunda anécdota -apócrifa también-se dice que Khrushchev se encontraba en una exhibición tecnológica americana realizada en el parque Sokolniki en 1959, éste emprendió un viaje al nuevo continente y trajo consigo todos los videojuegos que pudo conseguir.

En ambas historias el envío fue a las fábricas militares ya que eran los únicos lugares en la URSS que tenían el poder y los medios para comprender dicha ingeniería -antes acostumbrados a crear armas nucleares-  para crear las primeras piezas del octavo arte detrás de la cortina de acero.

Nikita Khrushchev

Nikita Khrushchev

Uno de los videojuegos rusos más populares en los 80 era Winter Hunt; el objetivo era disparar a conejos que corrían por la nieve, un tipo Duck Hunt pero invernal. La mayoría de juegos tenía esta característica, según las autoridades del Partido Comunista las máquinas debían servir como propagan de lo bello que era vivir en suelo ruso, de lo magnífico que era estar ligado al marxismo, la unidad y que la colectividad siempre llevaba a un buen resultado, por supuesto que no existía Mario, Donkey Kong o Pac-Man, tampoco las fantasías, los RPGs o criaturas mitológicas. Los títulos se basaban en disparos, en la coordinación ojo-mano y pensamiento concentrado y lógico.

videojuegos rusos

 

El objetivo del régimen era llevar hasta el arcade una nueva forma de entrenamiento, con claro mensaje político y militarista (como Call of Duty para USA) otra cosa que no poseían los juegos rusos a diferencia de los norteamericanos y asiáticos era un sistema de puntuación, la competencia era prohibida en la Unión Soviética; el único juego con sistema de competición era Gorodki , un simulador de un juego tipo boliche que incluso Tolstoi, Lenin, Stalin jugaron y hasta Putin en el presente.


La sala de arcade de San Petersburgo

En la antigua ciudad de Leningrado, el Museum of Soviet Arcade Games ofrece a sus visitantes estas viejas máquinas de arcade que por unos cuantos kopecks (centavo de la era comunista rusa) pueden retroceder en el tiempo hasta la vieja Unión Soviética; el museo ha recuperado cerca de 60 juegos, algunos de los cuales no se pueden encontrar en otra parte del planeta. En el 2012  cuatro estudiantes del colegio de San Petersburgo decidieron buscar estas reliquias por toda la ciudad y hasta hoy tienen una galería llena de objetos de la última década de la URSS, con sus arcades y hasta una máquina que expende sodas de los 80; en años recientes parece que la moda hipster ha llegado a Rusia y el amor por cosas del pasado comunista ha renacido, así como la nostalgia por aquella época.

Miles de rusos visitan el museo anualmente

videojuegosunionsovietica

videojuegos sovieticos

Máquinas en peligro de extinción

Algo que está sucediendo con las arcades rusas es que sus creadores -soldados soviéticos- quemaron o destruyeron los manuales con las que fueron creadas éstas máquinas, según afirman algunos, por tratarse de tecnología militar; es por esta razón que resulta difícil poder reparar los tesoros que estos 4 jóvenes se encargaron de traer de vuelta a la vida desde el olvido.
La mayoría de ellas se perdieron durante los años 90 en plena revolución liberal rusa, cuando la pobreza del país alcanzaba porcentajes comparados con naciones africanas o latinas; materiales como el metal, los cables y los circuitos (de lo que estaban hechas las máquinas) que escaseaban en toda Rusia, eran sacados de los arcades al ser desmateladas y vendidas por piezas.

videojuegos rusos

En la actualidad la Duma Rusa ha retomado la importancia de los videojuegos y los congresistas han declarado que les encantaría ver títulos donde los protagonistas sean héroes de la cultura rusa.

***
Te puede interesar:

10 juegos gratis para tu celular que te volverán adicto

Fiodor Dostoyevski, ¿el mejor escritor de la historia?


Referencias: